“Vivir y transmitir la fe en Cristo”

Mons. Vicente Jiménez Zamora

Jornada «Pro Templos»
“Vivir y transmitir la fe en Cristo”
Queridos diocesanos y hermanos que nos visitáis en verano:

Desde hace años nuestra Diócesis de Santander, que peregrina en Cantabria y en el Valle de Mena, celebra una Jornada “pro templos” en el verano. Este año será el domingo, 12 de agosto. La jornada tiene una doble finalidad: valorar los templos en su significado humano y cristiano, y realizar una colecta extraordinaria para colaborar económicamente en la construcción y conservación de las iglesias, ermitas y lugares de culto.

El templo material es imagen visible del templo espiritual, en el que los cristianos somos “las piedras vivas”, que entramos en la construcción de la verdadera Iglesia para ofrecer sacrificios agradables a Dios ( cfr. 1 Pedro 2, 4-5). El templo es el lugar para “vivir y transmitir la fe en Cristo”, según dice el lema de este año.

El templo es el edificio en el que se congrega la comunidad cristiana para escuchar la Palabra de Dios, orar comunitariamente, recibir los sacramentos y celebrar la Eucaristía. La iglesia es, además, lugar de solidaridad y un espacio donde los pobres alcanzan acogida y sienten la caridad y la solidaridad de los creyentes.

Realizamos esta colecta extraordinaria en verano, porque muchos cántabros, ausentes durante el año, regresan a sus ciudades y pueblos; y también porque bastantes personas que nos visitan en este tiempo, participan en nuestras celebraciones compartiendo la misma fe de la Iglesia y están interesadas en colaborar en nuestras necesidades. Pero somos nosotros, especialmente los católicos de la Diócesis y las personas que, aunque no sean católicas, valoran la labor de la Iglesia para el bien común, quienes tenemos que responsabilizarnos en la construcción de los nuevos templos (iglesia de Unquera) y en la conservación ( iglesia de Liendo) de un amplio y extenso número de edificios religiosos extendidos por toda la Diócesis. En total son unos 1.200 edificios religiosos.

Conozco vuestra generosidad, que agradezco, y por eso tengo confianza para solicitar vuestra ayuda económica a través de esta colecta extraordinaria “pro templos”. A todos, muchas gracias. La cantidad recaudada en la colecta de los últimos años va descendiendo, como podéis ver en la hoja informativa. Espero que, a pesar de la crisis económica que estamos atravesando, hagamos un esfuerzo mayor para superar la cantidad de años anteriores y poder decir de vosotros, como San Pablo, “probados por muchas tribulaciones, su rebosante alegría y su extrema pobreza han desbordado en tesoros de generosidad” (2 Corintios 8, 2). La Iglesia necesita tu fidelidad y colaboración.

Con mi afecto de siempre, agradecimiento y bendición,

+ Vicente Jiménez Zamora
Obispo de Santander

Mons. Vicente Jiménez Zamora
Acerca de Mons. Vicente Jiménez Zamora 232 Artículos
Mons. D. Vicente Jiménez Zamora nace en Ágreda (Soria) el 28 de enero de 1944. Fue ordenado sacerdote diocesano de Osma-Soria el 29 de junio de 1968. Es licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en Teología Moral por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y en Filosofía por la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino de Roma. CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal y episcopal está unido a su diócesis natal, en la que durante años impartió clases de Religión en Institutos Públicos y en la Escuela Universitaria de Enfermería, además fue profesor de Filosofía y de Teología en el Seminario Diocesano. También desempeñó los cargos de delegado diocesano del Clero (1982-1995); Vicario Episcopal de Pastoral (1988-1993); Vicario Episcopal para la aplicación del Sínodo (1998-2004) y Vicario General (2001-2004). Fue, desde 1990 hasta su nombramiento episcopal,abad-presidente del Cabildo de la Concatedral de Soria. El 12 de diciembre de 2003 fue elegido por el colegio de consultores administrador diocesano de Osma-Soria, sede de la que fue nombrado obispo el 21 de mayo de 2004. Ese mismo año, el 17 de julio, recibió la ordenación episcopal. El 27 de julio de 2007 fue nombrado Obispo de Santander y tomó posesión el 9 de septiembre de 2007. Desde el 21 de diciembre de 2014 es Arzobispo de Zaragoza, tras hacerse público el nombramiento el día 12 del mismo mes. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro del Comité Ejecutivo desde el 14 de marzo de 2017. Además, ha sido miembro de las Comisiones Episcopales para la Doctrina de la Fe (2007-2008) y Pastoral Social (2008-2011). Desde 2011 era presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, tras ser reelegido para el cargo el 13 de marzo de 2014. El sábado 29 de marzo de 2014 la Santa Sede hizo público su nombramiento como miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.