Próximo Congreso Nacional de Pastoral Juvenil en Valencia

Mons. Manuel Ureña     El primer Congreso Nacional de Pastoral Juvenil en España va a tener lugar en Valencia, del 1 al 4 de noviembre de este año, organizado por nuestra Conferencia Episcopal con el lema “También vosotros daréis testimonio” (Jn 15, 27). Su convocatoria y preparación son consecuencia de varios años de trabajo y de los dos últimos planes pastorales de la Conferencia Episcopal.

El primer objetivo del Congreso es descubrir nuevos caminos para evangelizar a los jóvenes y para que éstos sean a su vez testigos del Evangelio en el mundo de hoy.

Aun siendo Cristo el único que puede responder, por ser Dios, a todas las preguntas del hombre y, por ende, dar sentido a la vida del joven, la confusión que crea el discurso dominante y la hostilidad cultural consiguiente son hoy muy grandes. Por lo cual, resultan necesarias iniciativas de esta índole. Ciertamente, partimos de que el mensaje de la Iglesia, que es el mensaje de Cristo, responde a todas las búsquedas y necesidades de la persona. Sin embargo, es necesario conocer bien el perfil del joven en sus búsquedas, esperanzas y luchas diarias para conseguir sus objetivos. También hemos de afrontar adecuadamente sus faltas de esperanza, de afecto familiar, la lucha por conseguir un trabajo, las soledades sufridas, las evasiones, los vacíos encontrados en los falsos caminos.

En conexión con este objetivo principal, el Congreso Nacional de Pastoral Juvenil persigue también los siguientes objetivos segundos:

            1.- Tener muy en cuenta en la pastoral con jóvenes el lenguaje, la sensibilidad, la psicología y la afectividad de las nuevas generaciones españolas del siglo XXI.

            2.- Impulsar el entusiasmo misionero en un momento de gran secularización en España, acentuado por la grave crisis moral, social y económica que padecemos.

            3.- Promover nuevas expresiones evangelizadoras para educar mejor a los jóvenes en la oración, en la afectividad, en la búsqueda de la verdad frente al relativismo, en la vida pública, en el testimonio de los santos, en el ocio y en los ámbitos de la pastoral universitaria, vocacional, social, escolar, litúrgica y de los medios de comunicación.

            4.- Afrontar la nueva pastoral juvenil desde unas bases teológicas fuertes, situando aquélla en la perspectiva del 50º aniversario del comienzo del Concilio Vaticano II y del 20º aniversario de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica.

Tanto el objetivo principal como los objetivos segundos del Congreso aparecen simbólicamente representados por un bello y sugerente logotipo cuyos rasgos más sobresalientes paso a describir. El “ichthis”, que significa “pez” en griego y cuyo significado es Jesucristo, representa simbólicamente, además de la adhesión a la fe cristiana, la fuerza de remar en una misma dirección como hacen los bancos de peces en el mar; la cruz, símbolo del anuncio cristiano, se inscribe en el pez y se muestra ligeramente inclinada y curvada, en ademán de querer arroparnos; las siglas CNPJ (=Congreso Nacional de Pastoral Juvenil) y el año de la celebración de este evento se han acuñado como parte fundamental del logotipo; y el edificio del “Oceanografic” de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias representa en el logotipo un simpático guiño a Valencia.

El Congreso dará comienzo el jueves día 1 de noviembre con un acto de acogida en la Plaza de la Virgen de los Desamparados y en la Catedral de la Capital del Turia. Al día siguiente, el arzobispo de Valencia, S. E. Mons. Carlos Osoro Sierra, pronunciará la primera conferencia, que lleva por título “Para ti la vida es Cristo. El primer anuncio”. El sábado, día 3, el obispo de San Sebastián, S. E. Mons. José Ignacio Munilla, responsable del Departamento de Juventud en la CEE, hablará sobre “La evangelización de los jóvenes ante la emergencia afectiva”. Por último, el domingo, día 4, S. Emcia. el Cardenal Stanislaw Rylko, Presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, desarrollará el tema “La pastoral de jóvenes ante la emergencia educativa moderna: el magisterio de Benedicto XVI”. Cada una de estas tres intervenciones centrales irá seguida de breves “resonancias” en las que se pondrá el acento en temas como el primer anuncio, el acompañamiento personal en el itinerario de fe o la pastoral juvenil en la perspectiva de la Jornada Mundial de la Juventud, que tendrá lugar el próximo año en Rio de Janeiro.

El Congreso cuidará especialmente los momentos celebrativos y los espacios para la oración personal y comunitaria. Todos los días habrá rezo de la liturgia de las horas y celebración de la Eucaristía.  Así mismo, se oirán confesiones tanto en la Catedral como fuera de ésta en los templos de alrededor. El sábado, la jornada concluirá con una gran Vigilia de Oración, a las 22:30 horas, en la Catedral de Valencia; y el domingo se clausurará el Congreso con una Eucaristía de envío.

Nuestra Iglesia particular de Zaragoza participará en el Congreso con un grupo de jóvenes acompañados por Dª Alba Monaj Clemente, nuestra delegada de Pastoral de la Juventud, y por el consiliario de jóvenes, Rvdo. Sr. D. Fernando Urdiola Guallar. La representación de Zaragoza en el Congreso será presidida por el Vicario Episcopal de la Zona pastoral VI, Ilmo. Sr. D. Juan Sebastián Teruel Pérez.

Pidamos al Señor que el Congreso dé los frutos esperados.

† Manuel Ureña

Arzobispo de Zaragoza

Mons. Manuel Ureña
Acerca de Mons. Manuel Ureña 137 Articles
Manuel Ureña Pastor nació en Albaida (Valencia) el 4 de Marzo de 1945. Realizó sus estudios de Enseñanza Primaria en las Escuelas Nacionales de su pueblo natal. En Septiembre de 1959 ingresó en el Seminario Metropolitano de Moncada (Valencia), en donde cursó el Bachillerato Elemental y el Bachillerato Superior, y, posteriormente, el quinquenio de Estudios Eclesiásticos, obteniendo en junio de 1970 el título de Bachiller en Teología. Entre los años 1968 y 1973, cursó Estudios Superiores de Historia y de Geografía en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Literaria de Valencia. En 1973 obtuvo la Licenciatura en Teología en la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca con una tesina sobre “El tema de Dios en el joven Leibnitz”. El 14 de Julio de aquel mismo año, 1973, recibió la ordenación sacerdotal en Valencia de manos del entonces Sr. Arzobispo Metropolitano, S.E. Rvdma., Mons. José María García Lahiguera. A partir de septiembre de aquel año ejerce el ministerio sacerdotal, como coadjutor, en la parroquia de Nuestra Señora del Olivar de Alacuás (Valencia) y, al mismo tiempo, imparte clases de Teología pastoral, de Teología Fundamental y de Teología de la fe en la Facultad de Teología “San Vicente Ferrer” de Valencia. En Septiembre de 1976 es enviado a Roma para cursar estudios superiores de Filosofía en la Pontificia Universidad de Santo Tomás. Allí obtendrá en abril de 1984 el grado de Doctor en Filosofía con una Tesis Doctoral sobre el pensamiento del filósofo neomarxista alemán Ernst Bloch titulada: “Ernst Bloch:una interpretación teleológica –inmanente de la realidad” que mereció la máxima calificación académica. En 1980, es nombrado Director del Colegio Mayor "San Juan de Ribera", de Burjasot (Valencia), y profesor de Metafísica y de Historia de la Filosofía Antigua en la Facultad de Teología de Valencia. Durante dos semestres impartiría también las asignaturas de Filosofía de la Religión y de Historia de la Filosofía medieval. En 1987 es nombrado miembro de la Blochsgesellschaft, en la entonces República Federal de Alemania. El 8 de Julio de 1988 el Papa Juan Pablo II lo nombró Obispo de la Diócesis de Ibiza, siendo consagrado el 11 de septiembre de aquel mismo año. Y, desde el 20 de abril de 1990, simultaneó su ministerio episcopal en Ibiza con el de Administrador Apostólico de la Diócesis de Menorca. En Julio de 1991, el Papa Juan Pablo II lo trasladó a la Diócesis, entonces recien creada, de Alcalá de Henares, nombrándolo, al mismo tiempo, Visitador Apostólico de los Seminarios Mayores de las provincias eclesiásticas de Andalucía y Administrador Apostólico de la Diócesis de Ibiza. En 1992, el entonces Presidente de la Conferencia Episcopal Española y Arzobispo de Zaragoza, S. E. Rvdma., Mons. Elías Yanes Álvarez, lo nombró Consiliario Nacional de la Adoración Nocturna Española, cargo que sigue ejerciendo en la actualidad. En Julio de 1998 es nombrado Obispo de la Diócesis de Cartagena, Administrador Apostólico de la diócesis de Alcalá de Henares y Gran Canciller de la Universidad Católica de Murcia. Promovido al Arzobispado de Zaragoza el 2 de abril de 2005, comenzó a ejercer aquí su ministerio de sucesión apostólica el 19 de junio del mismo año, al tiempo que era nombrado Administrador Apostólico de la diócesis de Cartagena y Gran Canciller de la Universidad San Jorge de Zaragoza. En la Conferencia Episcopal Española ha sido miembro de las Comisiones Episcopales de Pastoral Social, de Seminarios y Universidades, y del Comité Episcopal ‘Pro vita’. En la actualidad es miembro de la Comisión Episcopal de para la Doctrina de la Fe. Su investigación filosófica gira en torno al pensamiento marxista y al pensamiento postmoderno. En teología, ha trabajado bastante el pensamiento de los teólogos católicos Karl Rahner y Hans Urs von Balthasar; y, en teología protestante, ha familiarizado mucho con los teólogos protestantes Karl Barth y Dietrich Bonhoeffer. Sus trabajos científicos son ya más de 60. Y su principal publicación es el libro Ernst Bloch, ¿un futuro sin Dios? (BAC MAIOR (Madrid) 1986). Reconocimientos: Hijo Predilecto de Albaida, Medalla de Oro de la ciudad de Murcia, Defensor de Zaragoza 2008, Premio IACOM (Instituto Aragonés de Comunicación). Premio Fundación Carlos Sanz 2010. Caballero de Honor de Ntra. Sra. del Pilar. Encargos pastorales: Miembro de la Comisión de Enseñanza y Catequesis de la Conferencia Episcopal, trienios (1993-1996; 1996-1999; 1999-2002; 2002-2005; 20005-2008; 2008-2011). Miembro de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española (2011-2014). Gran Canciller de la Universidad San Jorge de Zaragoza. Doctor Honoris Causa por la Universidad Católica San Antonio de Murcia.