Al servicio de nuestro pueblo

Mons. Àngel Saiz Meneses      El título de este escrito es el mismo que el del documento colectivo de los obispos catalanes publicado el 21 de enero de 2011 que lleva este título: Al servicio de nuestro pueblo”. Pienso que en la actualidad es especialmente necesario este servicio dela Iglesiaa nuestro pueblo a causa de la crisis económica tan grave que estamos sufriendo. He recordado este título también con ocasión dela Jornadade Germanor, que lleva también el nombre de “Día dela Iglesiadiocesana” que celebramos este domingo y que  este año tiene como lema: “La Iglesiacontribuye a crear una sociedad mejor”.

Debemos valorar y agradecer cuanto  estamos haciendo desde las comunidades parroquiales y desde las instituciones solidarias, sean civiles, sean religiosas, especialmente desde Caritas al servicio de los afectados por esta crisis. Como decíamos en el documento que he citado:”pedimos que se mantenga y crezca este trabajo caritativo, con nuevas iniciativas que promuevan la solidaridad y la justicia, i a su vez incentiven las actividades empresariales responsables con el fin de mantener y ampliar los lugares de trabajo. Todos hemos  de continuar en el camino del servicio y la entrega generosa hacia quienes más lo necesitan” (Al servicio de nuestro pueblo, n.4,f).

Estamos celebrando los 50 años del inicio del Concilio Vaticano II. Uno de los documentos más significativos de este Concilio, en las relaciones entre la Iglesiay la sociedad, es precisamente la constitución sobre la Iglesiaen el mundo contemporáneo, conocida y citada por las dos palabras iniciales del texto: Gaudium et Spes Dicho documento empieza con estas palabras que han llegado a ser como un manifiesto del espíritu del gran concilio ecuménico del siglo XX: “El gozo y la esperanza, la tristeza y la angustia de los hombres contemporáneos, sobretodo de los pobres y de cuantos sufren, son también el gozo y la esperanza, la tristeza y la angustia de los discípulos de Cristo, y no hay nada verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón” (GS 1).

El Concilio Vaticano II nos invitó a llegar a ser una Iglesia profundamente solidaria con el mundo. Una Iglesia solidaria y servidora de las sociedades en las que se halla presente. El mismo documento dice también que “la Iglesiapercibe con agradecimiento que, tanto en su comunidad como en cada uno de sus fieles, recibe diversas ayudas por parte de hombres de toda clase y condición. Porque cuantos promueven la comunidad humana en el orden de la familia, de la cultura, de la vida económica y social, así como de la vida política, nacional o internacional, también aportan  una gran ayuda, según el designio de Dios, a la comunidad eclesial, en tanto ésta depende de factores externos” (GS 44).

Es justo, pues, quela Iglesiadevuelva lo que recibe de la sociedad en un servicio a ésta. Pienso poder decir que nuestra Iglesia diocesana de Terrassa lo hace con gran esfuerzo y con generosidad. Quiero destacar sobretodo el trabajo de las instituciones solidarias de la diócesis  y el esfuerzo extraordinario que están haciendo en estos momentos de crisis económica, sobretodo el trabajo dela Caritasdiocesana y de las Caritas parroquiales.

Por este motivo, este domingo, se lleva a cabo una colecta en todos los templos para pedir la ayuda de los católicos a fin de que las actividades pastorales y sociales dela Iglesiapuedan disponer de los medios necesarios –también de los medios económicos- y no se queden inactivas y colapsadas. Así pues, pedimos la ayuda de todos los hijos e hijas dela Iglesiay de todas las personas que valoren el servicio que ella hace a nuestra sociedad, especialmente en este tiempo de  de crisis. 

+ Josep Àngel Saiz Meneses

 Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 376 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.