El Instituto de Estudios Teológicos "San Joaquin Royo"

Mons. Carlos Escribano      A lo largo de los últimos años el Instituto Diocesano de Teología S. Joaquín Royo, ha prestado un gran servicio a nuestra Iglesia Diocesana. Un buen número de alumnos de Teruel y de algunos pueblos de la diócesis, han pasado por sus aulas y han conseguido culminar con éxito la titulación que en el mismo se ofrece.

Desde el año 2000 existe un convenio por el que nuestro Instituto Diocesano crea un centro asociado al Instituto Internacional de Teología a Distancia de Madrid, con la intención de poder prestar un mejor servicio de formación teológico-pastoral en nuestra diócesis. El director del mismo es D. Vicente Altaba.

La propuesta de estudios de este año presenta alguna novedad respecto al programa de años anteriores. En la oferta del Centro existen dos grandes áreas: el plan de formación sistemática y el plan de formación de “teología católica y su pedagogía”.

Los estudios, en el primer caso, comienza con una serie de asignaturas que constituyen un tronco común (Iniciación a la antropología, revelación y fe, Biblia, cristología, moral, liturgia, eclesiología y sacramentos…), que puede completarse cursando dos especialidades: catequética o laicado y sociedad.

La existencia de nuestro instituto diocesano, es una magnífica oportunidad que se ofrece en nuestra diócesis para todos aquellos creyentes que quieren profundizar en los contenidos de nuestra fe, adentrarse en el gran potencial evangelizador que ofrece la Doctrina Social de la Iglesia, o cuidar, de un modo especial, nuestra formación permanente. Una atención especial merecen nuestros catequistas, a quienes el instituto les puede aportar una mejor formación que les ayude a consolidar el servicio que prestan en sus comunidades parroquiales.

El pasado mes de Agosto, el Papa Benedicto XVI, en su mensaje dirigido al Foro Internacional de la Acción Católica (10-8-2012), insistía en la necesidad de la formación de los laicos para poder afrontar los retos de la Nueva Evangelización. Decía el Papa: “Sentid como vuestro el compromiso de trabajar para la misión de la Iglesia: con la oración, con el estudio, con la participación en la vida eclesial, con una mirada atenta y positiva al mundo, en la búsqueda continua de los signos de los tiempos. No os canséis de afinar cada vez más, con un serio y diario esfuerzo formativo, los aspectos de vuestra peculiar vocación de fieles laicos, llamados a ser testigos valientes y creíbles en todos los ámbitos de la sociedad, para que el Evangelio sea luz que lleve esperanza a las situaciones problemáticas, de dificultad, de oscuridad, que los hombres de hoy encuentran a menudo en el camino de la vida”.

Dentro de muy pocas fechas comenzará un nuevo curso de nuestro Instituto Diocesano. Os animo a informaros adecuadamente de sus ofertas académicas y a cuidar, de un modo especial en este Año de la Fe que está próximo a comenzar, vuestra formación cristiana.

+ Carlos Escribano Subías,
Obispo de Teruel y de Albarracín

 

Mons. Carlos Escribano Subías
Acerca de Mons. Carlos Escribano Subías 175 Artículos
Monseñor Carlos Manuel Escribano Subías nació el 15 de agosto de 1964 en Carballo (La Coruña), donde residían sus padres por motivos de trabajo. Su infancia y juventud transcurrieron en Monzón (Huesca). Diplomado en Ciencias Empresariales, trabajó varios años en empresas de Monzón. Más tarde fue seminarista de la diócesis de Lérida -a la que perteneció Monzón hasta 1995-, y fue enviado por su obispo al Seminario Internacional Bidasoa (Pamplona). Posteriormente, obtuvo la Licenciatura en Teología Moral en la Universidad Gregoriana de Roma (1996). Ordenado sacerdote en Zaragoza el 14 de julio de 1996 por monseñor Elías Yanes, ha desempeñado su ministerio en las parroquias de Santa Engracia (como vicario parroquial, 1996-2000, y como párroco, 2008-2010) y del Sagrado Corazón de Jesús (2000-2008), en dicha ciudad. En la diócesis de Zaragoza ha ejercido de arcipreste del arciprestazgo de Santa Engracia (1998-2005) y Vicario Episcopal de la Vicaría I (2005-2010). Como tal ha sido miembro de los Consejos Pastoral y Presbiteral Diocesanos. Además, ha sido Consiliario del Movimiento Familiar Cristiano (2003-2010), de la Delegación Episcopal de Familia y Vida (2006-2010) y de la Asociación Católica de Propagandistas (2007-2010). Ha impartido clases de Teología Moral en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón desde el año 2005 y conferencias sobre Pastoral Familiar en diferentes lugares de España. Finalmente, ha formado parte del Patronato de la Universidad San Jorge (2006-2008) y de la Fundación San Valero (2008-2010). Benedicto XVI le nombró obispo de Teruel y de Albarracín el 20 de julio de 2010, sucediendo a monseñor José Manuel Lorca Planes, nombrado Obispo de Cartagena en julio de 2009. Ordenado como Obispo de Teruel y de Albarracín el 26 de septiembre de 2010 en la S. I. Catedral de Teruel.