Para el Cardenal Rouco “ese acierto de San Juan de Ávila de llevar las almas a vivir la vocación cristiana a tope sigue teniendo mucha autoridad”

Desde Roma, donde se encontraba para asistir a la proclamación de San Juan de Ávila y Santa Hildegarda de Bingen como Doctores de la Iglesia Católica Universal el domingo 7 de octubre, y para participar en el Sínodo de los Obispos convocado por Benedicto XVI, el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela, habló para los micrófonos de la Cadena COPE de la figura del santo español. 

Manifestó su satisfacción por este Doctorado para el Patrono del Clero español, y reconoció que se había trabajado mucho desde la Iglesia española para conseguirlo. Un Doctorado, dijo, que fue anunciado por Benedicto XVI durante la Misa que celebró con los seminaristas en la Catedral de la Almudena, en agosto de 2011, con motivo de la JMJ. “Ellos fueron los primeros depositarios de la noticia, y por lo tanto los primeros que se han alegrado”. 

Señaló que “toda la tradición formativa de los seminarios españoles, sobre todo del último siglo, está muy marcada por los escritos, por la herencia teológica, doctrinal y espiritual que ha dejado San Juan de Ávila, y por su figura. Él fue siempre un gran predicador, un misionero en el sentido más directo de la expresión”. Por eso, y en línea con la Nueva Evangelización a la que invita el Santo Padre en este Año de la Fe que se inaugurará el próximo 11 de octubre, recordó que “para evangelizar, hay que predicar. Si no se predica, no se evangeliza. Cuando uno habla desde el corazón, cuando la boca habla de lo que uno siente en el corazón y predica desde lo que uno vive en su vida interior, personal, pastoral, evidentemente el fruto es mucho”. 

Apuntó que “las vocaciones especiales, el seguimiento apostólico, la ordenación sacerdotal, la consagración, son fórmulas y modos de vivir la vocación cristiana en plenitud. Si falla ese primer dato básico de la vocación cristiana, el edificio se convierte en una tramoya y sirve para poco. A veces sirve para escandalizar, más que para edificar”, afirmó. Por eso, “ese acierto de San Juan de Ávila de llevar las almas a vivir la vocación cristiana a tope sigue teniendo mucha autoridad”. 

Concluyó asegurando que “en este siglo XXI, donde seguimos superando las crisis hondas que vivimos, fijarnos en San Juan de Ávila, ser devotos suyos y conocerle bien y rezarle, nos ayudará”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39220 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).