Nueva plaza en Marchena dedicada a Juan Pablo II

El pasado sábado, 2 de junio, se procedió a la rotulación de la nueva plaza Beato Juan Pablo II en la localidad sevillana de Marchena. La plaza se encuentra en el centro de la bifurcación entre las calles San Miguel y Conejero, en la conocida como “Plaza del Topo”. La nueva plaza fue aprobada en el pleno del Ayuntamiento, tras una propuesta de la hermandad de la Santa Caridad. Al acto asistieron el hermano mayor de la Santa Caridad, Manuel Ternero; el alcalde, Juan Antonio Zambrano; y varios concejales del consistorio de Marchena, así como los tres párrocos de Marchena y el padre José María Lanseros, de San Agustín, acompañados de numerosos miembros de la hermandad.

El teniente de hermano mayor de la Santa Caridad, José Manuel Álvarez Lora, agradeció la presencia de todos en el acto, exponiendo que la propuesta de la hermandad se debió a que “estamos en un mundo necesitado de referentes morales, espirituales, éticos, de líderes que defiendan los diferentes derechos de las personas”, destacando la figura del Papa Juan Pablo II como ese referente en “una sociedad cada vez más desacralizada y vacía de valores, más alejada de Dios”, y como una persona que emprendió “el camino de la verdad, con mayúsculas”.

“Magisterio y ejemplo donde mirarse millones de personas, la historia del siglo XX y XXI no puede ser entendida sin él”, prosiguó Álvarez Lora, que calificó a Juan Pablo como “un gran hombre para algunos, un líder carismático para otros, pero para nosotros, ante todo, un hombre de Dios, identificado con Jesús, que rompió muchos esquemas anquilosados de la Iglesia y que supo remover la conciencia de toda la humanidad”.

A continuación, descubrieron el azulejo de rotulación de la plaza con el nombre de Beato Juan Pablo II, el alcalde de Marchena acompañado del hermano más antiguo de la Santa Caridad en Marchena, Juan Torres.

El párroco de San Sebastián, Antonio Ramírez Palacios, tomó la palabra para manifestar que “Juan Pablo II no fue un papa más”, sino un papa de “ejemplaridad para los católicos”, con “buena voluntad y defensor de la libertad, coherente, sufrió un atentado el 13 de mayo de 1981, y en acto de martirio y con las facultades disminuidas, sacó su gran fuerza humana para sobreponerse”.

El hermano mayor agradeció al alcalde y a la corporación municipal el nombramiento de la plaza como Beato Juan Pablo II, así como la adhesión a este nombramiento de párrocos, monjas mercedarias y presidentes del Consejo de Hermandades, ya que “este acto y el nombramiento en sí, ha sido una de las cosas más grandes para la hermandad”.

El alcalde de Marchena destacó que “es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad” y en “estos tiempos de crisis y primas de riesgo”, puso como “ejemplo de unión” la figura de Juan Pablo II, tras lo cual se cerró el acto con la convocatoria de los hermanos a realizar una campaña petitoria para los más necesitados por los comercios y calles de Marchena ese sábado en señal del “mejor homenaje” que se le podía dar a Juan Pablo II.

Recogido de archisevilla.org y La Voz de Marchena

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37816 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).