Día de la Caridad. Cincuenta años de Adoración Nocturna en Teruel e inicio del 50º congreso Eucarístico Internacional en Dublin

Mons. Carlos Escribano     La Adoración Nocturna Femenina de Teruel que cumple, en este año, medio siglo de presencia en nuestra diócesis, nos mueve a celebrar con especial gratitud la fiesta del Corpus Christi. Cincuenta años de fidelidad y de oración confiada ante Jesús Sacramentado, presentando al Señor, realmente presente en la Eucaristía, las necesidades de nuestra diócesis, de nuestras familias y de tantas y tantas personas que se encomiendan a sus plegarias.

El testimonio que nos dan como adoradores se convierte en escuela para todo el pueblo de Dios, al que ayudan a comprender la importancia de la Eucaristía en la vida de la Iglesia, el valor de la celebración de la Santa Misa, su relación intrínseca con la Adoración eucarística y la misión social que de ella nace. Como nos recordaba el Papa Benedicto XVI en la Exhortación Apostólica Sacramentum Caritatis: “La adoración fuera de la santa Misa prolonga e intensifica lo acontecido en la misma celebración litúrgica. En efecto, «sólo en la adoración puede madurar una acogida profunda y verdadera. Y precisamente en este acto personal de encuentro con el Señor madura luego también la misión social contenida en la Eucaristía y que quiere romper las barreras no sólo entre el Señor y nosotros, sino también y sobre todo las barreras que nos separan a los unos de los otros»”. (SC nº 66)

De esa misión social sabe mucho nuestra Caritas diocesana. Como todos recordamos en el día del Corpus celebramos también el día de la Caridad que en estos tiempos de crisis toma especial relevancia. Hay mucha gente que está sufriendo la actual crisis económica muy de cerca, en su persona o en sus familiares, amigos y conocidos. La percepción cristiana de la vida nos invita a afrontar nuestra existencia desde los valores del Evangelio. En este contexto, en que muchos cristianos, y hombres y mujeres de buena voluntad, se preguntan angustiados qué podemos hacer, nuestra mirada se dirige a Jesucristo presente en la Eucaristía. En este sacramento se manifiesta especialmente el amor de Dios que estimula en nosotros el ejercicio de la caridad en la forma y grado que a cada uno corresponde, conduciéndonos a una implicación afectiva y a un compromiso efectivo. Las dificultades de los demás, el creyente las hace suyas. Se trata de encarnar en este momento de la historia la virtud de la solidaridad que es “la determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común; es decir, por el bien de todos y cada uno, para que todos seamos verdaderamente responsables de todos”.(Sollicitudo Rei Socialis nº 38)

También en este día se inaugura el 50º Congreso Eucarístico Internacional con el lema: “La Eucaristía, Comunión con Cristo y entre nosotros”. Os animo a poner ante el Señor, presente en la Eucaristía, estas tres intenciones. Oremos por los frutos del Congreso de Dublín. Demos gracias por las bodas de oro de la Adoración Nocturna en nuestra diócesis y hagamos que nuestra caridad se convierta en buenas obras con nuestro apoyo a los más necesitados en este día de la Caridad.

+ Carlos Escribano Subías

Obispo de Teruel y Albarracín

 

Mons. Carlos Escribano Subías
Acerca de Mons. Carlos Escribano Subías 175 Artículos
Monseñor Carlos Manuel Escribano Subías nació el 15 de agosto de 1964 en Carballo (La Coruña), donde residían sus padres por motivos de trabajo. Su infancia y juventud transcurrieron en Monzón (Huesca). Diplomado en Ciencias Empresariales, trabajó varios años en empresas de Monzón. Más tarde fue seminarista de la diócesis de Lérida -a la que perteneció Monzón hasta 1995-, y fue enviado por su obispo al Seminario Internacional Bidasoa (Pamplona). Posteriormente, obtuvo la Licenciatura en Teología Moral en la Universidad Gregoriana de Roma (1996). Ordenado sacerdote en Zaragoza el 14 de julio de 1996 por monseñor Elías Yanes, ha desempeñado su ministerio en las parroquias de Santa Engracia (como vicario parroquial, 1996-2000, y como párroco, 2008-2010) y del Sagrado Corazón de Jesús (2000-2008), en dicha ciudad. En la diócesis de Zaragoza ha ejercido de arcipreste del arciprestazgo de Santa Engracia (1998-2005) y Vicario Episcopal de la Vicaría I (2005-2010). Como tal ha sido miembro de los Consejos Pastoral y Presbiteral Diocesanos. Además, ha sido Consiliario del Movimiento Familiar Cristiano (2003-2010), de la Delegación Episcopal de Familia y Vida (2006-2010) y de la Asociación Católica de Propagandistas (2007-2010). Ha impartido clases de Teología Moral en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón desde el año 2005 y conferencias sobre Pastoral Familiar en diferentes lugares de España. Finalmente, ha formado parte del Patronato de la Universidad San Jorge (2006-2008) y de la Fundación San Valero (2008-2010). Benedicto XVI le nombró obispo de Teruel y de Albarracín el 20 de julio de 2010, sucediendo a monseñor José Manuel Lorca Planes, nombrado Obispo de Cartagena en julio de 2009. Ordenado como Obispo de Teruel y de Albarracín el 26 de septiembre de 2010 en la S. I. Catedral de Teruel.