Cardenal Martínez Sistach: «En la oración pido por las personas que el Señor me ha encomendado»

Encarni Llamas. diocesismalaga.es

«La oración es como el respirar para la vida. Si no respiramos, nos asfixiamos, pues la oración es absolutamente necesaria para nuestra vida cristiana», así la define el Arzobispo-Cardenal de Barcelona, monseñor Luis Martínez Sistach (Barcelona, 1937) que ha participado en un curso de verano sobre la Liturgia de las Horas, la oración de la Iglesia, celebrado en Málaga para los seminaristas de toda España. Con toda sencillez, el cardenal afirma «soy un cristiano como los demás y rezo como uno más».

–Monseñor Martínez Sistach, la Liturgia de las Horas es cada vez más común entre los seglares, ¿a qué se debe?

–Pienso que se debe a que los laicos son Iglesia y la Iglesia ofrece muchos tipos de oración, pero esta oración litúrgica con la Palabra de Dios, los Salmos… es más oficial y es una oración riquísima. Ante el bautismo no hay distinción entre un sacerdote, un religioso y un laico y por tanto tienen todo el derecho y toda la capacidad para hacer esta oración. Y además, la liturgia va entrando en el pueblo y van descubriendo la necesidad de sentirse más Iglesia y de rezar con la oración de la Iglesia.

–Las nuevas tecnologías también ayudan, pues es muy fácil usar una aplicación para rezar en el móvil. ¿Cómo ve el uso de las nuevas tecnologías y las redes sociales? Pues sabemos que usted es un usuario de Twitter.

–Creo que es un medio importante, aunque hay que situarlo bien. Cuando hablamos de liturgia en una celebración de la Eucaristía en una comunidad, o en el rezo de la Liturgia de las Horas en comunidad, las nuevas tecnologías pueden ayudar, pero sin distraer demasiado. Ahora, cuando uno viaja, y no tiene la posibilidad de llevar la Liturgia de las Horas, que es un libro bastante gordo, o un diurnal que también pesa, pues un móvil de éstos en los que se puede ver todo el texto, va muy bien, es un subsidio que puede ayudar. Por otra parte, la Iglesia tiene que vivir los tiempos actuales y las redes sociales realmente son importantes. Las tenemos que usar para anunciar el Evangelio, pero cada cosa en su lugar.

–¿Reza el clero lo suficiente?

–Yo pienso que el clero reza, que deberíamos rezar todos un poco más, también es verdad. No somos contemplativos, no somos monjes, por lo tanto nuestra espiritualidad, centrada en Jesucristo, y enriquecida por el ministerio sacerdotal, significa darse a los demás. Y hay que buscar momentos de oración explícitamente para Jesucristo. Pero, también es verdad que, cuando te llaman y hay una urgencia y alguien necesita alguna cosa del sacerdote, tenemos que estar al servicio de ellos y, de alguna manera esto también es una oración.

–¿Y los seglares?

–Bueno, de todo habrá. Yo creo que la oración es como el respirar para la vida. Si no respiramos, nos asfixiamos y morimos, pues la oración es absolutamente necesaria para vivir nuestra vida cristiana. A veces hablamos de la celebración de la Eucaristía y de la práctica religiosa de los cristianos, de los jóvenes que no acaban de entender la misa y no van. Pero si no se reza cada día un poquitín, cómo vamos a entender el domingo la misa. Las dos cosas van muy unidas.

–¿Cómo reza un Cardenal?

–Reza como un cristiano. Yo soy un cristiano como los demás y tengo que rezar como los cristianos. Por otra parte, tenemos la caridad pastoral, la de los sacerdotes y los obispos, que es esa dimensión de imitación del Buen Pastor. Es una oración muchas veces de intercesión, de pedir a Dios Nuestro Señor por los fieles que te ha encomendado, por las familias que tienen dificultad, por aquella persona que está pasando un mal momento, por los enfermos. Hay que buscar momentos para la oración y no es fácil, con la vida que llevamos.La Liturgia de las Horas me ayuda mucho y es una oración muy importante para mí. Y uno se va dando cuenta de que lo más importante en la oración, como decía Santa Teresa de Jesús, es estar con quien sabes que te ama. Y, como dos enamorados, que no se dicen nada, están bien uno al lado del otro.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39251 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).