Año de la Fe. Importancia y Significado.

Mons. Francesc Pardo i Artigas     El Papa Benedicto XVI ha convocado el Año de la Fe, que se ha iniciado el pasado día 11 y finalizará el 24 de noviembre de 2013. 

Tres son los hechos a conmemorar y vivir durante este Año de la Fe: el cincuenta aniversario del Concilio Vaticano II, los veinte años de la promulgación del Catecismo de la Iglesia  Católica y la Asamblea General del Sínodo de obispos sobre el tema de la nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana.

 El Papa propone, entre otros, algunos objetivos que deseo señalar y comentar.

 · SEGUIR LA RUTA MARCADA POR EL CONCILIO

El Papa escribe en el documento de convocatoria del año de la fe: “Este año ha de ser una ocasión propicia para comprender que los textos legados en herencia por los padres conciliares no pierden su valor ni su esplendor. Conviene leerlos de forma apropiada y que sean conocidos y asimilados como textos cualificados y normativos del magisterio, en el marco de la Tradición de la Iglesia”.

Cuando nos preguntamos por la Iglesia, por su identidad, su presencia y acción en la sociedad; cuando deseamos entender, vivir y ayudar a vivir la liturgia, nuestras celebraciones cristianas; cuando pensamos que mensaje de salvación ofrecemos a las personas… hemos de volver a redescubrir el Concilio. 

Concretamente no podemos olvidar el Concilio Provincial de la Tarraconense, el Concilio de las diócesis de Cataluña. Algunos recordareis haber trabajado en su preparación y también en su recepción.  

Estoy convencido que pastoralmente todavía vivimos del Concilio y de sus resoluciones. Lo que nos resta del Concilio son las resoluciones y, si revisamos las prioridades o planes pastorales de nuestras diócesis en estos últimos años, apreciaremos que en buena parte son fruto de las resoluciones conciliares. Personalmente repaso con frecuencia nuestro Concilio, que siempre se ha de leer a la luz del Vaticano II, y os puedo asegurar que sigue siendo la brújula para nuestra misión. 

· CONFESAR NUESTRA FE CON CONVICCIÓN

Podríamos resumir diciendo que es el año del Credo. Pero no únicamente de recitación del Credo, sino de renovar nuestra comprensión de lo que creemos para dar razón de ello y ser sus testimonios. 

A veinte años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica se nos presenta el reto de combatir el déficit de formación que puede llevarnos a dudar, a no saber que creemos, a la confusión y al abandono. 

Redescubrir y reflexionar sobre lo que significa creer y sobre los contenidos de la fe profesada, celebrada, vivida y rezada (partes del Catecismo de la Iglesia Católica, resumido por los jóvenes en el YOUCAT) ha de ser uno de los firmes propósitos para todos nosotros, los creyentes. Pero también será necesario pensar en como ofrecerla a los que buscan respuestas a las grandes cuestiones de la vida. 

· INTENSIFICAR EL TESTIMONIO DE LA CARIDAD

También será necesario “intensificar el testimonio de la caridad”. La fe y el amor están estrechamente unidos y se necesitan mutuamente. Deberemos insistir en que la fe se vive con las obras y se expresa con el ejercicio de responsabilidades y compromisos. En un testimonio coherente que, pese a su sencillez y cotidianidad, se podrá captar como uno de los signos de nuestro tiempo, el Dios que sigue amando, salvando y obrando maravillas en nosotros y en los demás, pese a nuestras debilidades. 

El próximo domingo día 21, a les 6 de la tarde, todos estáis invitados a nuestra catedral para celebrar el inicio de este Año de la Fe.

 +Francesc Pardo i Artigas

Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 371 Artículos
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.