Respetar la vida en la circulación

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses     Cuando ya estamos en pleno verano, en la proximidad de la fiesta de San Cristóbal (10 de julio), patrono y protector de los automovilistas, la Iglesia celebra una de sus jornadas anuales: la de responsabilidad en el tráfico. Se celebra  este domingo, y este año tiene un lema muy profundo, que dice así: “La gloria de Dios es la vida del hombre. Cuídala al volante”.

La frase “La gloria de Dios es la vida del hombre”, es la traducción de una frase latina, lapidaria y bellísima, de San Ireneo, mártir y obispo de Lyon, aunque él procedía de Oriente. “Gloria Dei homo vivens”,  indicando que Dios quiere que el hombre viva y que respetarle la vida es la manera de la manera de dar realmente gloria a Dios, porque es cumplir su voluntad sobre la humanidad.

Todo este tema arranca del quinto mandamiento del decálogo: “No matarás” (Ex 20,13), mandamiento que Jesús retoma en el Sermón dela Montaña, insistiendo en el respeto que merece toda persona y en que no hay que usar la violencia contra su integridad o contra su buena fama (Mt 5, 21-22).

Como enseña el Catecismo dela Iglesia Católicaal hablar del quinto mandamiento, “la vida humana es sagrada porque, desde su origen, supone la acción creadora de Dios y siempre se mantiene en una relación especial con el Creador, su único fin. Sólo Dios es el dueño de la vida desde su comienzo hasta su término: nadie, en ninguna circunstancia, puede reivindicar para él el derecho de destruir directamente un ser humano inocente”.

Las palabras añadidas a la famosa frase de San Ireneo nos indican la aplicación actual al tráfico rodado. “Cuídala al volante”, es decir: sé un protector, un cuidador de la vida, -tuya y de los demás- cuando estés al volante, cuando estés conduciendo un vehículo. También cuando circules como peatón por las calles, carreteras y rutas.

El año 2007, el Pontificio Consejo para los Migrantes –uno de los organismos dela Santa Sede-publicó un texto de 40 páginas, que proponía estos diez mandamientos del buen conductor:

1.      No matarás.

2.      Que la ruta sea para ti un instrumento de comunión entre las personas, y no un peligro mortal.

3.      Que la cortesía, la corrección y la prudencia te ayudan a afrontar las situaciones imprevistas.

4.      Sé caritativo y ayuda al prójimo en situación de necesidad, en especial si es víctima de un accidente.

5.      Que el automóvil no sea para ti un instrumento de poder, de dominación y una ocasión de pecado.

6.      Convence con caridad a los jóvenes y a los menos jóvenes que no conduzcan, cuando no están en condiciones de hacerlo.

7.      Apoya a los familiares de las víctimas de accidentes.

8.      Favorece en el momento oportuno el encuentro entre la víctima y el automovilista culpable, a fin de que puedan vivir la experiencia liberadora del perdón.

9.      En la carretera, protege al más débil.

10. Siéntete, tú mismo, responsable de la vida de los demás.

En resumen, se trata de humanizar el tráfico y de hacer que se respete el primero de los derechos humanos, el respeto a la vida. 

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa   

 

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 318 Artículos
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar.Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos.En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989).El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”.El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis.El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa.En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.