El Nuevo Plan Diocesano de Pastoral 2012-15

Mons. Julián Ruiz Martorell     Queridos hermanos en el Señor:

Os deseo gracia y paz.

 A lo largo de varios meses hemos trabajado conjuntamente en la elaboración del nuevo Plan Diocesano de Pastoral para el trienio 2012-2015. Con gran interés y generosidad se ha respondido a los dos cuestionarios.

Posteriormente, se ha realizado una labor de recogida y sistematización de las respuestas. A continuación, se ha elaborado un borrador que ha sido estudiado por los organismos consultivos diocesanos. 

El Plan Diocesano de Pastoral surge con el propósito de ser un principio organizador de nuestra actividad pastoral, un instrumento al servicio de la comunión, para dar coherencia y articular eficazmente nuestro ser y nuestro hacer.

Como respuesta específica, consciente e intencional, se ha desarrollado en una dinámica de participación, y su objetivo es crear condiciones favorables para expresar y vivir la comunión.

Al plantear objetivos y acciones comunes se pretende hacer más eficiente la vida y la misión de las parroquias, comunidades religiosas, sociedades de vida apostólica, institutos seculares, movimientos, asociaciones, cofradías, hermandades, delegaciones, arciprestazgos, etc.

El Plan Diocesano de Pastoral pretende ser operativo, ya que se propone orientar la acción pastoral diocesana. Por su propia naturaleza se concibe para un período de tiempo determinado (tres años), al cabo del cual se deberá renovar con nuevos acentos, nuevos objetivos, nuevas acciones y nuevos medios.

Un proyecto pastoral es eficaz en la medida en que sea aceptado por el mayor número posible de personas y grupos. La motivación se produce: a) por una participación amplia en la planificación; b) a través de la información compartida; c) por el reconocimiento y valoración de la tarea llevada a cabo por todos y entre todos; d) por la prudencia pastoral, que evita producir saturación y desaliento.

Jesucristo es el objeto perenne de nuestro testimonio diocesano. Nuestro anhelo es que su Nombre resuene hasta los confines de la tierra y por los siglos de los siglos, y que este Nombre sea conocido y amado.

Nuestra Diócesis, como Iglesia peregrina, está en camino, pero no se trata de un sendero incierto y sin destino fijo, sino que es un itinerario que conduce a Cristo, meta de la vida humana y de la historia. 

El Plan Diocesano de Pastoral nos impulsa a trabajar con ilusión y esperanza y a seguir en busca del bien de todos.

Encomendamos el Plan Diocesano de Pastoral a la intercesión de la Virgen María, y le rogamos: “Santa María, Madre de Dios, Madre nuestra, enséñanos a creer, esperar y amar contigo. (…) Estrella del mar, brilla sobre nosotros y guíanos en nuestro camino” (Spe salvi, 50).
      
 Recibid mi cordial saludo y mi bendición.

+Julián Ruiz Martorell

 Obispo de Jaca y de Huesca

Mons. Julián Ruiz Martorell
Acerca de Mons. Julián Ruiz Martorell 335 Artículos
D. Julián RUIZ MARTORELL nació en Cuenca el 19 de enero de 1957. Desde pequeño vive en Zaragoza. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza, siendo alumno del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). Fue ordenado sacerdote en Zaragoza el 24 de octubre de 1981. Encargos pastorales desempeñados: 1981-1983: Ecónomo de Plasencia de Jalón y Encargado de Bardallur; 1983: Encargado de Bárboles, Pleitas y Oitura; 1983-1988: Durante sus estudios en Roma, Capellán de las Religiosas "Battistine"; 1988-1993: Adscrito a la Parroquia de Santa Rafaela María, en Zaragoza; 1991-2005: Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar"; 1994-2010: Capellán de la comunidad religiosa del Colegio Teresiano del Pilar; 1998-2005: Director del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón; 1999-2005: Director del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín"; 2007-2010: Delegado de Culto y Pastoral de El Pilar. Fue nombrado obispo de Huesca y de Jaca el 30 de diciembre de 2010. En ese momento desempeñaba los siguientes cargos y tareas: Profesor de Sagrada Escritura del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (1988), del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar" (1988) y del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín" (1988); Miembro del Consejo Diocesano de Pastoral (1993); Miembro del Consejo Presbiteral (1998); Canónigo de la Catedral Basílica "Nuestra Señora del Pilar" de Zaragoza (2004); Miembro del Colegio de Consultores (2005) y Secretario del Consejo Presbiteral; y Vicario General de la Archidiócesis (2009). Fue ordenado obispo en la S. I. Catedral de Huesca el 5 de marzo de 2011. Tomó posesión de la diócesis de Jaca al día siguiente en la S. I. Catedral de esta diócesis.