Uno de cada cuatro estudiantes zamoranos se matricula en colegios católicos

Durante el curso escolar que está finalizando, algo más de 5.700 alumnos cursan sus estudios en los 13 centros educativos de la Iglesia que hay en la Diócesis (y en la provincia de Zamora). Teniendo en cuenta los datos de la Junta de Castilla y León, esto constituye el 24,5 % de la población escolar de la provincia. Estos colegios, además, tienen contratados a más de 520 personas, entre profesores y personal no docente.

De los 13 centros, 10 están localizados en Zamora, mientras que Benavente cuenta con 2, y Toro con 1. El Seminario Menor San Atilano, de titularidad diocesana, es el único colegio privado gratuito. El resto de los centros, regentados por congregaciones religiosas, tienen régimen concertado en la mayor parte de su enseñanza reglada.

La mayor parte están vinculados a congregaciones femeninas. Las Hermanas del Amor de Dios cuentan con cuatro colegios (Nuestra Señora del Rocío, Sagrado Corazón de Jesús y Santísima Trinidad en la capital, y Amor de Dios en Toro), las Hijas de la Caridad con tres (María Inmaculada y Medalla Milagrosa en Zamora, y San Vicente de Paúl en Benavente), y las Siervas de San José tienen dos en la capital (Divina Providencia y San José).

Por otra parte, hay tres institutos religiosos masculinos que dirigen colegios: los Misioneros del Corazón de María o claretianos (Corazón de María), los Hermanos de la Instrucción Cristiana o Menesianos (Zamora Joven) y, hasta este curso, los Religiosos de San Pedro Ad Vincula (Virgen de la Vega en Benavente).

Mucho más que las clases

Casi todos los centros abarcan la enseñanza comprendida entre Infantil y Secundaria. Algunos ofrecen la posibilidad de cursar el Bachillerato. Y hay dos (María Inmaculada y Zamora Joven) que incluyen ciclos formativos de Formación Profesional.

Como consecuencia del ideario propio de estos colegios, resultante de la fe católica y del carisma e identidad de cada congregación religiosa, las actividades extraescolares son muchas y diversas. Algunos de estos centros tienen importantes grupos juveniles, como las Juventudes Marianas Vicencianas, el Centro Juvenil Claret o los grupos Amor de Dios. Por lo general, cuentan con actividades solidarias y algunos colaboran de forma fija con ONG vinculadas a las congregaciones religiosas respectivas, como Misevi, Proclade o Taller de Solidaridad.

Los centros cuentan con Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos, y algunos han creado también Asociaciones de Antiguos Alumnos. En varios colegios hay actividades pastorales fijas que en ocasiones incluyen la catequesis de preparación para los sacramentos de iniciación cristiana. Junto a las excursiones y salidas ordinarias, varios centros participan de forma fija en encuentros regionales o nacionales organizados por la congregación religiosa respectiva.

Otras actividades completan el panorama de la formación a los niños y adolescentes que integran estos colegios, como el programa Madrugadores, comedor, grupo de teatro, club deportivo, campamentos estivales, gabinete psicológico, convivencias, coro o escolanía, o internado en el caso del Seminario.

Ahorro al Estado

El pasado mes de mayo la plataforma Escuelas Católicas (formada por FERE-CECA y Educación y Gestión) presentó su informe económico anual sobre el gasto en educación concertada católica en España. De este estudio se concluye que la escuela católica ahorra anualmente al Estado más de 4.000 millones de euros (4.346.158.976,41 euros en 2009, último año con datos oficiales públicos). Mientras el coste medio por alumno en la escuela pública era de 6.187 euros, en la concertada fue de 3.026 euros en ese año 2009.

Teniendo en cuenta estos datos, y con el cómputo de alumnos en Zamora, puede calcularse que la escuela católica tan sólo en la provincia de Zamora supera los 18 millones de euros de ahorro a la Administración pública.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37840 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).