Los cumpleaños de Benedicto XVI

Mons. Julián López     El pasado día 16 el Papa Benedicto 16 cumplió 85 años de edad. El día 19 se cumplieron siete de su elección como Obispo de Roma y Pastor de la Iglesia Universal y mañana, día 22, se cumplen siete también de la inauguración de su ministerio. Con motivo de este triple aniversario ha tenido lugar en el Vaticano una sencilla “fiesta de familia”. El Papa había dicho que no quería grandes celebraciones. De hecho recibió la visita de su hermano Georg y de un coro de niños de Baviera que le obsequiaron con cantos y bailes de su tierra, y asistió también a un concierto de la orquesta de Leipzig que interpretó la sinfonía n. 2 de Mendelssohn: «Himno de Alabanza».

“La vida se vuelve un verdadero regalo si junto a ella se puede dar también una promesa que es más fuerte que cualquier desventura que nos pueda amenazar” ha dicho el Papa. También ha pedido con sencillez y humildad que recemos por él porque, como indicó: “Estoy ante la etapa final de mi vida, y no sé lo que me espera. Pero sé que existe la luz de Dios, que Cristo ha resucitado y que su luz es más fuerte que cualquier oscuridad. Que la bondad de Dios es más fuerte que todo el mal de este mundo. Y esto me ayuda a caminar con seguridad”. Estas frases denotan la profunda espiritualidad que alberga en su alma.

El Papa ha cumplido 85 años en bastante buena forma física y, desde luego, con un envidiable lucidez intelectual como se puede apreciar leyendo, por ejemplo, las homilías de la pasada Semana Santa que denotan un inconfundible sello personal. Los que hemos tenido la gran suerte de saludarle recientemente, aunque vemos que camina con lentitud, más bien con precaución, hemos podido observar también que no pierde detalle, que tiene una memoria muy viva y que sigue siendo extraordinariamente amable con cada persona que acerca a él. Es simpática la anécdota que se le atribuye en la conversación con Fidel Castro en su reciente viaje a Cuba: cuando este le comentó que ambos eran ancianos, el Papa respondió: “Yo soy viejo, pero puedo cumplir mis obligaciones”. En los próximos meses le esperan un viaje a Líbano en septiembre, la asamblea general ordinaria del Sínodo de Obispos en octubre -tres semanas de sesiones diarias de mañana y tarde- y la apertura del Año de la Fe.

Al felicitar a Benedicto XVI damos gracias a Dios por la vida del Papa, por su rico magisterio y por su testimonio de entrega generosa a la Iglesia, al tiempo que pedimos con las palabras conocidas: “El Señor lo conserve, lo vivifique y lo haga feliz en la tierra”.

+ Julián López Martín
Obispo de León

Mons. Julián López
Acerca de Mons. Julián López 147 Artículos
Mons. D. Julián López Martín nace en Toro (Zamora) el 21 de abril de l945. Estudió en el Seminario Diocesano de Zamora y en el P. Instituto de San Anselmo de Roma, donde obtuvo el doctorado en Teología Litúrgica en 1975, como alumno del P. Colegio Español y del Centro Español de Estudios Eclesiásticos anexo a la Iglesia Nacional Española de Roma.Recibió la ordenación sacerdotal en Zamora el 30 de junio de 1.968.CARGOS PASTORALESFue coadjutor de Villarín de Campos y cura ecónomo de Otero de Sariegos (1968-1970), coadjutor de la parroquia de Cristo Rey en Zamora (1973-1989) y, desde 1978, canónigo Prefecto de Sagrada Liturgia de la Catedral de Zamora y delegado diocesano de Pastoral Litúrgica, miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores desde 1984.Ha sido también consiliario diocesano del Movimiento Familiar Cristiano (1976-1986) y consiliario de la Zona Noroeste de este Movimiento (1980-1983). Profesor de Religión en el Instituto "Claudio Moyano" (1975-1976) y en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado en Zamora (1981-1983).Ha sido director del Centro Teológico Diocesano "San Ildefonso" y de la Cátedra "Juan Pablo II" (1984-1992); delegado diocesano para el IV Centenario de la Muerte de Santa Teresa de Jesús (1980-1982); Año de la Redención (1983-1984); Año Mariano Universal (1987-1988); V Centenario (1992) y Congreso Eucarístico de Sevilla (1993).Profesor de Liturgia y Sacramentos de la Universidad Pontificia de Salamanca (1975-1981 y 1988-1994), ha sido también Presidente de la Asociación Española de Profesores de Liturgia (1992-1995), habiendo impartido clases en las Facultades de Teología de Burgos (1977-1988) y de Barcelona (1984-1989).El 15 de julio de 1994 fue nombrado Obispo de Ciudad Rodrigo por el Papa Juan Pablo II, tomando posesión el 25 de agosto del mismo año. Cargo que desempeñó hasta su nombramiento como Obispo de León el día 19 de marzo de 2002, tomando posesión el 28 de abril.El 6 de julio de 2010 Benedicto XVI le nombró miembro de la congregación para el Culto Divino de la Santa Sede.En la CEE ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 1996 a 1999. De 1993 a 2002 formó parte de la Comisión de Liturgia y desde 2002 a 2011 fue Presidente de dicha Comisión. Desde 2011 es miembro de ella