Llamados a ser misioneros de la fe

Mons. Lluís Martínez Sistach      La Iglesia católica celebra hoy en todo el mundo el Domingo Mundial de la Propagación de la Fe, conocido entre nosotros, de forma abreviada, como la Jornada del Domund. Este año, por razón de las circunstancias que rodean este día, tiene como lema el de “Misioneros de la fe”.

La celebración del Domund de este año adquiere un significado especial a causa de la conmemoración del quincuagésimo aniversario del Concilio Vaticano II, la apertura del Año de la Fe –iniciado el pasado día 11 de octubre- y el Sínodo de los Obispos, que celebra este mes su decimotercera asamblea ordinaria y que está  estudiando el tema de “La nueva evangelización para la transmisión de lafe cristiana”. Los obispos que estamos en Roma para participar en los trabajos de esta asamblea sentimos vivamente –como todos los demás obispos del mundo- la responsabilidad de llevar el anuncio de Jesucristo a todos aquellos hombres y mujeres del mundo que todavía no lo conocen o que, habiéndolo conocido, se han alejado de la Iglesia y de la vida cristiana.

Esto es lo que llamamos la pastoral evangelizadora, que equivale a responder de manera efectiva a aquel imperativo que Pablo VI formuló de una manera muy clara en un documento que es todavía muy actual, la exhortación Evangelii nuntiandi, que hizo público poco después del Concilio Vaticano II: “La Iglesia existe para evangelizar”.

Podemos decir que esta preocupación evangelizadora ha sido una constante en la vida de la Iglesia, especialmente desde el Concilio Vaticano II hasta hoy. Este Concilio dedicó a la actividad misionera de la Iglesia uno de sus decretos, en la redacción del cual tuvo una especial intervención el que entonces era un joven y acreditado teólogo y profesor en Alemania, de nombre Joseph Ratzinger, hoy Benedicto XVI. El decreto conciliar llamado “Ad gentes” -es decir, “A los pueblos”- comienza con estas palabras: “La Iglesia, enviada por Dios a las gentes para ser sacramento universal de salvación, por exigencia íntima de su misma catolicidad y obedeciendo al mandato de su Fundador, se esfuerza por anunciar el Evangelio a todos los hombres”.

“Los hombres que esperan  a Cristo son todavía un número inmenso”, dijo Juan Pablo II, haciéndose eco de la intención profunda del Concilio Vaticano II en su encíclica Redemptoris missio, dedicada a la validez y a la actualidad del mandato misionero de Jesucristo. En esta encíclica también decía: “No podemos permanecer tranquilos, pensando en los millones de hermanos y hermanas, redimidos también por la sangre de Cristo, que viven sin conocer el amor de Dios”.

Y Benedicto XVI, en el mensaje para el Domund,  nos ha dicho que “hoy como ayer, Jesucristo nos envía por los caminos del mundo para proclamar su Evangelio a todos los pueblos dela tierra. Apesar de las dificultades que encuentra hoy esta misión, hemos de esforzarnos por vivir el mismo fervor apostólico de las primeras comunidades cristianas, que, pequeñas e indefensas, fueron capaces de difundir el Evangelio a todo el mundo entonces conocido mediante su anuncio y su testimonio”. Este es también el espíritu que se respira en la actual asamblea sinodal

Nuestra Iglesia particular de Barcelona desea también sintonizar con esta preocupación de la Iglesia universal, manifestada por las palabras del Santo Padre y de los obispos del Sínodo. Con este espíritu, con ocasión del Domund, tengamos presentes, con nuestra plegaria y nuestra ayuda, a los misioneros y las misioneras. Este colectivo nos honra a todos los hijos e hijas de la Iglesia, porque nos dan ejemplo de un trabajo generoso para anunciar a Jesucristo y su Evangelio a todos los pueblos dela tierra. Ellosy ellas son los principales “misioneros de la fe”. 

+ Lluís Martínez Sistach

Cardenal arzobispo de Barcelona

Mons. Lluís Martínez Sistach
Acerca de Mons. Lluís Martínez Sistach 187 Articles
El Cardenal Martínez Sistach nace en Barcelona el 29 del abril de 1937. Cursó los Estudios Eclesiásticos en el Seminario Mayor de Barcelona entre los años 1954 y 1961. Fue ordenado sacerdote el 17 de septiembre de 1961 en Cornellá de Llobregat. Entre 1962 y 1967 cursó estudios jurídicos en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, doctorándose en Derecho Canónico y Civil. Terminados sus estudios jurídicos en Roma, fue nombrado Notario del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, cargó que ocupo desde 1967 a 1972. Desde ese mismo año y hasta 1979, fue Vicario Judicial Adjunto del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, y de 1975 a 1987, Profesor de Derecho Canónico de la Facultad de Teología de Cataluña, en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona y en el Instituto de los PP. Salesianos de Barcelona. De 1979 y 1987 fue Vicario General de la archidiócesis de Barcelona. En 1983 fue elegido Presidente de la Asociación Española de Canonistas. CARGOS PASTORALES Fue nombrado Obispo auxiliar de Barcelona el 6 de noviembre de 1987. Recibió la ordenación episcopal el 27 de diciembre de ese mismo año. Fue nombrado Obispo de Tortosa el 17 de mayo de 1991. El 20 de febrero de 1997 fue promovido a Arzobispo Metropolitano de Tarragona y el 15 de junio de 2004 a Arzobispo Metropolitano de Barcelona. El 6 de noviembre de 2015 el papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la archidiócesis de Barcelona, siendo administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor, el 26 de diciembre del mismo año. Es Gran Canciller de la Facultad de Teología de Catalunya y de la Facultad de Filosofía de Catalunya, y Presidente de la Fundación “Escola Cristiana de Catalunya”. Creado Cardenal en el Consistorio de noviembre de 2007. En la Curia Romana es miembro, desde mayo de 2008, del Pontificio Consejo para los Laicos, del que ya era consultor desde 1996; del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos de la Iglesia, desde 2002, y desde julio de 2006, es también miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, cargo para el que fue ratificado en mayo de 2008. Desde junio de 2010 es miembro de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede. El 9 de abril de 2013 la Generalitat de Cataluña le otorgó la Medalla de Oro. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos, de la que ya fue miembro desde 1987 al 2005 y Presidente de 1990 al 2002. Formó parte del Comité Ejecutivo de 2005 al 2011, año que fue elegido Presidente de la Comisión de Liturgia para el trienio 2011-2014. Desde este último y hasta diciembre de 2015, era miembro de la Comisión Permanente.