La crisis económica incrementa en un 147 por ciento las personas atendidas por Cáritas Valencia en los últimos cinco años

La crisis económica ha incrementado en un 147 por ciento el número de personas atendidas por Cáritas Diocesana Valencia en los últimos cinco años, según los datos de la memoria de 2011 presentados por la entidad caritativa con motivo del “Día de la Caridad” que se celebra el próximo domingo coincidiendo con la solemnidad del Corpus Christi.

El pasado año, un total de 92.856 personas, “cifra sin precedentes” según la secretaria general de Cáritas Diocesana de Valencia, Fany Raga, recibieron ayuda directa de la entidad, lo que significa un 23 por ciento más que en el año 2010.

Además, las 398 cáritas parroquiales de la diócesis de Valencia junto con el programa de Empleo de Cáritas Diocesana lograron la inserción laboral de 1.710 personas.

En cuanto a las necesidades básicas, especialmente alimentación, medicamentos, y gastos escolares, “se trata de una de las partidas más elevadas en los gastos de la entidad en 2011”, ya que las cáritas parroquiales invirtieron un total de 1.723.342 euros.

Por otro lado, las Cáritas parroquiales invirtieron un total de 566.956 euros en apoyar a las familias con dificultades de pago de alquiler y suministros (luz, agua, gas), así como a víctimas de desahucios.

De la cantidad total invertida por Cáritas, el 77 por ciento corresponde a fondos propios a través de donativos, colectas y otras aportaciones particulares, mientras que la cantidad restante procede de aportaciones públicas.

Los datos de la memoria anual revelan, también, que el perfil mayoritario de personas que acuden a Cáritas a solicitar ayuda es el de “mujer inmigrante”, en un 63 por ciento de los casos aunque también destacan el incremento, en el último año, de los españoles que acuden a solicitar ayuda y que constituyen un 39 por ciento del total.

Vive sencillamente para que otros puedan vivir

La Campaña Institucional del Día de Caridad, con el lema: “Vive sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir”, ha sido presentada hoy junto con la memoria anual de Cáritas Diocesana de Valencia por la directora de la entidad, Concha Guillén, y la secretaria general, Fanny Raga, en una rueda de prensa que ha presidido el obispo auxiliar de Valencia, monseñor Enrique Benavent.

Durante la presentación de la memoria, los responsables de la institución han recordado que “Cáritas nunca podrá sustituir la función de la Administración Pública, ni asumir los déficits sociales que ésta genere, ya que nuestra tarea es complementaria de la suya”.

Por ello, han insistido en “reclamar, una vez más la financiación pública de los sistemas de los servicios sociales, educativo y sanitario, y una mayor calidad en todos ellos”, al tiempo que anima a la sociedad en general a “vivir los valores de la austeridad, la sencillez y el compartir”.

Por su parte, monseñor Benavent ha recordado que la labor de Cáritas “no es sólo una cuestión de cifras o cantidades sino que hay también una implicación de muchas personas” que se entregan “desde unas actitudes espirituales, desde unas convicciones personales y desde un compromiso cristiano con las personas más necesitadas, con la sociedad y con la Iglesia”.

A lo largo de 2011, Cáritas Diocesana de Valencia, que ha cumplido 50 años, puso en marcha el Programa de Vivienda en el que ofreció techo a 29 personas en las 12 viviendas que coordina, así como otras 69 que se albergan en las específicamente destinadas a personas sin hogar e inmigrantes.

Además, realizó 34 cursos de para la integración social de los inmigrantes y de formación laboral, en los que participaron 657 personas durante 2011.

Rendir cuentas

La portavoz de la institución, Fani Raga, que ha intervenido en la rueda de prensa de hoy ha agradecido el apoyo y la confianza que los ciudadanos valencianos han mostrado, con el incremento del número de voluntarios de la entidad, con un total de 4.189 en toda la diócesis, y el crecimiento de donativos procedentes de fondos propios hasta el 77 por ciento.

Los ingresos de Cáritas Diocesana han sido de 3.072.200 euros en el año 2011. De ellos, casi la mitad, un 46 por ciento se invirtieron en los diferentes programas de Acción Social que la entidad realiza con personas sin hogar, inmigrantes, mujeres prostituidas y personas en riesgo de exclusión social.

En este sentido, un total de 4.112.815 euros fueron invertidos por Cáritas Diocesana y las cáritas parroquiales en la atención de las personas en situación de vulnerabilidad y riesgo de exclusión.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37933 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).