Vivir el Año de la Fe

Mons. Lluís Martínez Sistach     Comienza este  domingo en Roma el Sínodo de los Obispos sobre un tema de mucha actualidad para toda la Iglesia actual: la nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana. Una cuestión muy viva en nuestra archidiócesis de Barcelona, que el curso pasado vivió dos iniciativas destinadas a hacer más viva entre nosotros la proclamación del Evangelio de Jesús:la Misión Metrópolisy el Atrio de los Gentiles. Por deseo del Santo Padre, participo en este Sínodo que se prolongará hasta el 28 de octubre, días en que, por este motivo, tendré que estar en Roma.

También esta misma semana, el próximo jueves día 11, comenzará el Año de la Fe, convocado por el Santo Padre Benedicto XVI, que, desde el comienzo de su ministerio como sucesor de San Pedro, ha recordado la exigencia de redescubrir el camino de la fe para iluminar de manera cada vez más clara la alegría y el entusiasmo del encuentro con Cristo. En efecto, en la homilía de la santa misa del inicio de su pontificado dijo estas palabras que considero que son muy oportunas en este comienzo del Año de la Fe: “La Iglesia en su conjunto, y sus pastores en ella, como Cristo han de ponerse en camino para llevar a los hombres fuera del desierto, hacia el lugar de la vida, hacia la amistad con el Hijo de Dios, hacia Aquél que nos da la vida, la vida en plenitud”. Este es, pues, el objetivo del Año de la Fe, que también hemos preparado cuidadosamente en la archidiócesis de Barcelona.

Hoy, permitidme que haga mía la invitación que Benedicto XVI hizo el pasado 15 de julio, en la breve visita pastoral a la ciudad italiana de Frascati, cercana a su residencia estival de Castelgandolfo: “Os propongo –dijo en la homilía de la misa que presidió- que viváis intensamente el Año de la Fe que comenzará en octubre, a los 50 años de la apertura del Concilio Vaticano II. Los documentos del Concilio contienen una riqueza enorme para la formación de las nuevas generaciones cristianas. Con la ayuda de los sacerdotes y de los catequistas, volved a leerlos y a profundizarlos […] Descubrid de nuevo la belleza de ser Iglesia, de vivir el gran nosotros que Jesús ha formado en torno a sí para evangelizar el mundo: el nosotros de la Iglesia, jamás cerrado, jamás replegado en sí mismo, sino siempre abierto y tendente al anuncio del Evangelio a todos.”

Me parece que estas palabras son muy oportunas para encontrar la mejor manera de vivir el Año de la Fe, la conmemoración del quincuagésimo aniversario del inicio del Concilio y los trabajos del Sínodo sobre la nueva evangelización. La fe esevidentemente una opción personal, una respuesta de toda la persona a la llamada de Jesús, realizada con la ayuda de la gracia de Dios. Pero el cristiano da la respuesta de la fe también en Iglesia, no de forma aislada. Esto es lo que el Santo Padre llama el nosotros, la dimensión objetiva de la fe, que se manifiesta sobre todo en la confesión de nuestra adhesión a los llamados símbolos de la fe, de tanta importancia desde los primeros tiempos de la Iglesia, que el Santo Padre nos invita a revivir y a proclamar como comunidad durante la celebración del Año que ahora se abre.

Os invito a seguir los trabajos del Sínodo de los Obispos durante este mes, sobre todo las palabras que nos dirija, a los participantes y a todos los fieles, el Santo Padre. Estoy seguro que esta será una buena manera de vivir lo que dice la expresión latina sentire cum Ecclesia, es decir, sintonizar con el espíritu de toda la santa Iglesia.         

+Lluís Martínez Sistach

Cardenal arzobispo de Barcelona

Mons. Lluís Martínez Sistach
Acerca de Mons. Lluís Martínez Sistach 187 Artículos
El Cardenal Martínez Sistach nace en Barcelona el 29 del abril de 1937. Cursó los Estudios Eclesiásticos en el Seminario Mayor de Barcelona entre los años 1954 y 1961. Fue ordenado sacerdote el 17 de septiembre de 1961 en Cornellá de Llobregat. Entre 1962 y 1967 cursó estudios jurídicos en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, doctorándose en Derecho Canónico y Civil. Terminados sus estudios jurídicos en Roma, fue nombrado Notario del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, cargó que ocupo desde 1967 a 1972. Desde ese mismo año y hasta 1979, fue Vicario Judicial Adjunto del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, y de 1975 a 1987, Profesor de Derecho Canónico de la Facultad de Teología de Cataluña, en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona y en el Instituto de los PP. Salesianos de Barcelona. De 1979 y 1987 fue Vicario General de la archidiócesis de Barcelona. En 1983 fue elegido Presidente de la Asociación Española de Canonistas. CARGOS PASTORALES Fue nombrado Obispo auxiliar de Barcelona el 6 de noviembre de 1987. Recibió la ordenación episcopal el 27 de diciembre de ese mismo año. Fue nombrado Obispo de Tortosa el 17 de mayo de 1991. El 20 de febrero de 1997 fue promovido a Arzobispo Metropolitano de Tarragona y el 15 de junio de 2004 a Arzobispo Metropolitano de Barcelona. El 6 de noviembre de 2015 el papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la archidiócesis de Barcelona, siendo administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor, el 26 de diciembre del mismo año. Es Gran Canciller de la Facultad de Teología de Catalunya y de la Facultad de Filosofía de Catalunya, y Presidente de la Fundación “Escola Cristiana de Catalunya”. Creado Cardenal en el Consistorio de noviembre de 2007. En la Curia Romana es miembro, desde mayo de 2008, del Pontificio Consejo para los Laicos, del que ya era consultor desde 1996; del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos de la Iglesia, desde 2002, y desde julio de 2006, es también miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, cargo para el que fue ratificado en mayo de 2008. Desde junio de 2010 es miembro de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede. El 9 de abril de 2013 la Generalitat de Cataluña le otorgó la Medalla de Oro. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos, de la que ya fue miembro desde 1987 al 2005 y Presidente de 1990 al 2002. Formó parte del Comité Ejecutivo de 2005 al 2011, año que fue elegido Presidente de la Comisión de Liturgia para el trienio 2011-2014. Desde este último y hasta diciembre de 2015, era miembro de la Comisión Permanente.