¿Cómo puedes ayudar a tu parroquia?

Cuando hablamos de “ayudar a la parroquia”, y más en el Día de la Iglesia Diocesana, que se celebra este domingo 18 de noviembre con el lema “La Iglesia contribuye a crear una sociedad mejor. Ayuda a tu parroquia, ganamos todos”, podemos pensar solo en la ayuda económica.

Pero es importante recordar que hay más formas.

¿Hemos pensado en hacernos voluntarios de la parroquia? Catequistas, animadores de jóvenes o ayudar en el mantenimiento del templo son esenciales para el funcionamiento.

Además, ¿por qué no hablar de las actividades de la parroquia? La mejor forma de llegar a todos, y de comunicar la fe, es transmitirla boca a boca, en nuestro trabajo, con nuestros amigos. De esta forma, esa parroquia que a muchos les puede parecer lejana, distanciada, se presentará como lo que es: una realidad cercana y que dinamiza toda la actividad social y cultural de nuestros pueblos.

Quizá no haya tiempo, es posible que no haya ánimo e, incluso, que sintamos algo de vergüenza a la hora de acercarnos al sacerdote y ofrecer nuestro trabajo, pero todos somos necesarios en la parroquia.

¿Qué hay del bien espiritual? Podemos pensar que el mensaje de Jesús es necesario para nosotros, que no sabríamos vivir sin su Él pero ¿por qué a veces no nos parece esencial para el prójimo? Él necesita de Jesús, tiene que conocerlo. Es nuestra labor como cristianos, llevar el mensaje al otro para que ame, para que lo conozca, para que sea feliz.

Por otro lado, simplemente educando a nuestros hijos, llevándolos a la Eucaristía y explicándoles lo que allí acontece es “ayudar a la parroquia”, hacer más Iglesia. La parroquia nos acompaña en los momentos más importantes de nuestra vida, en la mayoría de las ocasiones en los instantes más felices, pero también en los que necesitamos apoyo, en los momentos tristes, Nos acompaña desde el nacimiento hasta la muerte y nos hace mejores, más felices, es nuestra casa, el lugar de los encuentros vitales, aquellos que nos construyen. ¿No queremos que eso también lo viva el prójimo? Digámoslo.

Y además, ¡cómo no!, la parroquia necesita continuar con su labor, y para ello es necesario que todos nosotros, responsables de su mantenimiento, la sintamos como nuestra también en sus gastos. Desde Cáritas a las diversas actividades pastorales, pasando por los gastos corrientes que hay en cualquier vivienda, la parroquia nos necesita.

Porque nos necesitan las personas, porque todos necesitamos a Dios. ¡Colabora! Ganamos todos.

(www.diocesispalencia.org)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41087 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).