Mensaje de los obispos europeos: Los desafíos de la evangelización en Europa

Durante la pasada semana ha tenido lugar en St. Gallen, Suiza la reunión del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE). El encuentro tuvo lugar en esta ciudad suiza, sede de la CCEE y que celebra en estos días el el 1400 aniversario de la diócesis y por invitación del obispo local monseñor Markus Büchel. Los trabajos se llevaron a cabo a la luz de la fe, en clima de fraternidad y con el esfuerzo de todos, como pastores de las comunidades cristianas de Europa.

En la conclusión de su trabajo, los participantes en la Asamblea Plenaria de la CCEE han hecho público el siguiente mensaje:

Mensaje de la Asamblea Plenaria de la CCEE
Suiza, St. Gallen, 09.30.2012

Los Presidentes de las Conferencias Episcopales de Europa, reunidos en Asamblea Plenaria del 27 al 30 septiembre en St. Gallen, en Suiza, han afrontado el desafío de la evangelización en las vísperas del Año de la Fe convocado por el Santo Padre Benedicto XVI. Para su persona, su enseñanza y a su completo ministerio petrino, los obispos han renovado su gratitud y afecto. Somos conscientes de que el anuncio de Jesucristo es el gran «sí» de Dios a la vida del hombre, a la libertad y al amor. El Evangelio, de hecho, revela la verdad de Dios-Amor y descubre el verdadero rostro del hombre, lo salva del mal moral y lo lleva a la plenitud de su humanidad. Tomando en cuenta la grave desviación del liberalismo económico y del libertarismo ético, queremos recordar que el cristianismo es más actual que nunca, y ofrece a todos el patrimonio de perenne actualidad que proclama un humanismo personalista y comunitario. Mirando a Cristo, la Iglesia anuncia al hombre redimido del pecado, abierto a los demás y a Dios Creador, sólidamente anclado en Él, fuente y garante de los valores que guían el trabajo de los individuos y los pueblos. Las culturas seculares que se encuentran sobre diversas visiones antropológicas, no deben mirar con sospecha el mensaje cristiana, que siempre se abre a la fe y a la razón. Estas dos alas pertenecen al hombre y a la historia europea, y son la base de nuestra civilización. La Iglesia dando testimonio de la verdad de la fe, participa en la debate cultural y social, con su propia riqueza de sabiduría y cultura, presentados a la elaboración de la recta razón. El intento de rediseñar los fundamentos naturales de la sociedad, como la familia o la convivencia de las diferentes tradiciones históricas y religiosas, no puede ser considerado casual.
Nos preguntamos por el fin de las actitudes de fastidio y de descrédito sistemático que expresan intolerancia, y a veces también discriminación e incitación al odio, sobre la fe y la doctrina cristiana, y también sobre los cristianos. Su voz es considerada incómoda por algunos y se le acusa de intolerancia o de oscurantismo: pero en realidad se percibe como peligrosa porque la voz libre no se pliega a los intereses ni está dispuesto a ceder al chantaje. Desestabilizar a la persona y a la sociedad no es para el bien del hombre, sino que representa interés parte.
Apreciamos en especial, a la luz de la enseñanza del Concilio Vaticano II, la libertad humana, que debe ser utilizada en respeto a los derechos de las personas, incluso de sus convicciones religiosas.
Hemos tomado conciencia de la difícil situación de los católicos en Bosnia Herzegovina. Queremos acompañar su suerte con atención sólida y esperamos que su libertad sea garantizada.
En el contexto europeo en el que vivimos, esperamos pleno respeto y disponibilidad de diálogo sin prejuicios ni arrogancia. Los cristianos sienten su responsabilidad como ciudadanos, y tienen una patrimonio de verdad que dos mil años de historia demuestran con los frutos de servicio, del bien y de civilización. Nuestra misión se esfuerza por ser Pastores de comunidades presentes en la historia como la levadura en la masa, y como lámparas que brillan a la luz de Cristo para el bien de todos.
(Mensaje aprobado por los participantes en la Plenaria. Trad. SIC)

El discurso inaugural del Presidente
La reunión de la Asamblea Plenaria dio comienzo con el discurso inaugural del cardenal presidente, Mons. Peter Erdo, que presentó la síntesis del camino recorrido hasta la fehca durante el año y señaló las temáticas que convendría afrontar. Las situaciones que suscitan la preocupación del plenario se refieren a la situación en la Unión Europea, en relación a sus propios valores -entre los que están la cuestión de la libertad religiosa y el respeto a la vida y la familia- la economía, que depende de la pobreza de muchos, y la relación con los pueblos de África.

Mensaje del Papa
En un mensaje enviado al presidente del CCEE, Cardenal Peter Erdo, a través de la secretaria de Estado, el Papa Benedicto XVI invita a la Iglesia en Europa «a reflexionar sobre la tarea perenne de la evangelización y sobre la actual y renovada urgencia» y seguir la experiencia de St. Gallen, que enseña que «el mensaje cristiano se siembra y se arraiga eficazmente allá donde es vivido de modo auténtico y elocuente por una comunidad.» Durante la reunión, los presidentes han querido dar las gracias, con una carta, al Santo Padre por sus palabras y envió a su enseñanza.

Obligaciones estatutarias
Durante la reunión, se escucharon las Comisiones CCEE, su trabajo y las perspectivas para el futuro. La Asamblea ha apreciado el esfuerzo y los proyectos, confirmando su propia gratitud y estima.
Al mismo tiempo, se han nombrado los Presidentes de la siguiendo Comisiones CCEE. A la cabeza de la Comisión Caritas in veritate, fue reelegido para un año Mons. Giampaolo Crepaldi, obispo de Trieste (Italia). A la cabeza de la Comisión Catequesis, Escuela y Universidad, fue nombrado el obispo Mons. Marek Jedraszewski, Arzobispo de Lodz (Polonia), que también fue confirmado como cabeza de la sección de la Universidad; para la sección de la Catequesis, fue nombrado el obispo Mons. Duro Hranić, Obispo Auxiliar de Đakovo y Osijek (Croacia); y en la sección «Escuela» el obispo MOns. Eric Aumonier, Obispo de Versalles (Francia).
A la cabeza de la Comisión para las Comunicaciones Sociales fue nombrado el obispo Mons José Ignacio Munilla Aguirre, Obispo de San Sebastián (España). Por último, al frente del Servicio de Vocaciones Europeo (SVE), fue nombrado el obispo Mons Oscar Cantoni, Obispo de Crema (Italia).

Los desafíos actuales que enfrenta Europa: aspectos sociales y espirituales
La introducción al tema se le ha confiado al arzobispo de Malinas-Bruselas, Mons. André- Joseph Léonard, el presidente de la Conferencia Episcopal de Bélgica, a la profesora Marta Cartabia, Profesora de Derecho y Magistrada de la Corte Constitucional de Italia y al prof. Kuno Schedler, Profesor de Administración de Empresas en la Universidad de St. Gallen.
Los informes de estos expertos han ofrecido elementos y perspectivas de gran interés para el debate de la asamblea. Y en la confrontación entre las diferentes visiones laicas del derecho y de su fundamento. El concepto de naturaleza humana, que es la base de la experiencia y de la cultura universal, y que a menudo se considera obsoleto. Cada vez más se destaca y define el límite entre diversas visiones antropológicas que conducen a interpretaciones y decisiones graves y opuestas, como por ejemplo las cuestiones de bioética -de los embriones al aborto, de la fecundación a la eutanasia-; las relaciones con otras religiones e iglesias; la no discriminación, la familia y los derechos del niño y la relación delicada con los Estados. Los obispos reafirmaron la libertad de anunciar el Evangelio y la doctrina social de la Iglesia, sabiendo que de esta riqueza de esperanza y humanismo está tejida la civilización europea.

La libertad de religión
Una atención del todo especial y concreta ha fijado la Asamblea sobre las persecuciones contra los cristianos en el mundo. La Asamblea ha renovado su proximidad a las Iglesias perseguidas, y pidió que la comunidad internacional eleve su voz en favor de una causa clara y continua el derecho a la libertad religiosa es respetada y promovida en cualquier momento y en cualquier lugar. También se habló del Observatorio sobre la Intolerancia y la Discriminación contra los cristianos en Europa expresando la desaprobación más clara acerca de estos episodios dolorosos que, dondequiera que ocurran, expresan una involución de la cultura y de la civilización. También se renueva el deseo de contribuir a la profundización cultural de las categorías fundamentales de libertad y de discriminación.
También hubo espacio para la comunicación acerca del trabajo conjunto con la COMECE en materia Social ha recibido el aliento de todo el mundo para conseguir una mejor y mayor incidencia en el servicio de la comunidad europea. De particular interés y utilidad ha sido la experiencia de la visita a Estrasburgo de los Presidentes de las Conferencias Episcopales del Sudeste de Europa, el Simposio de los Obispos de Europa y África, así como la reunión de la Obispos de rito oriental en Oradea (Rumania).
La luz y la gracia de la Eucaristía diaria guiaron el trabajo ya realizado bajo la protección maternal de la Santísima Virgen María, Madre de la Iglesia, y con la Oración a San Gallen durante la misa celebrada en la catedral.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39286 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).