Una Iglesia evangelizada y evangelizadora

Mons. Àngel Saiz Meneses     Concluye hoy sus trabajos el Sínodo de los Obispos dedicado a estudiar el problema de la evangelización del mundo de hoy. Su tema ha sido precisamente este. “la nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”. Quizá alguien se pregunte: ¿Qué queda de este trabajo de tres semanas de dos centenares de obispos y expertos de todo el mundo? Existe hoy una cierta desconfianza sobre los resultados prácticos de los foros de reflexión, tanto en el orden secular como en el religioso.

No podemos dejarnos llevar por el escepticismo en este sentido. Sería como desconfiar de la sinceridad del Papa y de quienes le han ayudado a encontrar los mejores caminos para proponer al mundo de hoy la Buena Noticia de Jesucristo.

En realidad el Sínodo no es un compromiso sólo del Papa y de los obispos que han participado en la asamblea. Es una tarea para toda la Iglesia. Los padres sinodales formulan sus propuestas finales y las elevan al Papa. En el último Sínodo, el mismo Papa pidió que se publicaran, para el conocimiento de todos. Después, él prepara un documento dirigido a toda la Iglesia católica, en el cual –con un gran rigor como teólogo que es y con también con un gran sentido pastoral- propone a toda la Iglesia las orientaciones doctrinales y prácticas emanadas por la asamblea sinodal. Así ha sucedido, para citar sólo las últimas, con las exhortaciones apostólicas dedicadas al Sínodo sobre la Eucaristía y al Sínodo sobre la Palabra de Dios en la vida de la Iglesia.

Estemos atentos, pues, a lo que el Santo Padre nos diga. Y deseo que los cristianos más conscientes busquen la manera de estar bien informados de éste como de tantos otros aspectos de la vida cristiana en el mundo de hoy.

Mientras tanto, tengamos “la mirada fija en Jesucristo”, como nos aconseja el Papa en este Año dela Fe, que hemos comenzado. Él nos recuerda de muchas maneras y en distintas ocasiones, lo que escribió en su primera encíclica, es decir, que el fundamento de la fe cristiana es “el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con esto, una orientación decisiva”. El gran teólogo John-Henry Newman, beatificado por Benedicto XVI, el Papa teólogo, y cuya doctrina iluminó las decisiones del Concilio Vaticano II, especialmente en la constitución sobrela Divina Revelación, lo dejó escrito de una manera muy clara y bella: “La fe no es alguna cosa. La fe es Alguien. La fe no es cualquier alguien. La fe es Jesucristo”.

Una Iglesia más fiel a Jesucristo será una Iglesia más evangelizada y, por lo mismo, más evangelizadora. Como se lee en el libro de los Hechos de los Apóstoles, la vida que podríamos llamar interna de la Iglesia – la plegaria, la escucha de la Palabra de Dios, la enseñanza de los apóstoles y de su sucesores, la eucaristía y la acción caritativa- están destinados a transformarse en un testimonio que llame a los hombres y mujeres a disponerse a acoger el don de Dios que es siempre la fe. 

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa.

 

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 383 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.