“Levantad hacia Dios la mirada y te llenará de luz"

Mons. Joan Vives     El versículo 6 del salmo 34 del libro de los Salmos de la Biblia, que es el gran libro de oración del Mesías y de toda la Iglesia, ” Levantad hacia Dios la mirada y te llenará de luz “( Sal 34,6), nos anima a todos a vivir una vida contemplativa , más llena de Dios. Pienso con añoranza y con ganas de tomar estímulo, ahora que llega el verano … cuando una cierta pausa se ​​instala en la vida colectiva y en la vida personal. Ojalá este verano, encontramos tiempo para “levantar” a Dios el corazón y el pensamiento, y que nos dejemos llenar de su luz, que tanto necesitamos …

La contemplación de Dios, es para todos. Es un hacernos conscientes de las realidades divinas, altas. De ahí que hayamos “de levantar” la mirada …. St. Pablo insiste: ” Ya que habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios. Poner el corazón en lo de arriba, no en lo que es de la tierra. ” ( Col 3,1-2). Todos estamos llamados y todos somos capaces, por más que parece que sólo lo atribuimos a los hermanos cristianos “contemplativos” (así los llamamos) de la Iglesia. De hecho debemos estar muy agradecidos por las abadías y los monasterios, pero aún más por quienes los construyeron y actualmente los habitan y llenan de oración, de paz, de silencio y de ” vida escondida en Dios, con Cristo “( Col 3,3). Ellos son los maestros de la atención total a Dios, nos ayudan orando por todos, y nos animan a imitarlos ya que ellos han escogido la mejor parte, que es el Señor. ” Marta, Marta, andas inquieta y nerviosa con tantas cosas, decía Jesús, cuando sólo hay una es necesaria. María ha escogido la mejor parte, y no le será quitada “( Lc 10,41).

Es la luz de Dios lo que buscamos tras tantas otras investigaciones durante el año, en medio de las prisas y la agenda llena. Ahora que empieza un tiempo diferente, el verano, con los niños y jóvenes más por casa, con posibilidades de algún puesto o unos días de reales vacaciones, tiempo de colonias y de visitas, de reencuentros familiares o con las raíces de nuestros pueblos que nos vieron nacer a nosotros oa nuestros abuelos, cerca de la creación de Dios, al mar oa las montañas … ahora, pues, en verano, os propongo que lo aprovechamos para “levantar hacia Dios la mirada” y dejarse llenar de una luz nueva, que lo hace ver todo de una manera nueva, más llena de esperanza, más capaz de dar amor y de acoger el amor …

Nos será útil y nos conviene encontrar unos momentos o mejor unos días, de retiro, de parada, de mayor reflexión, y sobre todo de búsqueda de Dios . Nos conviene a todos callar más, escucharnos, dialogar, mirar a fondo lo que nos rodea, descubrir la belleza que siempre está ahí … Y si tenéis unos días de vacaciones, no sólo programarlas como una nueva forma de ir de cabeza, de ir llenos … sino recuperar un tiempo para el cultivo del espíritu, de “las cosas de arriba”. Hay que “levantar hacia Dios la mirada …” porque nos dará vida y paz. En el corazón de toda persona humana hay un anhelo de trascendencia, de plenitud, de armonía, y hay que programar un reencuentro con esta vida. Aprender a hacer silencio (hoy algo difícil) y apartar la esclavitud de la tele, los móviles y mails … Prescindir para encontrar una Presencia que siempre nos estaba esperando, la Presencia de Dios en nosotros desde el bautismo. ¿Y si nos arriesgamos a probarlo? ¿Y si encontráramos la luz nueva? ¿Y si nos regalara una Paz inesperada y gratificante? … Buen verano!

+ Joan-Enric Vives Sicilia

Arzobispo de Urgell

Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 282 Artículos
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).