Lourdes, en el corazón de Europa

Mons. Jaume Pujol     El 11 de julio se celebra la festividad de San Benito de Nursia, declarado por Juan Pablo II patrono de Europa. Me gustaría enlazar hoy esta fecha próxima, y la consideración de las raíces espirituales de nuestro continente, con un enclave de espiritualidad al que todos nos sentimos muy unidos: Lourdes.

San Benito vivió a caballo de los siglos V y VI. Fue el instrumento de Dios para fundar en la cima de una montaña italiana un monasterio, el de Montecasino, que sería el primero de una larga serie de monasterios benedictinos, inspirados en la famosa regla que él mismo redactó para su mejor gobierno.

La fundación de Montecasino, el año 530, fue precedida en la vida de San Benito por cuarenta días de oración y ayuno con los que quiso imitar a Jesucristo, a quien se entregó en cuerpo y alma. El fruto de esta entrega se extendió a muchos países a lo largo de los siglos, sobre todo en Europa, donde los monjes desempeñaron un papel primordial en la cultura y las costumbres.

Dios, que se valió de ese joven que comenzó siendo ermitaño hasta rodearse de una primera comunidad, se sirvió también de una jovencita de los Pirineos franceses, en el siglo XIX, para reafirmar la devoción mariana que ha acompañado siempre la fe del pueblo. Bernardette dio testimonio de 18 apariciones acaecidas ,entre el 11 de febrero y el 18 de julio de 1858 en la gruta de Massabielle. Su sencillo testimonio, impulsado por la gracia, hace que cada año seis millones de personas peregrinen a Lourdes.

Con una misa celebrada en Montserrat, en mayo pasado conmemoramos el 40 aniversario del nacimiento en 1972 de la primera peregrinación a Lourdes de la Hospitalidad de la Mare de Déu de Lourdes, entidad que desde entonces ha organizado las peregrinaciones al santuario francés. Tuve el gozo de glosar, en este sentido, la dedicación que tuvo en este empeño mi recordado predecesor el Dr. Josep Pont i Gol.

Personalmente siempre participo en la peregrinación anual diocesana y la sensación es siempre la misma: la gente regresa feliz. Hemos estado en contacto con enfermos, necesitados, personas que requieren ayuda y solidaridad, y los primeros beneficiados somos nosotros por su ejemplo y su gratitud.

Vamos a ponernos a los pies de la Virgen, como Bernadette, como millones de peregrinos. A través de Ella presentamos al Señor nuestros afanes diarios y ponemos en sus manos las necesidades de la sociedad, especialmente por los enfermos. De modo particular pedimos por el Papa y por su empeño en la Nueva Evangelización, que comienza por Europa, esta patria común, que se ha beneficiado tanto de la espiritualidad de San Benito, y que no puede tener al euro como único vehículo de unidad, sino sus raíces comunes en la doctrina de Cristo.

† Jaume Pujol Balcells
Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado

Mons. Jaume Pujol
Acerca de Mons. Jaume Pujol 324 Artículos
Nace en Guissona (Lleida), el 8 de febrero de 1944. Cursó los estudios primarios en los colegios de las Dominicas de la Anunciata y de los Hermanos Maristas de Guissona. Amplió sus estudios en Pamplona, Barcelona y Roma. Realizó el doctorado en Ciencias de la Educación en Roma, donde cursó estudios filosóficos y teológicos. Es doctor en Teología por la Universidad de Navarra. Fue ordenado sacerdote por el cardenal Vicente Enrique y Tarancón, en Madrid, el 5 de agosto de 1973, incardinado en la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei.CARGOS PASTORALESFue profesor ordinario de Pedagogía Religiosa en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Desde el año 1976 y hasta su consagración episcopal, dirigió el Departamento de Pastoral y Catequesis, y desde el 1997, el Instituto Superior de Ciencias Religiosas, los dos de la misma Universidad.Ocupó distintos cargos en la Facultad de Teología: director de estudios, director del Servicio de Promoción y Asistencia a los Alumnos, secretario, director de la revista Cauces de Intercomunicación (Instituto Superior de Ciencias Religiosas), dirigida a profesores de religión.Durante sus años en Pamplon dirigió cursos de titulación, formación y perfeccionamiento de catequistas, profesores de religión y educadores de la fe, y tesis de licenciatura y de doctorado. Su trabajo de investigación se ha centrado en temas de didáctica y catequesis; ha publicado 23 libros y 60 artículos en revistas científicas, obras colectivas, etc. También ha desarrollado otras tareas docentes y pastorales con jóvenes, sacerdotes, etc.El día 15 de junio de 2004 el Papa Juan Pablo II lo nombró Arzobispo de Tarragona, archidiócesis metropolitana y primada, responsabilidad que, hasta hoy, conlleva la presidencia de la Conferencia Episcopal Tarraconense, que integran los obispos de la provincia eclesiástica Tarraconense y los de la provincia eclesiástica de Barcelona. El día 19 de septiembre de 2004, en la Catedral Metropolitana y Primada de Tarragona, fue consagrado obispo y tomó posesión canónica de la archidiócesis. El día 29 de junio de 2005 recibía el palio de manos del Papa Benedicto XVI, en la basílica de San Pedro del Vaticano.OTROS DATOS DE INTERÉSEn la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis y Seminarios y Universidades. Cargo que desempeña desde 2004.Además, ha sido miembro de la Comisión Permanente entre 2004 y 2009.