Gestionar la propia vida

Mons. Joan Piris     Acabamos de celebrar el día de Todos los Santos en el que la comunidad cristiana celebra a todos aquellos constructores de bondad que, habiendo seguido el camino de Jesús, (sabiéndolo o no) ahora son asociados a su gloria cerca de Dios Padre: «una multitud tan grande que nadie la podría contar… de toda nación, de todas las razas y de todos los pueblos y lenguas» (según el Apocalipsis).

Todos tenemos que vivir tomando decisiones que van conformando nuestra propia vida. Las personas tenemos esa capacidad pero es preocupante comprobar la cantidad de comportamientos que son fruto de influencias externas o dependencias más o menos conscientes: impulsos, emociones, publicidad, moda, mcs.

Si uno no sabe quién es y para qué vive, nunca acertará a dirigir su vida de manera libre y consciente. Esto hace que ante circunstancias como las que vivimos en los últimos tiempos, la emotividad sustituya demasiadas veces la razón.

Pero sin cuidar «nuestro interior» y la capacidad de comprenderse a sí mismo, es imposible gestionar la propia vida de manera consciente y responsable según una verdadera jerarquía de valores.

Hay circunstancias personales o eventos sociales que se aprovechan muchas veces para descargar tensiones acumuladas, pero quizás habría que reflexionar sobre ciertas actitudes porque huir es una manera de fracasar en la vida.

Siempre es mejor adoptar una postura madura y hacer frente a las cosas procurando discernir los hechos de manera objetiva. Hay experiencias que debemos afrontar críticamente y realidades que debemos observar a fondo para poder sacar conclusiones.

Conozco personas que viven prisioneras del pasado y pierden un tiempo precioso hurgando en las heridas (y/o incluso consolándose recordando momentos felices). Y conozco otras que se afanan tejiendo sueños de futuro o hiperpreocupadas por el mañana. ¿No corren el riesgo de perder el presente, que es el único tiempo realmente a nuestra disposición para ir construyendo el futuro responsablemente? No hay futuro sin presente.

Pero la pregunta es: ¿Hacia dónde me dirijo yo en la vida y qué debo hacer para contribuir a orientar adecuadamente las cosas?

Y para responderla en condiciones deberíamos añadir: ¿Qué o a quién ponemos en el centro de nuestras vidas? ¿Bastará ir tirando a base de espontaneidad e improvisación, sin intentar hacer preguntas radicales sobre el sentido y el fundamento último de la vida humana, personal y social?

Jesús y su evangelio han sido para muchos, y todavía lo son, el referente definitivo para construir una nueva humanidad. ¿Por qué no acogerlo a fondo?

Recibid el saludo de vuestro hermano obispo,

+ Joan Piris Frígola

 Obispo de Lleida

Mons. Joan Piris
Acerca de Mons. Joan Piris 198 Articles
Mons. D. Joan Piris Frígola nació el 28 de septiembre de 1939 en Cullera (Valencia). Fue ordenado sacerdote en Moncada el 21 de octubre de 1963. Desde 1964 a 1968 realizó los estudios de Licenciatura en Pedagogía en Roma y la Diplomatura en Catequética en el Pontificio Ateneo Salesiano de Roma. En 1971 obtuvo la Licenciatura en Pedagogía por la Universidad Civil de Valencia. En 1968 fue nombrado Vicario y de 1969 a 1974 párroco de San Fernando Rey de Valencia. Fue miembro del Grupo Promotor en España del Movimiento por un Mundo Mejor, de 1974 a 1979, fecha en la que ejerció como Director del Secretariado Diocesano y luego Delegado Episcopal de Pastoral Familiar en Valencia, hasta 1984. Este cargo lo compaginó con la dirección del Secretariado de la Subcomisión de Familia de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, en Madrid, de 1981 a 1984. CARGOS PASTORALES Ha sido párroco de diferentes parroquias de Valencia y Miembro del Consejo de Presbiterio de Valencia en 1984 y Párroco Consultor un año más tarde. Ha sido Vicario Episcopal de las demarcaciones de La Ribera, Valencia-Nordeste, Lliria-Via Madrid y Valencia-Nordeste. El 1 de marzo de 2001 fue elegido Obispo de Menorca y recibió la Ordenación Episcopal el 28 de abril de ese mismo año. El 16 de julio de 2008 fue nombrado por el Papa Benedicto XVI Obispo de Lleida y tomó posesión de la diócesis el 21 de septiembre de 2008. El 28 de julio de 2015 el Papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la diócesis OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral (2001-2005) y desde 2005 es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, de la que fue Presidente de 2009 a 2014.