"Sintoniza con Jesús"

Mons. Alfonso Milián    Queridos jóvenes:

Con esta carta, que os escribo sobre todo a vosotros, quiero convocaros al Encuentro de los Jóvenes con el Obispo, que celebramos todos los años. Yo siempre vuelvo muy contento de este encuentro y veo que también vosotros y vuestros catequistas y sacerdotes regresáis satisfechos. Espero, pues, con ilusión el nuevo encuentro que tendremos, Dios mediante, el próximo sábado, 10 de noviembre, en la Ermita de la Virgen de la Alegría, de Monzón.

Nuestra Madre, la Virgen, nos espera a todos, especialmente a los jóvenes.

¿Por qué especialmente a vosotros, los jóvenes? Porque, aunque una madre quiere a todos sus hijos, mira con mayor cariño a los que más necesitáis de sus cuidados, de sus mimos y aliento, para caminar en esta difícil y apasionante etapa de la vida que es la juventud. Es una etapa hoy particularmente difícil, porque toda la sociedad atraviesa una situación crítica. Faltan muchas cosas, sobre todo, trabajo; pero también faltan los valores que dan paz, esperanza y alegría al corazón humano, esos valores que tanto necesitáis los jóvenes.

En el encuentro de este año queremos acompañaros a  buscar la fuente donde
mana la felicidad plena: Jesús. Precisamente, el eslogan es: «Sintoniza con Jesús». Es fácil que muchas veces encontréis interferencias para lograr una buena sintonía con Él; se cruzan muchas ondas que distorsionan su mensaje: mensajes contra la religión y la Iglesia, mensajes que exaltan el egoísmo y el ponerse por encima de los demás, mensajes que incitan a consumir y a buscar el placer por encima de todo…

Además, la crisis económica que sufrimos hace que veáis negro vuestro futuro.

Pero esta crisis, tal como nos ha dicho el papa Benedicto XVI, nace de «una profunda crisis de tipo espiritual y moral que ha dejado al hombre vacío de valores y desprotegido frente a la ambición y al egoísmo de ciertos poderes que no tienen en cuenta el bien auténtico de las personas y las familias. No se puede seguir por más tiempo en la misma dirección cultural y moral que ha causado la dolorosa situación que tantos sufren. El progreso verdadero tiene necesidad de una ética que coloque en el centro a la persona humana y tenga en cuenta sus exigencias más auténtica, de modo especial su dimensión
espiritual y religiosa».

En el encuentro del próximo sábado queremos ayudaros a descubrir por dónde anda la verdadera felicidad. Sólo podemos encontrarla en Jesús, que no ambicionó el poder sino que buscó servir a todos, sobre todo a los pobres, como expresó lavando los pies a sus discípulos y dando su vida en la cruz por nosotros. Los que creyeron en él así lo entendieron, así lo practicaron y así nos lo han anunciado: «Hay más alegría en dar que en recibir». Es lo que os enseñan vuestros sacerdotes y catequistas. Les doy las gracias por acompañaros y transmitiros el gran don de la fe y los valores que realmente
hacen felices a las personas. 

A todos os espero. Todos estáis invitados.

Hasta el próximo sábado en la Virgen de la Alegría.

+ Alfonso Milián Sorribas
Obispo de Barbastro-Monzón

Mons. Alfonso Milián Sorribas
Acerca de Mons. Alfonso Milián Sorribas 101 Articles
Mons. Alfonso Milián Sorribas nació el 5 de enero de 1939 en La Cuba, provincia de Teruel y diócesis de Teruel y Albarracín. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza y fue Ordenado sacerdote el 25 de marzo de 1962. En 1992 obtuvo la Licenciatura en Teología Catequética por la Facultad de Teología ‘San Dámaso’ de Madrid, con la tesina «La iniciación a la dimensión contemplativa del catequista por medio de la oración de Jesús». La segunda parte de la misma fue publicada en 1993, en la revista ‘Jesus Cáritas’ con el título «La invocación del nombre de Jesús, camino de encuentro con el Padre». Además del español, conoce el francés. Después de su ordenación, ha desempeñado los siguientes cargos: - 1962–1969:Párroco de Azaila (Teruel); - 1962–1967:Coadjutor de la Parroquia de La Puebla de Hijar (Zaragoza); - 1967–1969:Encargado de las Parroquias de Vinaceite (Teruel) y Almochuel (Zaragoza); - 1969–1983:Párroco de ‘San Pío X’ en Zaragoza; - 1970–1976:Delegado de Cáritas de Arrabal (Zaragoza); - 1978–1990:Miembro del Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Zaragoza; - 1980–1981:Consiliario del Movimiento ‘Junior’; - 1982–1990:Vicario Episcopal de la Vicaría IV de la Archidiócesis de Zaragoza; - 1992–1996:Delegado Diocesano de Apostolado seglar y Consiliario Diocesano del Movimiento ‘Junior’; - 1992–1998:Delegado Diocesano de Pastoral Vocacional; - 1996–2004:Vicairo Episcopal de la Vicaría II; - 1998–2004:Consiliario de ‘Manos Unidas’; - Nombrado Obispo Auxiliar de Zaragoza el 9 de noviembre de 2000 y elegido para la sede titular de Diana, recibió la ordenación Episcopal el 3 de diciembre de 2000. - El 11 de noviembre de 2004, el Nuncio Apostólico en España comunicó al Administrador Diocesano el nombramiento de Don Alfonso Milián para la sede barbastrense-montisonense, de la que tomó posesión el 19 de diciembre de 2004 en la catedral de Barbastro. - En la Conferencia Episcopal es miembro de la Comisión Episcopal de Asuntos Sociales y Obispo Delegado para Cáritas Española.