Enviados a proponer el Evangelio

 Mons. Lluís Martínez Sistach    Se cierra hoy en el Sínodo de los obispos que ha estudiado el tema ”La nueva evangelización para la transmisión de lafe cristiana”. Los obispos que hemos tenido el honor de participar en esta asamblea retornamos ahora a nuestras diócesis. El Sínodo, en profunda sintonía con el Papa, ha formulado unas propuestas que, entregadas al Santo Padre, serán el tema de un documento suyo a toda la Iglesia en forma de una exhortación apostólica. Así ha sucedido con las asambleas de esta institución, como las dedicadas a la Eucaristía y a la Palabra de Dios.

Cada día estoy más convencido de que nuestra primera misión en este tiempo de la historia de los hombres es proponer el Evangelio de la vida y de la salvación que Dios anuncia y realiza enviando a su Hijo único. Él ha venido para que tengamos vida sobreabundante y nos envía para que los hombres y las mujeres tengan esta vida y el mundo sea salvado.

Hemos de ser muy conscientes de que la propuesta del Evangelio ha ser sobre todo el anuncio de la persona de Jesucristo. En su primera encíclica, Dios es amor, Benedicto XVI nos dice que el fundamento de la vida cristiana es “el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con esto, una orientación decisiva”. Ciertamente, como decía el gran teólogo John Henry Newman, beatificado por Benedicto XVI, “la fe no es alguna cosa. Lafe es Alguien. Y la fe no es cualquier alguien. Lafe es Jesucristo”.

Pensando en nuestra estimada archidiócesis de Barcelona, durante el Sínodo he recordado el gran número de cristianos que se esfuerzan por vivir la fe y dar testimonio de Jesucristo y del Evangelio en la discreción y la confianza, a través de todas las situaciones de su existencia.

Y he pensado también en todos aquellos numerosos creyentes de otras religiones, con los cuales estamos llamados a vivir y a convivir en nuestra sociedad cada vez más plural y globalizada. Más aún, he tenido presentes en la plegaria, en el espíritu y en el corazón a quienes están alejados o privados de toda fe.

Nuestra comunidad diocesana ha sentido muy vivamente, en estos últimos años, este imperativo evangelizador. Una pastoral misionera ha inspirado los diversos planes que hemos preparado y aplicado entre todos. No nos desanimemos ante las dificultades. La victoria que ha vencido al mundo es la resurrección de Jesucristo.

Juan Pablo II, desde el primer momento de su pontificado, nos hizo una invitación, todavía hoy muy actual y necesaria: “No tengáis miedo”. Recordad que son también las palabras dirigidas por Jesús resucitado a sus apóstoles. Palabras que hoy nos dirige también a nosotros.

El pasado domingo celebrábamosla Jornada Misionera Mundial, el Domund. En el mensaje hecho público para esta ocasión, Benedicto XVI nos dice unas palabras que nos pueden animar mucho en estos momentos. Son éstas: “Hemos de revivir el mismo fervor apostólico de las primeras comunidades cristianas, que, pequeñas e indefensas, fueron capaces de difundir el Evangelio en todo el mundo entonces conocido mediante su anuncio y su testimonio”.

El Espíritu Santo acompañará nuestros esfuerzos evangelizadores en este Año de la Fe que acabamos de comenzar y no nos faltará la voluntad de construir unas comunidades eclesiales que sean cada día más evangelizadas en su interior y más evangelizadoras ante el mundo de hoy para transmitir la fe cristiana. 

+ Lluís Martínez Sistach

Cardenal arzobispo de Barcelona

Mons. Lluís Martínez Sistach
Acerca de Mons. Lluís Martínez Sistach 187 Articles
El Cardenal Martínez Sistach nace en Barcelona el 29 del abril de 1937. Cursó los Estudios Eclesiásticos en el Seminario Mayor de Barcelona entre los años 1954 y 1961. Fue ordenado sacerdote el 17 de septiembre de 1961 en Cornellá de Llobregat. Entre 1962 y 1967 cursó estudios jurídicos en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, doctorándose en Derecho Canónico y Civil. Terminados sus estudios jurídicos en Roma, fue nombrado Notario del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, cargó que ocupo desde 1967 a 1972. Desde ese mismo año y hasta 1979, fue Vicario Judicial Adjunto del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, y de 1975 a 1987, Profesor de Derecho Canónico de la Facultad de Teología de Cataluña, en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona y en el Instituto de los PP. Salesianos de Barcelona. De 1979 y 1987 fue Vicario General de la archidiócesis de Barcelona. En 1983 fue elegido Presidente de la Asociación Española de Canonistas. CARGOS PASTORALES Fue nombrado Obispo auxiliar de Barcelona el 6 de noviembre de 1987. Recibió la ordenación episcopal el 27 de diciembre de ese mismo año. Fue nombrado Obispo de Tortosa el 17 de mayo de 1991. El 20 de febrero de 1997 fue promovido a Arzobispo Metropolitano de Tarragona y el 15 de junio de 2004 a Arzobispo Metropolitano de Barcelona. El 6 de noviembre de 2015 el papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la archidiócesis de Barcelona, siendo administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor, el 26 de diciembre del mismo año. Es Gran Canciller de la Facultad de Teología de Catalunya y de la Facultad de Filosofía de Catalunya, y Presidente de la Fundación “Escola Cristiana de Catalunya”. Creado Cardenal en el Consistorio de noviembre de 2007. En la Curia Romana es miembro, desde mayo de 2008, del Pontificio Consejo para los Laicos, del que ya era consultor desde 1996; del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos de la Iglesia, desde 2002, y desde julio de 2006, es también miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, cargo para el que fue ratificado en mayo de 2008. Desde junio de 2010 es miembro de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede. El 9 de abril de 2013 la Generalitat de Cataluña le otorgó la Medalla de Oro. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos, de la que ya fue miembro desde 1987 al 2005 y Presidente de 1990 al 2002. Formó parte del Comité Ejecutivo de 2005 al 2011, año que fue elegido Presidente de la Comisión de Liturgia para el trienio 2011-2014. Desde este último y hasta diciembre de 2015, era miembro de la Comisión Permanente.