Corpus Christi 2012

Mons. Jesús García Burillo    Queridos diocesanos:

La fiesta del Corpus Christi se nos presenta este año en medio de la crisis económica que prolongadamente aflige a un gran número de hermanos nuestros y ahora acompañada por un gran agobio financiero. Por esta razón os propongo a todos los sacerdotes, a la vida consagrada, fieles laicos y personas de buena voluntad, que hagamos un signo de solidaridad, renunciando a la próxima paga extraordinaria, o a una parte de ella según las posibilidades de cada uno, y la entreguemos a Cáritas para atender a los afectados por la crisis. Este será un gesto evidente que la Iglesia de Ávila hace por los empobrecidos.

Las personas más desfavorecidas están siempre en el centro de atención de los obispos y más concretamente de Cáritas, organismo eclesial que se ocupa de este fin. Cada año los obispos renuncian a una importante cantidad para entregarla con el fin de ayudar a los necesitados. Este año ha ascendido a cinco millones de euros. Con tal gesto demostramos, como lo hacemos a diario, que la Iglesia existe para hacer el bien, que genera cohesión social, aporta esperanza y responde con prontitud a los efectos dramáticos de la crisis en el momento presente.

Esta es la respuesta que la Iglesia da a la campaña que estos días sufre sobre lo que llaman “privilegios de la Iglesia”, es decir la exención del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles). La campaña se manifiesta en los medios de comunicación escritos, televisivos, redes sociales, y es promovida abiertamente por algún partido político que manifiesta su carácter anticlerical.

La Iglesia, como se viene demostrando a diario, no tiene privilegios. La Iglesia tiene algunas exenciones fiscales sobre sus bienes, del mismo modo que lo tienen los partidos políticos, los sindicatos, la Cruz roja, las federaciones deportivas, los consulados, las embajadas, la Renfe, el museo de El Prado, la Sgae, y la religión musulmana, evangélica o hebrea. Es decir, todas aquellas entidades que no tienen fines lucrativos.

¿Por qué estos partidos no se exigen a sí mismos lo que requieren a la Iglesia? ¿Por quéno lo exigen a las demás entidades sin ánimo de lucro?

Por el contrario, la Iglesia hace un incalculable servicio a la sociedad no sólo religioso, humano y social, sino también económico. Lo realiza por medio de 22.700 parroquias, 13.000 entidades religiosas (cofradías, hermandades, ong’s), reúne semanalmente a un millón de fieles que asisten a la Eucaristía, bautiza anualmente a unos 280.000 niños y entierra a unos 370.000 fieles. La Iglesia ahorra al Estado con su austeridad en los servicios educativos, sanitarios y sociales, patrimonio monumental y cultural, miles de millones de euros anuales. Sirven a los pobres 60.000 voluntarios en Cáritas y en Manos Unidas colaboran cien mil socios. Un volumen ingente de servicio social, además del religioso y antropológico que pretende formar una persona basada en la verdad y unas relaciones sociales fundadas en la fraternidad y en una generosidad que sólo es posible conseguir si nace del Evangelio.

Ante esta realidad social, que se declara católica y que alcanza al 80% de la población española, cuesta trabajo entender cómo puedan nacer campañas como la actual, precisamente en los momentos en que la Iglesia solicita la aportación de los fieles para sostener este inmenso servicio espiritual y social; lo cual demuestra que la Iglesia no son sólo los obispos y los sacerdotes sino que somos todos. En estas ocasiones se entienden bien las palabras de su Fundador: “sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará”.

Por lo que, sin ira ni discusiones, os propongo en esta solemnidad del Cuerpo de Cristo vivir lo esencial de la fe cristiana: el amor y la entrega generosa sin límites, que es el punto central de la celebración de esta fiesta. Os invito a hacer conmigo el gesto de caridad consistente en desprenderos de algunos bienes para entregarlos a quien mejor gestiona entre nosotros la ayuda a los más débiles: Cáritas.

Con mi especial bendición para todos,

+Jesús García Burillo

 Obispo de Ávila

Mons. Jesús García Burillo
Acerca de Mons. Jesús García Burillo 96 Artículos
Nació en Alfamén, Provincia y Archidiócesis de Zaragoza, el 28 de mayo de 1942. Tras finalizar la carrera de Profesor de E.G.B., inició los estudios eclesiásticos en Valladolid, ciudad a la que se trasladó desde muy joven, terminándolos en la Universidad de Comillas de Madrid. Fue ordenado sacerdote en Valladolid, el 25 de julio de 1971. En la misma Universidad de Comillas obtuvo, en 1970, la Licenciatura en Teología y en 1977 el Doctorado en Teología Bíblica. Ha desempeñado el cargo de Vicario Episcopal en la Diócesis de Madrid, de la Vicaría III (1985-1996) y de la Vicaría VIII (1996-1998). Fue preconizado Obispo Auxiliar de Orihuela-Alicante el 19 de junio de 1998. Recibió la Ordenación Episcopal en Alicante el 19 de septiembre del mismo año. Preconizado Obispo de Ávila el 9 de enero de 2003, tomó posesión de la diócesis el pasado 23 de febrero de 2003, domingo. CARGOS DESEMPEÑADOS: Capellán de la Residencia Universitaria Torrecilla (Valladolid, 1971-75); Coadjutor de la parroquia de San Andrés de Villaverde (Madrid, 1977-79); Dir. de la Residencia Divino Maestro (Valladolid, 1964-66); Dir. de la Revista "Ekumene" (1966-71); Coordinador del Movimiento "Ekumene" en Andalucía (1966-71); Secretario General de la Vicaria III (Madrid, 1979-85); Vicario Episcopal de la Vicaría III (Madrid (1985-96); Vicario Episcopal de la Vicaría VIII (Madrid (1996-98). Obispo Auxiliar de Orihuela-Alicante (1998-2002) CARGOS EN LA CONFERENCIA EPISCOPAL: Miembro de las Comisiones Episcopales de Pastoral (1999-) y Relaciones Interconfesionales (1999-). ACTIVIDADES: Profesor de E.G.B. (1962-64); Prof. titular en Estudio Agustiniano (Valladolid, 1972-74); Colaborador del C.S.I.C. (1974- 76); Profesor del Instituto Internacional de Teología a Distancia (Madrid, 1977-98); Profesor de Radio ECCA (1977-98). PUBLICACIONES: Destacan entre todas ellas: Catequesis de primera comunión, en colaboración (Madrid: Studio 1968); su Tesis doctoral El ciento por uno. Historia de las interpretaciones y exégesis, (Madrid: C.S.I.C. 1977). Ha colaborado en el Departamento de Producción del Instituto Internacional de Teología a Distancia (1977-1998).