Encuentro nacional de la Pastoral del sordo en Castellón, del 23 al 27 de julio

El próximo lunes 23 de julio se inaugurará, en el Seminario Mater Dei de Castellón de la Plana, el encuentro nacional de Pastoral del Sordo 2012 con una eucaristía presidida por el Obispo de la diócesis de Segorbe-Castellón, monseñor Casimiro López Llorente.

En consonancia con uno de os objetivos prioritarios de la Iglesia tanto a nivel general como diocesano, el tema del evento, que se prolongará hasta el viernes 27 de julio, es “La Pastoral del Sordo en la Nueva Evangelización”. Es un ámbito de la Iglesia del que no se oye hablar mucho, pero que tiene un papel importante en la solicitud hacia todos los fieles para incluirlos y reconocerlos como miembros de pleno derecho. Además, su circunstancias específicas dan muestra de gran creatividad.

Aunque la atención a las personas con discapacidad se presenta como uno de los hitos sociales del siglo XX y XXI, la Iglesia ya era consciente de sus necesidades específicas desde mucho antes. Respecto a la deficiencia auditiva, la persona de referencia en España es el misionero claretiano Jaume Clotet, declarado venerable. Su acción catequética realizada hace doscientos años en Vic y Barcelona le ha valido el título de catequista de los sordos. Por ejemplo elaboró un catecismo para sordos en 1890.

Consciente de que la Pastoral del Sordo goza de una identidad propia, el padre Clotet afirmaba: “Así como los misioneros aprenden la lengua de los países donde son enviados, también se necesitan catequistas que aprendan a comunicarse con aquellos que ni pueden recibir los contenidos de la fe por los oídos, sino por los ojos”.

Misas en signos

En la misma línea, casi un siglo después el Cardenal Wojtyla, antes de ser consagrado como el Papa Juan Pablo II, se refería así al lenguaje de signos: “es una lengua como las demás, y con igual dignidad. Así que también aquella podía ser forma sacramental, y en consecuencia forma de la Eucaristía. Y desde entonces no hay más obstáculos, no hay más problemas porque ha sido admitida generalmente la licitud de la Misa celebrada en el lenguaje de señas, como apoyo cuando hay personas que oyen, o como posibilidad integral cuando están presentes solo sordos”.

Por tanto no debe sorprender que existan parroquias con una atención particular a los sordos, como la de Santa María del Silencio en Madrid.

Por su parte, en la diócesis de Segorbe-Castellón que acoge el Encuentro Nacional de Pastoral del Sordo, desde hace tres años el sacerdote Raúl López celebra una eucaristía dominical con lenguaje de signos a las 19 horas en la parroquia de San Vicente Ferrer (Castellón). Igualmente se han organizado diversos cursos y conferencias sobre este lenguaje, por ejemplo a iniciativa de la asociación Salus Infirmorum. El sacerdote Raúl López, además, es solicitado habitualmente para “traducir” con signos bodas, comuniones y entierros. Y en encuentros diocesanos, hay un grupo estable de sordos que siguen la celebración con el apoyo de este servicio pastoral.

Una pastoral atenta y creativa

El Pontificio Consejo para los agentes sanitarios organizó en 2010 un encuentro bajo el tema “Las Personas Sordas, Heraldo y Testigo del Anuncio Evangélico”, en el que se definieron prioridades e instrumentos para aplicar en las diócesis:

– Ofrecer los instrumentos para empezar a trabajar “para y con” las personas sordas, de modo que quede asimilada en la pastoral ordinaria.

– La tecnología es una aliada en esta pastoral, como soporte visual con DVD, por ejemplo, que puedan auxiliar para la formación y la participación en la vida de las comunidades eclesiales.

– Cuidar y difundir la formación de los formadores

– Ofrecer los medios para cercarse a la realidad de los no oyentes aprendiendo las bases de la Lengua de Signos, en particular a los  futuros sacerdotes.

– Promover la institución de una certificación para los traductores en Lengua de Signos en el ámbito eclesial, y apoyar la figura del “facilitador”, que debe tener competencias suficientes para seguir correctamente las funciones religiosas, como la Eucaristía.

El Beato Alexandre Planas, “El Sordo”

Uno de los patrones de los sordos es un seglar vinculado a los salesianos que murió mártir durante la persecución religiosa de 1936, a los 58 años: el Beato Alexandre Planas, conocido como “el Sordo”, condición que le impidió profesar como religioso a pesar de su deseo. Alexandre nació en 1878 en Mataró (Barcelona) y a los dieciocho años entró a trabajar en el noviciado de la Congregación Salesiana de Sant Vicenç dels Horts (Barcelona). Tres años después los salesianos dejaron el lugar, y “el Sordo” se ocupó de los edificios hasta el regreso de la congregación en 1931.

Alexandre llevaba una vida austera de profunda piedad y caridad, atendiendo a enfermos y moribundos, y participando en la catequesis parroquial. Además, “el Sordo” era un buen escultor, y decoró los patios de la Casa Salesiana con artísticas estatuas de temas religiosos, representado escenas de la Pasión de Jesús.

En julio de 1936, volvió a quedarse solo al ser expulsados los salesianos por el Comité Revolucionario hasta que, aprovechando el paso de un religioso, los apresaron acusados de ser conspiradores peligrosos. El 19 de noviembre los llevaron en un coche hacia las costas del Garraf (Barcelona), los martirizaron y sus cuerpos los echaron al mar.

El domingo 11 de marzo del año 2001, el Papa Juan Pablo II proclamó Beato a Alexandre Planas junto con 232 mártires por la fe.

Para saber más:
http://pastoraldelsordocee.blogspot.com.es/

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39286 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).