Eucaristía y solidaridad

Mons. Lluís Martínez Sistach     En este domingo de la solemnidad del Corpus Christi se inicia en Dublín (Irlanda) el 50 Congreso Eucarístico Internacional, que se clausurará el próximo domingo día 17 de junio. Será un congreso algo especial, ya que se trata de la edición número 50 –nuestra Archidiócesis de Barcelona acogió la número 35, en el año 1952- y además coincide también con el 50 aniversario del inicio del Concilio Vaticano II, que se celebrará el próximo 11 de octubre.

El lema elegido para este evento, inspirado en la Constitución sobre la Iglesia del Concilio Vaticano II, dice así: “La Eucaristía: comunión con Cristo y entre nosotros. Por eso, teniendo en cuenta la situación de crisis prolongada y grave que estamos viviendo, y que coincidiendo con la fiesta de Corpus se celebra el Día de la Caridad, quisiera recordar la actualidad y la urgencia del tercero de los objetivos de nuestro Plan Pastoral Diocesano, así formulado: “La solidaridad, expresión de nuestro amor y de nuestra fe”.

Un objetivo del anterior Plan Pastoral era crecer en la solidaridad ante la crisis económica. Creemos que este objetivo se alcanzó en gran medida, pero la crisis económica sigue persistiendo aunque aumentemos las iniciativas de ayuda a los que más padecen sus consecuencias. Por ello se consideró oportuno, por unanimidad, que este objetivo continuara en el nuevo Plan Pastoral, que estamos aplicando actualmente.

Como dije en la carta pastoral Nueva evangelización y solidaridad, me complace agradecer el aumento de solidaridad por parte de las parroquias, de Cáritas y de otras instituciones eclesiales y de muchísimas personas que, como voluntarios y donantes, han hecho y hacen más leve el sufrimiento de muchas personas y familias.

La cifra de más de cinco millones de parados de nuestro país es un dato terrible, que revela la gravedad dela situación. Demanera especial es alarmante el paro juvenil, que supera entre nosotros el 50%. Somos conscientes de la complejidad de la situación actual y de que son necesarias reformas estructurales. Hay que aprender la lección de la crisis para lograr superarla y evitar que se repita.

Pero mientras los cristianos no podemos permanecer inactivos y debemos procurar trabajar en nuestros ambientes para crear redes de solidaridad y sensibilizar a las personas que forman parte de la Iglesia para que demos ejemplo evangélico de austeridad, de hermandad y de amor fraterno. Se puede afirmar que estas redes   solidarias no resuelven las causas y los problemas de fondo que han provocadola crisis. Sinembargo, es cierto que estas iniciativas de la sociedad civil –y entre ellas las de Cáritas y otras instituciones de la Iglesia- ayudan a unas personas concretas. Y esto es ya una realidad y un factor positivo. Será siempre verdad lo que dice el dicho popular: “Quien hace lo que puede, no está obligado a más”.

No dejemos de hacer aquello que esté a nuestro alcance. Esta es la voluntad que mueve a Cáritas, a sus trabajadores, a sus donantes, a sus voluntarios. Los cristianos estamos llamados a repetir los mismos gestos de amor y de servicio que Jesús hacía cuando pasó por el mundo haciendo el bien. Desde los primeros tiempos de la Iglesia, como nos recordó el Concilio Provincial Tarraconense, la celebración de la Eucaristía ha estado unida a la solicitud por ayudar a los más pobres y marginados. La situación social en este Corpus Christi de 2012 nos invita a unir estrechamente la celebración de la eucaristía con los gestos de solidaridad. 

+ Lluís Martínez Sistach

Cardenal arzobispo de Barcelona

Mons. Lluís Martínez Sistach
Acerca de Mons. Lluís Martínez Sistach 187 Artículos
El Cardenal Martínez Sistach nace en Barcelona el 29 del abril de 1937. Cursó los Estudios Eclesiásticos en el Seminario Mayor de Barcelona entre los años 1954 y 1961. Fue ordenado sacerdote el 17 de septiembre de 1961 en Cornellá de Llobregat. Entre 1962 y 1967 cursó estudios jurídicos en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, doctorándose en Derecho Canónico y Civil.Terminados sus estudios jurídicos en Roma, fue nombrado Notario del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, cargó que ocupo desde 1967 a 1972. Desde ese mismo año y hasta 1979, fue Vicario Judicial Adjunto del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, y de 1975 a 1987, Profesor de Derecho Canónico de la Facultad de Teología de Cataluña, en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona y en el Instituto de los PP. Salesianos de Barcelona. De 1979 y 1987 fue Vicario General de la archidiócesis de Barcelona. En 1983 fue elegido Presidente de la Asociación Española de Canonistas.CARGOS PASTORALESFue nombrado Obispo auxiliar de Barcelona el 6 de noviembre de 1987. Recibió la ordenación episcopal el 27 de diciembre de ese mismo año. Fue nombrado Obispo de Tortosa el 17 de mayo de 1991. El 20 de febrero de 1997 fue promovido a Arzobispo Metropolitano de Tarragona y el 15 de junio de 2004 a Arzobispo Metropolitano de Barcelona. El 6 de noviembre de 2015 el papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la archidiócesis de Barcelona, siendo administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor, el 26 de diciembre del mismo año.Es Gran Canciller de la Facultad de Teología de Catalunya y de la Facultad de Filosofía de Catalunya, y Presidente de la Fundación “Escola Cristiana de Catalunya”. Creado Cardenal en el Consistorio de noviembre de 2007.En la Curia Romana es miembro, desde mayo de 2008, del Pontificio Consejo para los Laicos, del que ya era consultor desde 1996; del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos de la Iglesia, desde 2002, y desde julio de 2006, es también miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, cargo para el que fue ratificado en mayo de 2008. Desde junio de 2010 es miembro de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede.El 9 de abril de 2013 la Generalitat de Cataluña le otorgó la Medalla de Oro.OTROS DATOS DE INTERÉSEn la CEE es miembro de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos, de la que ya fue miembro desde 1987 al 2005 y Presidente de 1990 al 2002. Formó parte del Comité Ejecutivo de 2005 al 2011, año que fue elegido Presidente de la Comisión de Liturgia para el trienio 2011-2014. Desde este último y hasta diciembre de 2015, era miembro de la Comisión Permanente.