La maravilla de la fe

Mons. Javier Salinas    Este Año de la fe nos ofrece un tiempo de gracia para profundizar en el conocimiento y la vivencia plena de nuestra fe. El documento Porta fidei –Puerta de la fe- será el manual que nos ayudará en esta andadura. Ampliar el conocimiento de nuestra fe nos servirá para celebrarla más intensamente y testimoniarla con fuerza. Al respecto, el Papa Benedicto nos habla de la maravilla de la fe, y nos dice: “He aquí la maravilla de la fe: Dios, en su amor, crea en nosotros —a través de la obra del Espíritu Santo— las condiciones adecuadas para que podamos reconocer su Palabra. Dios mismo, en su voluntad de manifestarse, de entrar en contacto con nosotros, de hacerse presente en nuestra historia, nos hace capaces de escucharle y de acogerle”(Catequesis 17.X.-2012).

Debemos preguntarnos si la fe es una fuerza transformadora en nuestra vida, o si es sólo un elemento que forma parte de nuestra existencia pero no nos empuja a implicarnos por completo. La maravilla de la fe es su redescubrimiento, a través dela Palabra de Dios, como una actitud fundamental del espíritu. La verdadera fe no es algo intelectual o sentimental, sino que implica toda la persona y toda su vida –forma de pensar, afectos, relaciones, profesión-. Una fe viva no se reduce exclusivamente a la intimidad, aunque es necesario ese espacio interior. Una fe viva implica la coherencia y el testimonio en el mundo, a favor del hombre, por la justicia y la verdad. El Papa nos dice que la fe “se expresa como don, se manifiesta en relaciones ricas de amor,de compasión, de atención y de servicio desinteresado hacia el otro… humaniza la vida; más aún, la hace plenamente humana”(Catequesis 7.X.2012).

En estos tiempos difíciles, con más personas en dificultades cada día –sólo hay que ver los informes de Càritas-, la fe nos impulsa a dar una respuesta de amor. No somos cristianos por estar inscritos en un registro de Bautismos. Somos cristianos porque creemos en Cristo e intentamos seguir sus enseñanzas. Y es esta fe la que nos lleva a vivir en comunión de amor con Dios y con los hermanos. En este sentido, el Papa nos recuerda que “debemos descubrir de nuevo el gusto de alimentarnos conla Palabrade Dios, transmitida fielmente porla Iglesia, y el Pan de la vida, ofrecido como sustento a todos los que son sus discípulos (cf. Jn 6, 51). En efecto, la enseñanza de Jesús resuena todavía hoy con la misma fuerza: «Trabajad no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura para la vida eterna» (Jn 6, 27)”(Porta fidei,3). La fe en Jesucristo lleva a la plenitud de vida; nos da la capacidad de descubrir en todo acontecimiento y circunstancia, y especialmente en los hermanos, su presencia salvadora; nos da fuerza para dar una respuesta a la medida de su amor. 

† Javier Salinas

Obispo de Tortosa,

y Obispo Electo de Mallorca

Mons. Javier Salinas Viñals
Acerca de Mons. Javier Salinas Viñals 48 Articles
Nace en Valencia el 23 de enero de 1948. Cursó estudios eclesiásticos en el Seminario valenciano, recibiendo la ordenación sacerdotal el 23 de junio de 1974. Es Doctor en Catequesis por la Pontificia Universidad Salesiana de Roma (1979-1982). CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal lo inició en la Parroquia de San Jaime de Moncada, de donde fue coadjutor entre 1974 y 1976. Este último año fue nombrado superior del Seminario Menor de Valencia, cargo que desempeñó hasta 1977, cuando fue nombrado consiliario diocesano del Movimiento Junior. Tras su estancia en Roma, volvió a Valencia como delegado episcopal de Catequesis, de 1982 a 1992; capellán y director espiritual en el Colegio Seminario Corpus Christi de Valencia, de 1987 a 1992; y Vicario Episcopal, de 1990 a 1992. Este último año fue nombrado obispo de Ibiza, sede de la que estuvo al frente hasta 1997, cuando fue promovido a la diócesis de Tortosa. El 16 de noviembre de 2012 fue nombrado obispo de Mallorca. El 8 de septiembre de 2016 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE preside la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar desde el año 2014, tras ser reelegido para un segundo trienio el 15 de marzo de 2017. Desde el año 1999 hasta 2014 presidió la Subcomisión Episcopal de Catequesis. El 23 de octubre de 2012 la Santa Sede le nombró miembro del Consejo Internacional para la Catequesis (COINCAT), organismo consultivo vinculado a la Congregación para el Clero.