20 de octubre: Presentación del nuevo Plan Diocesano de Pastoral

Mons. Carlos Escribano    EL próximo sábado, 20 de octubre, tendrá lugar la presentación de nuestro nuevo Plan Diocesano de Pastoral. Comenzará con un encuentro de oración en la Santa Iglesia Catedral. Será un primer momento de acción de gracias a Dios por el don de este nuevo plan de pastoral. Nuestra Iglesia diocesana lo ha pedido con insistencia a lo largo de todo el curso pasado con la conciencia cierta de que “si el señor no construye la casa, en vano se cansan los albañiles” (Salmo 127). Nuestra oración debe continuar, rogando al Señor para que sean muchos los frutos que se deriven del mismo.

El trabajo del curso pasado fue intenso por parte de muchos. Sería interesante que muchas más parroquias, comunidades, instituciones religiosas y fieles en general, se sientan corresponsables a la hora de desarrollar los objetivos contenidos en el plan. Es verdad que en la pastoral ordinaria es donde se fragua día a día nuestra tarea evangelizadora y santificante para los demás y para nosotros mismos. Pero en estos momentos debemos agradecer al Señor el que cuente con nosotros a la hora de trabajar en su viña y de poder preparar y colaborar en algunas acciones concretas que hagan viables los objetivos propuestos en el Plan.

El segundo momento de la presentación se desarrollará en el patio del Obispado. Se expondrá propiamente el plan de pastoral para el próximo trienio, haciendo especial hincapié en la tarea a realizar en este curso que estamos comenzando. El objetivo que afrontaremos de manera inmediata nos conduce a trabajar con más intensidad el primer anuncio del evangelio, a madurar los procesos de iniciación cristiana y a vivir solidariamente ante los problemas de la crisis económica. Todo ello en el contexto del Año de la Fe, al que nos ha convocado el Papa Benedicto XVI y, que inauguramos también en nuestra diócesis en una vigilia de oración el pasado 11 de octubre. No es casualidad que la presentación del plan, coincida en el tiempo con el desarrollo de los trabajos que se están desarrollando en el Sínodo de los Obispos sobre la nueva evangelización que está teniendo lugar en Roma del 7 al 28 de Octubre. Eso nos ayuda a sentirnos en comunión con la Iglesia Universal, aportando nuestro granito de arena.

Uno de los aspectos a destacar en la presentación del plan es la propuesta metodológica para la acogida, ejecución y evaluación del mismo. Esta se convierte en una invitación a concretar algunas acciones, aunque sean muy sencillas, en los distintos ámbitos de la pastoral diocesana: parroquias, delegaciones, arciprestazgos, comunidades religiosas, movimientos y asociaciones, colegios etc. El pequeño esfuerzo que todos podamos realizar, con la ayuda de la gracia, seguro que se convierte en una puerta a la esperanza en nuestra acción evangelizadora.

Os animo pues a participar en esta hermosa jornada diocesana, el próximo 20 de octubre a las 11 de la mañana.

 + Carlos Escribano Subías,
 Obispo de Teruel y de Albarracín

Mons. Carlos Escribano Subías
Acerca de Mons. Carlos Escribano Subías 175 Articles
Monseñor Carlos Manuel Escribano Subías nació el 15 de agosto de 1964 en Carballo (La Coruña), donde residían sus padres por motivos de trabajo. Su infancia y juventud transcurrieron en Monzón (Huesca). Diplomado en Ciencias Empresariales, trabajó varios años en empresas de Monzón. Más tarde fue seminarista de la diócesis de Lérida -a la que perteneció Monzón hasta 1995-, y fue enviado por su obispo al Seminario Internacional Bidasoa (Pamplona). Posteriormente, obtuvo la Licenciatura en Teología Moral en la Universidad Gregoriana de Roma (1996). Ordenado sacerdote en Zaragoza el 14 de julio de 1996 por monseñor Elías Yanes, ha desempeñado su ministerio en las parroquias de Santa Engracia (como vicario parroquial, 1996-2000, y como párroco, 2008-2010) y del Sagrado Corazón de Jesús (2000-2008), en dicha ciudad. En la diócesis de Zaragoza ha ejercido de arcipreste del arciprestazgo de Santa Engracia (1998-2005) y Vicario Episcopal de la Vicaría I (2005-2010). Como tal ha sido miembro de los Consejos Pastoral y Presbiteral Diocesanos. Además, ha sido Consiliario del Movimiento Familiar Cristiano (2003-2010), de la Delegación Episcopal de Familia y Vida (2006-2010) y de la Asociación Católica de Propagandistas (2007-2010). Ha impartido clases de Teología Moral en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón desde el año 2005 y conferencias sobre Pastoral Familiar en diferentes lugares de España. Finalmente, ha formado parte del Patronato de la Universidad San Jorge (2006-2008) y de la Fundación San Valero (2008-2010). Benedicto XVI le nombró obispo de Teruel y de Albarracín el 20 de julio de 2010, sucediendo a monseñor José Manuel Lorca Planes, nombrado Obispo de Cartagena en julio de 2009. Ordenado como Obispo de Teruel y de Albarracín el 26 de septiembre de 2010 en la S. I. Catedral de Teruel.