Una voz que merece ser escuchada

Mons. Lluís Martínez Sistach      Benedicto XVI abrirá en Roma el próximo día 7 de octubre la asamblea ordinaria del Sínodo de los Obispos, dedicado en esta ocasión a un tema muy actual: “La Nueva Evangelizaciónpara la transmisión de lafe cristiana”. Como preparación a este acontecimiento, quisiera recordar el esfuerzo que hacen muchos cristianos y cristianas de nuestro país para ayudar a las personas que más sufren a causa de la crisis.

Como dije en mi última carta pastoral, titulada precisamente Nueva Evangelización y solidaridad, me complace agradecer el aumento de solidaridad de las parroquias, de Cáritas, de otras instituciones eclesiales y de muchísimas personas que, como voluntarias o como donantes, hacen posible que se mitigue el sufrimiento de muchos individuos y familias.

Como el samaritano del Evangelio, los cristianos se esfuerzan para acercarse al necesitado; lo miran y se compadecen de él, compartiendo con él sus bienes materiales y espirituales. Nuestra solidaridad crece y se hace más eficaz en la medida en que nos acercamos también físicamente a las personas que necesitan ayuda.

Últimamente, Cáritas Diocesana de Barcelona ha establecido un sistema de mediación previo a las sentencias judiciales de desahucio y pérdida dela vivienda. Asímismo, en una declaración bien documentada y razonada, ha reclamado la retirada del anteproyecto de ley de medidas de flexibilización y fomento del mercado de alquiler de viviendas.

Pido que estas voces de las instituciones de Iglesia sean escuchadas, porque están muy próximas a las víctimas principales dela crisis. Somosconscientes del momento dramático que vive el país, pero debemos recordar que es una gran responsabilidad de las autoridades políticas trabajar para lograr que las consecuencias de la crisis no las paguen los sectores sociales más necesitados y más desprotegidos.

Estamos en período de vacaciones, pero la solidaridad nunca puede hacerlas y menos aún actualmente, en este contexto.

El Papa Benedicto XVI, en su encíclica social La caridad en la verdad, indica que la economía necesita de la ética para su correcto funcionamiento y que es muy importante recuperar la contribución del principio de la gratuidad y de la lógica del don en la economía de mercado, en la que la norma no puede ser sólo la ganancia, y pone de relieve la necesidad de la formación de las conciencias que refuerce los criterios morales en la elaboración de los proyectos políticos y económicos.

De cara al próximo curso, y teniendo presente la situación en que nos hallamos, me parece que, como Iglesia diocesana de Barcelona, será necesario priorizar el tercero de los objetivos del actual Plan Pastoral, que nos pide potenciar los gestos de solidaridad como expresión de nuestro amor y de nuestra fe.

Los esfuerzos que hacen las instituciones de la Iglesia, y sobre todo Cáritas –tanto la diocesana como las parroquiales-, merecen ser escuchados por nuestros políticos y dirigentes económicos. Ya que, muchas veces, su voz es la voz de quienes no tienen voz, de los más pobres y marginados de nuestra sociedad. 

+ Lluís Martínez Sistach

Cardenal arzobispo de Barcelona

Mons. Lluís Martínez Sistach
Acerca de Mons. Lluís Martínez Sistach 187 Artículos
El Cardenal Martínez Sistach nace en Barcelona el 29 del abril de 1937. Cursó los Estudios Eclesiásticos en el Seminario Mayor de Barcelona entre los años 1954 y 1961. Fue ordenado sacerdote el 17 de septiembre de 1961 en Cornellá de Llobregat. Entre 1962 y 1967 cursó estudios jurídicos en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, doctorándose en Derecho Canónico y Civil.Terminados sus estudios jurídicos en Roma, fue nombrado Notario del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, cargó que ocupo desde 1967 a 1972. Desde ese mismo año y hasta 1979, fue Vicario Judicial Adjunto del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, y de 1975 a 1987, Profesor de Derecho Canónico de la Facultad de Teología de Cataluña, en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona y en el Instituto de los PP. Salesianos de Barcelona. De 1979 y 1987 fue Vicario General de la archidiócesis de Barcelona. En 1983 fue elegido Presidente de la Asociación Española de Canonistas.CARGOS PASTORALESFue nombrado Obispo auxiliar de Barcelona el 6 de noviembre de 1987. Recibió la ordenación episcopal el 27 de diciembre de ese mismo año. Fue nombrado Obispo de Tortosa el 17 de mayo de 1991. El 20 de febrero de 1997 fue promovido a Arzobispo Metropolitano de Tarragona y el 15 de junio de 2004 a Arzobispo Metropolitano de Barcelona. El 6 de noviembre de 2015 el papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la archidiócesis de Barcelona, siendo administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor, el 26 de diciembre del mismo año.Es Gran Canciller de la Facultad de Teología de Catalunya y de la Facultad de Filosofía de Catalunya, y Presidente de la Fundación “Escola Cristiana de Catalunya”. Creado Cardenal en el Consistorio de noviembre de 2007.En la Curia Romana es miembro, desde mayo de 2008, del Pontificio Consejo para los Laicos, del que ya era consultor desde 1996; del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos de la Iglesia, desde 2002, y desde julio de 2006, es también miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, cargo para el que fue ratificado en mayo de 2008. Desde junio de 2010 es miembro de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede.El 9 de abril de 2013 la Generalitat de Cataluña le otorgó la Medalla de Oro.OTROS DATOS DE INTERÉSEn la CEE es miembro de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos, de la que ya fue miembro desde 1987 al 2005 y Presidente de 1990 al 2002. Formó parte del Comité Ejecutivo de 2005 al 2011, año que fue elegido Presidente de la Comisión de Liturgia para el trienio 2011-2014. Desde este último y hasta diciembre de 2015, era miembro de la Comisión Permanente.