Tú, ¿donde te situarías?

Mons. Joan Piris     Esta es una reflexión muy práctica, fruto de releer un texto de P. Lloidi, y que puede servirnos para encarar el verano buscando respuestas.

En la catequesis que yo recibí de pequeño se decía que ‘ser cristiano es ser discípulo de Cristo’ y, al ir creciendo, me explicaron y entendí que estos ‘discípulos’ lo eran porque habían encontrado con Jesucristo, se habían adherido a su persona y trataban de orientar su vida desde esta perspectiva.

Hay los admiradores y simpatizantes de Jesús: aquel hombre rico, llamado Nicodemo, solicitó una entrevista nocturna con Jesús… La admiraba y sentía simpatía por él. Tenía fe? Ciertamente no. Pero la tuvo después de la muerte de Jesús, cuando dio un paso en público preocupándose de su entierro y consiguiendo un sepulcro nuevo.

La admiración y la simpatía pueden ser los primeros escalones de la fe. La admiración no es fe, aunque es un ingrediente necesario.

Hay partidarios de Jesús: ser partidario es bastante más que ser simpatizante o un admirador. El partidario es aquel que hace suyas las ideas del partido o del grupo, al menos en lo fundamental, luego se las apoya y pasa a la acción, trabaja para ellas…

Un cristiano es aquel que, además de admirador, se ha convertido en partidario de Jesús. Aquel que, en todo aquello que hace referencia al sentido de la vida y del mundo, es partidario de las ideas fundamentales de Jesús. Esto compromete bastante más que la simple admiración.

Pero, sobre todo, están los seguidores de Jesús: aquellos que se vinculan ante todo a la persona misma de Jesús, a su vida ya su testimonio.

La fe cristiana no consiste únicamente en creer un mensaje, sino en creer en una persona. La Palabra es Alguien. Primero doy crédito a la persona, la reconozco como mi absoluto y por ello, estableciendo una relación interpersonal, me adhiero a sus ideas o mensaje.

Esta relación personal es la que expresamos con los términos ‘seguimiento’ y ‘seguidor’.

El partidario adhiere a un programa, el discípulo, a las enseñanzas de su maestro, el seguidor, a la persona misma del maestro. El seguidor cristiano aprende actitudes, valores y comportamientos de la propia vida del maestro y los hace suyos.

El cristiano es el seguidor afectuoso de Jesús que se vincula a su persona y decide seguir sus huellas. Dicho brevemente: la fe culmina en el seguimiento. Y nos hace pasar de discípulos apóstoles (enviados a comunicar a los demás esta experiencia).

La cuestión sería: ¿dónde te situarías tú en este momento de tu vida y qué hacer para llegar a ser un mejor seguidor de Jesús cada día?

BUEN VERANO A TODOS.

Recibid el saludo de vuestro hermano obispo,

+ Joan Piris Frígola

 Obispo de Lleida

Mons. Joan Piris
Acerca de Mons. Joan Piris 198 Artículos
Mons. D. Joan Piris Frígola nació el 28 de septiembre de 1939 en Cullera (Valencia). Fue ordenado sacerdote en Moncada el 21 de octubre de 1963. Desde 1964 a 1968 realizó los estudios de Licenciatura en Pedagogía en Roma y la Diplomatura en Catequética en el Pontificio Ateneo Salesiano de Roma. En 1971 obtuvo la Licenciatura en Pedagogía por la Universidad Civil de Valencia.En 1968 fue nombrado Vicario y de 1969 a 1974 párroco de San Fernando Rey de Valencia. Fue miembro del Grupo Promotor en España del Movimiento por un Mundo Mejor, de 1974 a 1979, fecha en la que ejerció como Director del Secretariado Diocesano y luego Delegado Episcopal de Pastoral Familiar en Valencia, hasta 1984. Este cargo lo compaginó con la dirección del Secretariado de la Subcomisión de Familia de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, en Madrid, de 1981 a 1984.CARGOS PASTORALESHa sido párroco de diferentes parroquias de Valencia y Miembro del Consejo de Presbiterio de Valencia en 1984 y Párroco Consultor un año más tarde. Ha sido Vicario Episcopal de las demarcaciones de La Ribera, Valencia-Nordeste, Lliria-Via Madrid y Valencia-Nordeste.El 1 de marzo de 2001 fue elegido Obispo de Menorca y recibió la Ordenación Episcopal el 28 de abril de ese mismo año.El 16 de julio de 2008 fue nombrado por el Papa Benedicto XVI Obispo de Lleida y tomó posesión de la diócesis el 21 de septiembre de 2008. El 28 de julio de 2015 el Papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la diócesisOTROS DATOS DE INTERÉSEn la Conferencia Episcopal Española ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral (2001-2005) y desde 2005 es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, de la que fue Presidente de 2009 a 2014.