Los dos nuevos sacerdotes de la diócesis de Santander avisan a los jóvenes que "con el sacerdocio se es también feliz"

El Obispo de Santander, monseñor Vicente Jiménez, ordenaba como sacerdotes, este último domingo de octubre, a los seminaristas, José Miguel Agudo Mancheño, de 29 años y a Javier Moreno Calderón, de 42, durante una misa que se inició, a las cinco de la tarde, en la Catedral. Ambos han permanecido durante estos días previos a su ordenación, de retiro en el monasterio cisterciense de Viaceli, de Cóbreces.

El primero de los jóvenes que se ha consagrado este domingo día 28 es José Miguel Agudo Mancheño, que nació en Parbayón (Piélagos), en cuya parroquia de San Lorenzo, cantará su primera misa el próximo sábado 3 de noviembre, a las 12:30 de la mañana.

El nuevo presbítero cursó sus estudios de la ESO en el colegio de Torreánaz (Medio Cudeyo) que dirigen las religiosas de las Hijas del Sagrado Corazón. Después de terminar su etapa de formación, comenzó a trabajar durante 8 años en el sector de la construcción, “y fue durante este tiempo en el que me di cuenta, claramente, de la llamada del Señor; vocación que se consolidó mediante una conversión”, explica.

En su maduración y formación ha recibido “mucho apoyo” de su familia, sobre todo “de mis padres”, por lo que este domingo acudirán muchos parientes y amigos que tiene en Parbayón, Renedo, Carandía y de otras localidades del valle de Piélagos. Igualmente, se hallarán familiares procedentes de la localidad de Espera (Cádiz), incluso de Toledo y de Madrid.

En la misa de su consagración también estarán presentes feligreses de las parroquias de Ontaneda, Luena, y Toranzo, donde estos dos últimos años José Miguel ha estado completando su formación pastoral en contacto con los sacerdotes que atienden esas iglesias, “a los que estoy muy agradecido por toda la experiencia que he adquirido con ellos y por el cariño mostrado por los fieles de aquellas parroquias”, destacó.

En las horas previas a su ordenación, ha manifestado sentir “una mezcla de sentimientos; de alegría y de júbilo” y a la vez que tranquilo y con “gratitud a Dios por esta vocación que es un auténtico regalo del Señor”, apostilló.

José Miguel Agudo deseó “animar a otros jóvenes que también puedan estar sintiendo la vocación, a que se animen sin miedos a seguir la llamada de Dios porque se puede ser también feliz”, y consideró que entre las características del perfil pastoral de un sacerdote en “los actuales tiempos” debe figurar la “oración abundante y una vida de piedad porque el ambiente es muy secularizado”.

Javier Moreno Calderón

El segundo seminarista que recibía el sacramento del orden sacerdotal del Obispo monseñor Jiménez Zamora, es Javier Moreno Calderón, que nació en Valladolid.

Cantará su primera misa solemne el domingo 4 de noviembre, a las seis de la tarde, en la iglesia de Santa María de Castro Urdiales porque su vocación maduró cuando estuvo en contacto con los sacerdotes, José María Salazar y Juan Carlos Fernández, que se hallaban en las parroquias de Castro y de Guriezo.

Javier Moreno, tras licenciarse en Filosofía y Letras, permaneció 16 años impartiendo clases en varios centros de enseñanza, etapa en la que llegó a Cantabria, donde madura su vocación y es cuando decide entrar en el Seminario Diocesano de Corbán.

Durante los últimos años, ha estado ayudando pastoralmente al grupo de sacerdotes que atienden el Valle de Mena, porción de la Diócesis de Santander, aunque geográficamente pertenece a la provincia de Burgos.

Por ello, tras cantar su primera misa, celebrará otra Eucaristía en Mena para acompañar a los feligreses con los que ha mantenido “un grato contacto” durante el tiempo de formación pastoral en esas parroquias.

En estos momentos previos a su ordenación, Javier Moreno, ha querido dirigirse a los chicos y chicas jóvenes para decirles que, “si sienten una vocación religiosa, abran su corazón a Cristo”. Por ello, añadió que al igual que dedican momentos a sus amigos o espacios para comunicarse con ellos en “Facebook”, “dejen a Jesús también un hueco como si fuera un amigo más, porque Cristo nunca busca imponerse y puede caminar a nuestro lado y hacer muchas maravillas en nuestras vidas”, apostilló.

Valorar el Seminario

Por otro lado, con motivo de estas dos ordenaciones al orden sacerdotal, el Obispo de Santander, monseñor Vicente Jiménez, ha pedido a “todos los diocesanos que valoren y amen al Seminario de Monte Corbán como algo nuestro, porque el Seminario es el corazón de la Diócesis”, apostilló.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44542 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).