El Arzobispo de Sevilla reitera la disposición de la Iglesia a dialogar con la Consejería de Cultura sobre el uso de los bienes patrimoniales restaurados con fondos públicos

El Arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, se ha referido a las declaraciones del consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso, en relación con el uso de los bienes patrimoniales restaurados con fondos públicos. En la comparecencia ante los medios de comunicación que siguió a la firma de un convenio entre el Ayuntamiento y la Archidiócesis de Sevilla (en la imagen junto al alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido), el prelado ha señalado que “la iglesia tiene abiertos sus tempos al disfrute y a la contemplación de todos los ciudadanos. La Iglesia, por otra parte, cumpliendo con su misión cultual, está haciendo cultura y está poniendo sus bienes artísticos al servicio del pueblo”, señaló.

En este sentido, aclaró que conoce el contenido de la carta a la que hace referencia el consejero en sus declaraciones, “fragmentariamente, a través de la prensa”. Añadió que prefiere “esperar a que la carta me llegue”. Al respecto, monseñor Asenjo afirmó que “parece ser que me ha escrito tanto a un servidor como al señor arzobispo de Granada, en nuestra condición de metropolitanos y cabezas de las distintas provincias eclesiásticas, que en nuestro caso abarca, Córdoba, Sevilla, Jerez, Huelva, Cádiz, Tenerife y Canarias. Puesto que nos ha escrito en nuestra condición de metropolitanos, yo desearía antes de contestarle al señor consejero, tener un cambio de impresiones con los obispos de toda Andalucía en el marco de la asamblea de Obispos del Sur, que vamos a tener el mes de octubre en Córdoba”. “Es una cuestión que nos afecta a todos, la tenemos que hablar y yo desde luego agradezco al señor consejero que haya insinuado en esa carta, por lo que yo he podido ver en la prensa hoy, que conviene que cuanto antes se reúna la comisión mixta Junta de Andalucía, Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, e Iglesia Católica. En el marco de esa comisión mixta es donde debemos hablar de todos estos temas”, concluyó.

Relaciones “correctas y educadas” con la Junta

El Arzobispo calificó de “correctas y educadas” las relaciones entre la Iglesia y la Junta. En este sentido recordó que “hay muchos campos en los que estamos colaborando, en unos los resultados son mejores, en otros son menos satisfactorios. Todo se puede mejorar y todo se puede dialogar. Por nuestra parte –añadió-, los obispos del Sur estamos dispuestos a dialogar allí donde se nos convoque”.

De nuevo Santa Catalina

En esta comparecencia, el arzobispo se refirió también al estado del templo de Santa Catalina, y expresó su optimismo sobre el futuro de una iglesia que cumple un siglo desde su denominación como monumento nacional. Monseñor Asenjo recordó que la Archidiócesis ha comprometido 1.100.000 euros, que se suma al millón que ya ha prometido el Ayuntamiento. “Es un buen punto de partida”, señaló. En referencia al estado del inmueble, el Arzobispo reiteró su “certeza moral de que Santa catalina no corre un riesgo inminente de derrumbe”. Esta certeza está fundada “en base a documentación que me ha llegado expontaneamente y otra que yo he pedido. Yo espero que en las próximas semanas podamos solicitar un informe definitivo a un técnico solvente y acreditado que nos indique cual debe ser el camino a seguir”, añadió. Concluyó su referencia a Santa Catalina con un deseo: “Dios quiera que la Junta de Andalucía, a través de su Consejería de Cultura quiera colaborar con nosotros”.

Mantenimiento del patrimonio. El caso del Salvador

El Arzobispo destacó el esfuerzo que realiza la Iglesia en el mantenimiento del patrimonio religioso, un esfuerzo que “no es fácil, porque una parte es lo que invierte la diócesis como tal con cargo a sus presupuestos, y otra parte mucho más notable es la que invierten las parroquias, que son entes autónomos que se gobiernan a sí mismos, con los propios presupuestos parroquiales y con la ayuda inestimable de los fieles”. “La Iglesia en cada diócesis todos los años invierte cifras espectaculares en la conservación, puesta a punto y restauración de su patrimonio. Cosa que no sería posible, vuelvo a repetir, sin la ayuda de los fieles, sobre todo cuando se trata de parroquias concretas o de ermitas”, subrayó. En este apartado alabó el esfuerzo de “creyentes y no creyentes”, estos últimos “por motivos tal vez tradicionales o porque ven en la ermita de su pueblo o parroquia la síntesis de sus raíces religiosas y culturales”. “El hecho es que nuestro pueblo contribuye, a pesar de la crisis, de forma ejemplar a la conservación de su patrimonio”.

Preguntado por los tres euros que la Iglesia Colegial del Divino Salvador cobra a algunos visitantes turísticos, monseñor Asenjo se preguntó “quién paga después los guías, la seguridad, quien paga los sacristanes, las personas que abren y cierran el templo, las personas que están allí custodiando el templo durante la visita turística”. “Todo ello –concluyó- genera unos gastos, y esos gastos se cubren en parte con la visita turística, sin contar también los gastos referidos a la correcta conservación del templo. Todos los años hay que invertir una cantidad en cubiertas, canalones, en la conservación más exacta que se pueda de los templos”.

Finalizó su intervención reiterando la disposición de los obispos de Andalucía a dialogar con la Consejería de Cultura.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).