Comunicado del Obispado de Almería sobre la restauración de la iglesia de san Miguel de Las Salinas de Cabo de Gata

Fechas para la Restauración de la Iglesia de san Miguel de Las Salinas de Cabo de Gata

1. A consecuencia del deterioro que venía acusando la fábrica de la iglesia de San Miguel Arcángel, de las Salinas de Cabo de Gata, en diciembre de 2004 el Cura párroco de Cabo de Gata entrega las llaves de la iglesia en el Obispado, dada la situación de deterioro del templo y la necesidad de una intervención para restaurarla.

2. A comienzos del año 2005, el Obispo diocesano encomienda al Delegado Episcopal para el Patrimonio Cultural de la Iglesia, D. Francisco Fernández Lao, una inspección, que el Delegado lleva a cabo con el arquitecto Don Antonio Góngora. Tras la inspección, el Obispado determina cerrar la iglesia de modo definitivo, con miras a su restauración.

3. En el otoño del mismo año 2005, se celebra una reunión en el despacho del abogado D. Vicente Fernández Capel, a la que asisten el Ecónomo Diocesano, Rvdo. D. Antonio Ayala, y el Vicario para las Obras y Proyectos de Nueva Planta, Ilmo. D. Miguel Romera Domene. A esta reunión se invita al gerente de «Obras Campo», empresa constructora con la que el Obispado ha contactado para proponerle la restauración de la iglesia. A propuesta de D. Vicente Fernández Capel, «Obras Campo» se compromete a la rehabilitación de forma totalmente gratuita, teniendo en cuenta la legislación vigente sobre actuaciones culturales y los intereses de la empresa.

4. En estas fechas, la empresa «Aetosal», nueva propietaria de la finca en cuya delimitación se enclava la iglesia, manifiesta en conversaciones con el Vicario general de la diócesis la pretensión de ser propietaria del templo, reclama su propiedad y propone un uso compartido del templo, petición a la que el Obispado nunca accedió, ya nunca ha reconocido la legitimidad de título de propietario a dicha empresa ni a ninguna otra persona jurídica o física.

5. A finales de 2006, la posesión del templo es unilateralmente apropiada por «Aetosal», que cerca la iglesia incluyendo el acceso a la misma dentro de una valla alambrada cerrada con candados. El Obispado denuncia la situación, pero ante la reiterada actuación de obstrucción del paso a la iglesia por la empresa «Aetosal», el Obispado se ve forzado a realizar nuevas denuncias, dando lugar a las actuaciones judiciales que impiden proseguir con el plan de acometer la restauración del edificio.

6. No obstante, a finales de este mismo año de 2006, se encarga la redacción del proyecto de rehabilitación del templo, que se ve retrasado por las continuas acciones de privación de acceso al mismo por parte de «Aetosal». Se trata de una situación creada para obstaculizar el dominio de la iglesia por el Obispado, un modo de proceder contrario a la ley, que dura varios años y repercute considerablemente en la terminación de la redacción del citado proyecto, llegando incluso a provocar su paralización.

7. Finalmente, una vez que de forma inapelable, los juzgados reiteran la posesión del templo a favor de la diócesis a finales del año 2009, se reinicia la redacción del proyecto, de suerte que, en diciembre del año 2010, se pudo presentar en el Ayuntamiento de Almería la solicitud de licencia, una vez salvadas las dificultades de financiación.

8. A los retrasos indeseados de la rehabilitación, se vendría a sumar como último escollo a salvar —que también contribuyó al retraso de la licencia de obra— la lentitud de la Consejería de Medio Ambiente para conceder informe favorable. Una vez que esta Consejería emitió su informe favorable, pudieron dar comienzo las obras de restauración en el mes de abril de 2011, para afrontar la rehabilitación completa del edificio.

9. Las acciones llevadas a cabo por algún grupo de ciudadanos exigiendo la restauración de la fábrica del templo no tuvieron nunca en cuenta el largo recorrido de dificultades y la obligada fuerza de ley de la normativa vigente en al materia. Dichas acciones en nada influyeron sobre el propósito y determinación del Obispado de Almería y en ningún momento ni aportaron contribución alguna para dar comienzo a la rehabilitación del templo, recayendo por entero sobre el Obispado de Almería tanto la redacción del proyecto por parte del arquitecto, la financiación de los informes requeridos por la legislación vigente, la dirección de obra y la ejecución de la restauración por la empresa constructora. La cantidad alcanzada por la intervención ha superado los 400.000 euros.

10. Con ánimo de aliviar el alto costo de la restauración de la iglesia, el Obispado mantuvo conversaciones con el Ayuntamiento de la Capital en estos últimos años, proponiéndose diversas soluciones que, al final fueron desestimadas, salvo la propuesta de un convenio de cesión por 10 años de una pieza de la planta baja del edificio, equipada con sus correspondientes aseos, para que sirva de oficina de Turismo y sala de exposiciones, con fines informativos y promocionales del litoral y parque de Cabo de Gata. Con tal fin el Ayuntamiento de la Capital ha aportado 100.000 euros, contribuyendo con ello al adecentamiento de dicha planta baja del edificio. El Ayuntamiento ha contribuido a la colocación de las placas de energía solar para equipamiento del edificio. El Obispado agradece la colaboración del Ayuntamiento de Almería en una obra que redundará en beneficio de la Capital y de la provincia en tan emblemático paraje de nuestro litoral.

Almería, a 26 de septiembre de 2012

Oficina de Comunicación del Obispado

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39286 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).