El Arzobispo de Valencia pone en marcha un proyecto para ayudar a parados de larga duración a conseguir trabajo

El Arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, ha presentado un proyecto impulsado por el propio prelado con la colaboración de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” (UCV) para ayudar a parados de larga duración a conseguir un puesto de trabajo.

Con este proyecto “la Iglesia se pone también al frente para buscar salidas creativas a quienes más lo necesitan, salidas para construir a la persona humana, para desarrollarla porque éste es el gran servicio que podemos hacer en estos momentos a todos los hombres”, ha indicado el Prelado.

La iniciativa, de carácter gratuito, recibe el nombre “PROYECTO PERSONA-ECONOMIA DE COMUNION” está dirigida a desempleados que lleven sin trabajo más de un año y que posean un título universitario superior (diplomatura o licenciatura), con una edad entre 30 y 60 años. 

Además, los que sean padres o madres de familia tendrán preferencia a la hora de acceder a servicios como orientación profesional, formación y ayuda al autoempleo, entre otros, que serán ofrecidos de manera gratuita por un equipo de personas que, de manera altruista, han puesto al servicio del Proyecto su bagaje profesional, según ha explicado en la presentación el vicerrector de Ordenación Académica y de Empleabilidad de la UCV, José Manuel Pagán.
 
La iniciativa cuenta con el servicio de Orientación, el de Nuevas Tecnologías y el Centro de Lenguas de la UCV y también con profesores de esta Universidad, de la Universitat de València y de la Universitat Politècnica de València “que han decidido sumarse al Proyecto con empresarios, profesionales independientes, auditores de la Sindicatura de Cuentas o responsables de programas europeos de la Cámara de Comercio de Valencia, entre otros”.

Monseñor Osoro: “no pido dinero sino ceder tiempo y saber”

En el acto de presentación del proyecto, en el que ha participado también la Consellera de Educación, Formación y Empleo, Mª José Catalá, y elRde la UCV, José Alfredo Peris, el Arzobispo ha asegurado que para llevar a cabo el proyecto no “he pedido dinero sino tiempo y saber” a quienes pueden ofrecer esos servicios y ha agradecido a la UCV su “rápida respuesta”.

Ante la crisis, el Arzobispo ha animado a “no mirar a nosotros mismos sino a los demás” y a “servir a los que más lo necesitan”. Se trata “de salir de nosotros mismos y de nuestros intereses particulares, para optar por servir los intereses de los que más lo necesitan”, según el prelado que ha añadido que “aquí no valen intereses o lógicas, sino lo que vale es acoger el amor del Señor”.

Por su parte, la consellera María José Catalá ha elogiado la labor de la Iglesia al “servicio de los demás”, y ha asegurado que con el “PROYECTO PERSONA-ECONOMIA DE COMUNION” se da “un paso adelante con las necesidades reales, que están muy cerca de nosotros”. Así, ha señalado que se trata de una iniciativa con un “claro valor de corresponsabilidad”. Igualmente, la consellera ha puesto “a disposición” del proyecto toda la estructura de la Generalitat a través del Servicio Valenciano de Empleo.

Igualmente, el rector de la UCV, José Alfredo Peris, ha asegurado haber sentido “una gran alegría” de que monseñor Osoro hubiese escogido a la Universidad Católica como “partner” en el Proyecto Persona-Economía de Comunión. “Creo firmemente que esta iniciativa nos ayuda a ser una mejor Universidad”, ha indicado. 

También, en representación de las empresas colaboradoras, ha intervenido el director general de SGS, Justo Peydró, que ha animado a los profesionales de la empresa a ceder “tiempo y conocimiento” para ayudar a formarse a los que más lo necesitan, como una forma también de encauzar la generosidad “tan necesaria ahora mismo”. 

El proyecto

El “PROYECTO PERSONA- ECONOMIA DE COMUNION” incluye orientación profesional personalizada, con el estudio del ‘curriculum vitae’ y objetivos profesionales; el ajuste de objetivos al mercado laboral; la detección de necesidades de formación; expectativas de desarrollo profesional y el plan de acción concreto de búsqueda activa de empleo o ayuda al autoempleo,

Asimismo, otro de los pilares fundamentales es la formación en aspectos relacionados con la mejora profesional, entre ellos, el “emprendedurismo: encontrar empleo creando empleo”, los idiomas y nuevas tecnologías y las competencias y habilidades personales, según José Manuel Pagán.

Igualmente, la iniciativa contempla la “ayuda al autoempleo” con la puesta en marcha de un servicio de consultoría y asesoramiento personalizado para crear un negocio propio. “A partir de una idea, se desarrolla un plan de empresa viable con la ayuda de un consultor de la UCV”, ha añadido.

Desde la Universidad Católica de Valencia se ha dado a conocer el proyecto a “numerosas empresas colaboradoras de la UCV, así como a las Asociaciones de Empresarias y Empresarios Católicos, solicitando ayuda para la creación de una red de contactos que permita poner en conocimiento de los desempleados las ofertas de trabajo disponibles en el mercado”.

Economía de comunión

El ‘PROYECTO PERSONA- ECONOMIA DE COMUNION” tiene su origen en “la preo­cupación de la Iglesia ante la actual crisis, al que se une el compromiso que tiene la UCV con la sociedad”.

En este sentido, la iniciativa trata de dar una respuesta concreta a los llamamientos expresados por el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, para que los cristianos pongan en práctica una “economía de comunión” a favor de quienes peor lo están pasando ante la actual situación de crisis.

Así, por ejemplo, en la homilía de la solemnidad del Corpus Christi, el prelado presentó la economía de comunión como “una propuesta de alegría e ilusión que nos anima a todos a buscar el bien del otro y romper el egoísmo e individualismo que muchas veces asola nuestra sociedad actual”.

Recuperar la ilusión

Asimismo, el proyecto tiene como finalidad recuperar la ilusión, la motivación y la creatividad de aquellas personas que, como advertía el papa Benedicto XVI en su encíclica ‘Caritas in veritate’ (n.25), “por estar sin trabajo mucho tiempo o depender de manera prolongada de la asistencia pública o privada, han visto minadas aquellas cualidades propias de la persona y sus relaciones familiares y sociales, con graves daños en el plano psicológico y espiritual”.

El nuevo proyecto “surge desde la UCV como una manera de contribuir a esa economía de comunión que nos presentó nuestro Arzobispo en la fiesta del Corpus, y desde el hacer propio de una institución universitaria dedicada a la docencia y la orientación profesional”.

“A través de este proyecto vimos la posibilidad de extender los servicios propios de la universidad más allá de nuestros alumnos y de forma gratuita a los desempleados de la Comunidad Valenciana, pero siempre acotado a un público de titulación universitaria”, ha añadido. Esa colaboración “la hemos concretado en acciones como la orientación profesional, la formación, el asesoramiento o la consultoría en materia de autoempleo”.

Además, este proyecto se enmarca dentro del “convencimiento” de que la universidad, “de manera especial en este momento de crisis, que no sólo es económica, debe pasar a la acción, y asumir su responsabilidad social”, ha indicado el vicerrector.

Pagán resalta, asimismo, el entusiasmo con el que acogen desde la UCV la iniciativa, puesto que “creemos que puede ser una forma de ayudar a la mejora de la inserción profesional de las personas sin empleo y, además, contamos con la ayuda de un gran número de trabajadores de la UCV que con su tiempo y esfuerzo desinteresado lo han hecho posible”.

(Fotos: Rubén Figueirido)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39185 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).