La Iglesia contribuye a crear una sociedad mejor

Mons. Javier Salinas    “La Iglesia no tiene la misión de cambiar el mundo. Pero si lleva a cabo su misión, el mundo cambia” (C.F.Weizsäcker). Una afirmación que señala que la misión dela Iglesiano está vinculada a nuestros proyectos, no es una obra nuestra, sino que viene de Cristo. Y es precisamente cuando somos fieles a su propuesta cuando se produce un fruto sobreabundante: contribuye a crear una sociedad mejor. Esta es la realidad, desde el testimonio de los santos, con las obras apostólicas y sociales que han impulsado, hasta el más humilde cristiano que en la familia o en su tarea concreta se deja inspirar por el Evangelio. Vivir o no la fe no es indiferente, tiene sus consecuencias en la vida.

Este domingo celebramos, como ya es tradicional, el día dela Iglesiadiocesana, la jornada de Germanor. Una invitación anual a vivir con gozo nuestra pertenencia ala Iglesiaque camina en este territorio, con su historia, costumbres, dificultades… Este pertenecer ala Iglesia, como recordaba el Papa Benedicto XVI a los jóvenes, implica reconocer que no somos autosuficientes, y que la experiencia de la fe nace en una comunidad y lleva a ella: “Tener fe es apoyarse en la fe de tus hermanos, y que tu fe sirva igualmente de apoyo para la de otros. Os pido, queridos amigos, que améis ala Iglesia, que os ha engendrado en la fe, que os ha ayudado a conocer mejor a Cristo, que os ha hecho descubrir la belleza de su amor. Para el crecimiento de vuestra amistad con Cristo es fundamental reconocer la importancia de vuestra gozosa inserción en las parroquias, comunidades y movimientos, así como la participación enla Eucaristíade cada domingo, la recepción frecuente del sacramento del perdón, y el cultivo de la oración y meditación dela Palabrade Dios”(Madrid, JMJ 2011).

Hace años que oímos a menudo “soy cristiano pero no practico”; o que participar enla Misadel domingo no es tan necesario, pues basta simplemente con llevar la fe en el corazón y manifestarla en obras de solidaridad. Ciertamente esto es muy importante, pero no podemos ser cristianos sin el encuentro con Cristo, y éste se ofrece de forma particular en la comunidad eclesial, al escuchar su Palabra y acoger su presencia en los Sacramentos. Quien no vive así la fe termina por reducirla a un comportamiento moral genérico, sin vigor propio. Entonces, no tiene nada que ofrecer que pueda llenarle, y surgen múltiples preguntas que llevan a alejarse de Dios y del camino de vida que Él ofrece.

En este día de Germanor, crezcamos en la experiencia comunitaria de la fe unidos a tantos hombres y mujeres que, como nosotros, se dejan iluminar por el Evangelio. Juntos realizaremos aquellas pequeñas o grandes obras que mejoran nuestro mundo.

 † Javier Salinas Viñals

Obispo de Tortosa

Mons. Javier Salinas Viñals
Acerca de Mons. Javier Salinas Viñals 48 Articles
Nace en Valencia el 23 de enero de 1948. Cursó estudios eclesiásticos en el Seminario valenciano, recibiendo la ordenación sacerdotal el 23 de junio de 1974. Es Doctor en Catequesis por la Pontificia Universidad Salesiana de Roma (1979-1982). CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal lo inició en la Parroquia de San Jaime de Moncada, de donde fue coadjutor entre 1974 y 1976. Este último año fue nombrado superior del Seminario Menor de Valencia, cargo que desempeñó hasta 1977, cuando fue nombrado consiliario diocesano del Movimiento Junior. Tras su estancia en Roma, volvió a Valencia como delegado episcopal de Catequesis, de 1982 a 1992; capellán y director espiritual en el Colegio Seminario Corpus Christi de Valencia, de 1987 a 1992; y Vicario Episcopal, de 1990 a 1992. Este último año fue nombrado obispo de Ibiza, sede de la que estuvo al frente hasta 1997, cuando fue promovido a la diócesis de Tortosa. El 16 de noviembre de 2012 fue nombrado obispo de Mallorca. El 8 de septiembre de 2016 se hacía público su nombramiento como obispo auxiliar de Valencia. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE preside la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar desde el año 2014, tras ser reelegido para un segundo trienio el 15 de marzo de 2017. Desde el año 1999 hasta 2014 presidió la Subcomisión Episcopal de Catequesis. El 23 de octubre de 2012 la Santa Sede le nombró miembro del Consejo Internacional para la Catequesis (COINCAT), organismo consultivo vinculado a la Congregación para el Clero.