Recuerdo en el ángelus, a las graves inundaciones en Lourdes

Benedicto XVI se dirigía hoy, tras la misa celebrada en la Plaza de San Pedro para la canonización de siete nuevos beatos, a los fieles venidos de diversos países para rezar y aplaudir por los nuevos santos proclamados.

En mente tenía los recientes sucesos acontecidos en Lourdes, y antes de rezar el Ángelus, aprovechando el DOMUND que se celebra en toda la Iglesia, hablaba así a los presentes: : “Antes de concluir esta celebración, nos dirigimos a aquella que es la Reina de todos los santos, la Virgen María, con un pensamiento hacia Lourdes, que fue golpeada por las graves inundaciones del Gave, inundando también la Gruta de las Apariciones de Nuestra Señora.”. El Papa encomendaba también a la Virgen a los misioneros, tanto sacerdotes como religiosos y laicos, que por el mundo proclaman la palabra del Evangelio. Y añadía: “Oramos también por el Sínodo de los Obispos, que en las últimas semanas se viene confrontando con el reto de la nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”.

Después de la eucaristía, durante el Angelus, como viene siendo habitual, saludó a los fieles en varios idiomas y tuvo unas palabras especialmente para los hispanohablantes, saludando a los peregrinos en lengua Española. Mencionó primordialmente a la Delegación Oficial de España, presidida por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, así como a los pastores y devotos que se habían trasladado hasta allí para la canonización de la madre Carmen Sallés y Barangueras. Sobre ella decía lo siguiente: “Desde el cielo, ella sigue exhortando a todos, pero especialmente a sus hijas, las Religiosas Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza, a acoger y meditar fielmente en su corazón la palabra de Dios, llevándola a la práctica con espíritu de servicio, confianza y humildad, a ejemplo de la Inmaculada Virgen María.”

Por último concluía pidiendo ayuda a la nueva Santa para que cada vez sean más los que anuncien y den valiente testimonio del Evangelio de Jesucristo, muy especialmente entre los jóvenes.

Carmen Sallés y Barangueras

Religiosa nacida en Vic en 1848 y fallecida en 1911. Fundó la Congregación de Religiosas Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza. Recibió una sólida formación cristiana, cuya nota característica fue un amor filial a la Virgen María.

Gastó su vida al servicio de la educación de niños y jóvenes.

Empleó todas sus energías en fundar hasta 13 «Casas de María Inmaculada», como gustaba llamar a sus Comunidades y Colegios. Estas fueron: Burgos, Segovia, El Escorial, Madrid, Pozoblanco, Almadén, Valdepeñas, Manzanares, Santa Cruz de Mudela, Murchante, Barajas de Melo, Arroyo del Puerco (hoy de la Luz), Santa Cruz de la Zarza).

“Mientras haya jóvenes que educar y valores que transmitir, las dificultades no cuentan”, decía. Madre Carmen continúa hoy su trabajo en la Iglesia por medio de las Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44542 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).