La globalización crea en Europa nuevas formas de martirio sin sangre

Formar adecuadamente a los laicos para sostener a la familia y promover el diálogo ecuménico e interreligioso: son las «herramientas» de la nueva evangelización, destacadas por el Sínodo de los Obispos, en el Vaticano, durante la mañana del lunes 15 de octubre.

En el centro de los trabajos de la Congregación matinal, la undécima, que tuvo lugar en presencia del Papa, también hubo un llamamiento a la paz y el diálogo en Mali. El Sínodo está preocupado por este país africano. Se han descrito las dificultades sociales, políticas y eclesiásticas que está viviendo, los obstáculos relacionados con la evangelización, en un contexto donde los combates entre los rebeldes y el gobierno interino son una amenaza para la religión. Los prelados, por tanto, han invocado la paz y reafirmaron la importancia del diálogo en Mali.

Pero además de las de África, son oscuras también las páginas de Europa, donde la globalización crea nuevas formas de martirio sin sangre, pero sufridas, en las cuales la intolerancia contra los cristianos es sutil y continua. Dios no sólo se niega, sino que es un total desconocido. Frente a esta realidad, la nueva evangelización basa su misión en tres «instrumentos», dice el Sínodo: los laicos, las familias, el diálogo ecuménico e interreligioso.

Los laicos van debidamente formados de manera adecuada, sólida, fuerte -incluso a través de los sínodos locales que los involucran directamente – de modo que sean capaces de no ceder a las tentaciones del mundo y den testimonio de los verdaderos valores, basados en el no-conformismo de la fe.

Respecto al gran desafío de la familia, iglesia doméstica y sujeto de evangelización, los padres sinodales dijeron que es como una entidad que ha perdido el rumbo debido a la historia reciente de Occidente. Hoy la cuestión de la familia aparece como el problema número uno de la sociedad, subrayó la Asamblea sinodal, tanto que se da más importancia al fútbol que al matrimonio. La Iglesia no puede permanecer en silencio, no porque sea obsoleta o conservadora, sino porque está en juego la estabilidad misma de la sociedad. Por eso los padres sinodales invitan a poner a la familia en el centro de la política, la economía y la cultura, pero también con la esperanza de que la Iglesia pueda convertirse en «familia de las familias».

Los Padres sinodales abordaron la cuestión del diálogo, otra forma deseable para la nueva evangelización. Pero, desde el punto de vista interreligioso, éste presenta dificultades con el Islam, en países como Pakistán, donde existen las leyes contra la blasfemia, u Oriente Medio, donde los cristianos son cada vez menos. ¿Qué hacer? El Sínodo apuesta por los jóvenes musulmanes, cada vez más atraídos por el Evangelio en el que encuentran alegría, libertad, y el amor. Relanzando el significado profundo de la Buena Nueva, explican los obispos, se podrá evitar la confusión entre secularización y cristianismo, tan común en el mundo musulmán.

(ER- RV)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43312 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).