Campo de trabajo de Bidesari en el Monasterio de Zenarruza

El campo de trabajo de Bidesari, que comenzará el último día de este mes de julio de 2012, pretende ser –según sus organizadores- un espacio socioeducativo en el marco del ocio y tiempo libre. Se desarrollará entre el 31 de julio y el 8 de agosto, con personas presas y personas voluntarias en el Monasterio de Zenarruza (Bolibar-Markina). “Un lugar idílico de paz y tranquilidad que logra sorprender cuando se llega allí por primera vez. Y que al concluir el campo de trabajo es todavía un lugar más especial”, resaltan.

Los responsables de Bidesari animan a participar a aquellas personas que nunca han vivido una experiencia similar. “Es verdad que habrá que vencer la pereza veraniega y tal vez los prejuicios sociales que todos tenemos para acabar disfrutando de un encuentro único”, explica Miguel Yuste, educador Social de Bidesari. “Es especial –prosigue- porque el encuentro de las personas es uno de los regalos más bonitos que se pueden vivir. Personas que vienen de realidades muy distintas y todas llegan con el convencimiento de que siempre hay margen a mejorar tanto en lo personal como en lo social. Las personas voluntarias buscan crecer en muchos ámbitos de su vida, uno de ellos, el de no dejar de lado otras realidades diferentes y acompañar a personas que en un momento determinado de su vida necesitan un empujón, para que por ellas mismas caminen y sean los protagonistas de sus vidas”.

Es aquí donde nos encontramos a los actores principales de este escenario. Personas que viven en prisión y vienen trabajando en los grupos de Bidesari a través de un itinerario educativo, “que nos permite ir conociendo a la persona y que ella misma se conozca. Personas que comienzan a tener cerca la posibilidad real de seguir realizando su proceso de cambio personal e incorporación social. Continuar trabajando para cambiar su estilo de vida y superar definitivamente su problemática como personas drogodependientes en muchos casos”, matiza.

Es por ello que el campo de trabajo es una experiencia que les permite ser conscientes de que existen otras formas de vida a la hora de relacionarse, de disfrutar del ocio, de reflexionar sobre las vivencias, etc.…

Miguel Yuste cuenta que muchas personas voluntarias pasaron un día por este campo de trabajo y se quedaron enamoradas del trabajo que Bidesari realiza. “Puede sonar cursi, pero es la realidad. Cuando uno se despoja de sus prejuicios y se encuentra con la persona y no con el preso, comienza a entender sus dificultades y le pide un esfuerzo para que las cambie, a la vez que va reforzando aquellos comportamientos que le ayudan a crecer”.

“Muchos pueden creer que caemos en la compasión con esas personas, pero para nada ese es nuestro objetivo. Les estaríamos haciendo un flaco favor”, prosigue Yuste. Desde Bidesari insisten en que creen que todas las personas son susceptibles de realizar cambios en su vida, “siempre se puede aspirar a la mejora de alguna de las áreas de nuestra vida”, gracias a su trabajo personal y el apoyo que Bidesari les ofrece desde el marco teórico de la relación de ayuda. Una relación alejada de actitudes asistenciales, sino que se ofrecen actitudes donde al acompañarles con un estilo educativo concreto busca despertar a la persona para que ella sea la protagonista de su vida y de sus cambios.

Los responsables de Bidesari animan a conocerles “llamar, acercaros, y, no os lo penséis mucho. La experiencia dice que en los campos de trabajo uno debe de dar el paso, acercarse y después con el tiempo evaluar si mereció o no la pena”.

Asociación Bidesari

Se trata de una Asociación sin ánimo de lucro que nace de la Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de Bilbao en 1994 tratando de responder a las necesidades cambiantes de las personas presas.

Está integrada por un equipo plural de personas voluntarias y profesionales que, desde una espiritualidad cristiana, trabajamos por la incorporación social de las personas presas a través de diferentes proyectos educativos.

Bidesari trabaja con y junto a las personas presas por ser uno de los colectivos que presenta unas situaciones de exclusión y marginación más intensas y complejas ante la confluencia de diferentes problemáticas como drogodependencias, enfermedades físicas y mentales, problemas migratorios, falta de apoyo familiar, ausencia de experiencia y/o formación laboral, analfabetismo, falta de todo tipo de ingresos, pertenencia a barrios degradados, malos tratos, carencias educativas…

Declarada de Utilidad Pública en 2005, dedica especial atención a las personas presas drogodependientes e inmigrantes, en la medida en que, en la actualidad, configuran los colectivos más numerosos de los que constituyen la población penitenciaria y los que presentan mayores carencias a todos los niveles. 

Quien precise más información o apuntarse directamente al campo de trabajo puede contactar con Miguel Yuste a través de esta dirección de correo electrónico: [email protected]

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37961 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).