Broche de oro en los conciertos que acogió el claustro de la catedral de Almería

Los 30 arcos del Claustro de la Santa y Apostólica Iglesia Catedral de La Encarnación en Almería, junto con la fuente central, las dos gigantescas palmeras incrustadas sobre el escenario, la vigilancia muda de la Torre al fondo, el sonido de las campanas catedralicias cada cuarto de hora y el auditorio lleno hasta la bandera fueron, en la noche del pasado viernes 13 de julio, el marco privilegiado para los jóvenes músicos de Cádiz y la magistral dirección de José Vélez.

En ese ambiente, se fueron deslizando las notas de la obertura ‘La Gazza Ladra’ (en castellano ‘La Urraca Ladrona’), compuesta en 1917 por el compositor italiano Gioachino Rossini como una ópera de miseria en dos actos. El espectacular uso de las cajas fue un prólogo impresionante a las sensaciones que habían de llegar a lo largo de la noche.

La temperatura musical y artística subió sobremanera con el ‘Capricho Español’ del ruso Nicolai Rimsky Korsakov. La magistral culminación a una noche única llegó con la archiconocida ‘Sinfonía del Nuevo Mundo’ de Antonin Dvorak.

El sábado, la Orquesta Joven de Almería, OJAL, puso un magnífico broche de oro a la segunda y última cita de las ‘Noches en el Claustro’. Un concierto que volvió a completar el aforo del patio del Claustro de la Santa y Apostólica Iglesia Catedral de La Encarnación.

Tras la restauración del emblemático lugar, el Obispado de Almería, monseñor Adolfo González Montes, ha cedido el espacio para poder llevar a cabo esta propuesta cultural, organizada por el Ayuntamiento de Almería a través del Área de Cultura y Educación.

Michael Thomas, el insigne director de la Orquesta Ciudad de Almería, fue el encargado de dirigir en esta segunda ocasión a la OJAL, relevando a la JOCA y a su compañero, el concertino José Ángel Vélez.

Para esta ocasión eligieron un nuevo repertorio compuesto por grandes obras de la historia de la música. Comenzaron con la Obertura de ‘Las Bodas de Fígaro’, del maestro Mozart, una composición viva y brillante perfecta para abrir la velada. Continuaron con el ‘Concierto para trompa y orquesta Nº 3 en Mi bemol Mayor’, también de Mozart, en sus movimientos, Allegro, Romance y Allegro. Para esta ocasión contaron con la participación del joven solista David Torres Cantón. La trompa, que de por sí es un instrumento de sonido rico y grandioso, hizo vibrar al público. El joven Torres demostró una gran maestría, a pesar de su corta edad, y un virtuosismo de excepción.

Tras un breve descanso, la OJAL volvió con una joya de la música clásica para cerrar el concierto: la 5ª Sinfonía de L. V. Beethoven. Una obra en la que el maestro supo plasmar su identidad romántica y su carácter enérgico.

Al final de la velada, los asistentes se pusieron en pie para aplaudir a esta joven orquesta de sonido excepcional, compuesta por aprendices de músico que bien se han ganado el cariño de su ciudad y el respeto como artistas que ya pueden ser considerados como tal.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37933 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).