El Cardenal Braz de Aviz manifiesta su afecto a la Vida Religiosa en España

La Comisión Episcopal para la Vida Consagrada (CEVC) ha organizado durante el pasado fin de semana una Jornada sobre La Misión de la Vida Consagrada en la evangelización del mundo actualque se celebró en Salón de Actos del Seminario Conciliar de Madrid.

El sábado, día 1 de diciembre, tras los saludos del Nuncio Apostólico, monseñor Renzo Fratini, y del Obispo de Santander y Presidente de la CEVC, monseñor Vicente Jiménez Zamora, el Prefecto de la congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, el Cardenal monseñor Joao Braz de Aviz desarrolló una interesante ponencia sobre la “Comunión en la Vida Consagrada, condición para la misión”.

Al inicio de su intervención, el Cardenal Prefecto expresó su pesar por no haber podido estar presente en la Asamblea General de CONFER del pasado mes de noviembre, como hubiera sido su deseo. Señaló su interés en tener otra ocasión para participar en algún encuentro de CONFER. Posteriormente, saludó y conversó con el Presidente, el P. Elías Royón, y con la Secretaria General, Hna. Julia García, manifestándoles su afecto y cercanía a CONFER. Continuó el día con la ponencia del Arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz, quien habló sobre “La Vida Consagrada, presencia del amor de Dios en el mundo actual”.

Por la tarde, se celebró una mesa redonda sobre la misión ad gentes y una nueva ponencia sobre la “Nueva Evangelización para la transmisión de la fe cristiana. Ecos del Sínodo”, que llevó a cabo monseñor José Octavio Ruiz Arenas, Arzobispo Secretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

La Jornada concluyó con la Eucaristía que se celebró en la Catedral de Madrid, presidida por monseñor Antonio Mª Rouco Varela, Cardenal Arzobispo de Madrid.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40982 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).