El diócesis venezolana de Barinas reconoce la profesionalidad de periodistas y medios de comunicación

Con la participación de diferentes periodistas y medios de comunicación locales, la Iglesia Católica en Barinas realizó una jornada de formación y estudio desde el 20 al 25 de mayo, con motivo de la 46 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que promueve la Santa Sede y en ella, el Papa emite un mensaje de reflexión y enseñanza para todos los que se dedican al trabajo de los medios de comunicación.

Para este año, el santo padre Benedicto XVI dio su mensaje a todo el mundo con el tema “Silencio y Palabra: Camino de Evangelización”. Con esta enseñanza, la Pastoral de Medios de Comunicación de la Diócesis de Barinas, elaboró una serie de encuentros progresivos con periodistas y comunicadores sociales de los distintos medios de comunicación, existentes en la entidad, para tratar así, de comprender y poner en práctica a través de acciones conjuntas, las enseñanzas de la Iglesia en la sociedad que se tiene como campo de trabajo día a día.
Asimismo, se realizó una Misa de Acción de Gracias, presidida por el Presbítero Albert Jaimes, Asesor de la Pastoral de Medios, y en la que se dio clausura a la actividad organizada durante los días de la Jornada, sabiendo que la Iglesia Católica sostiene la firme intención de guiar y orientar el oficio de quienes se dedican al trabajo de las comunicaciones sociales en todo el mundo.

Por otra parte, la pastoral de Medios de la Diócesis de Barinas, entregó una serie de reconocimientos a los distintos comunicadores y representantes de los medios de comunicación, por su participación en las actividades llevadas a cabo y además, por su colaboración constante en pro de la Iglesia Católica en Barinas en cada una de las actividades que se promueven en diversas ocasiones del año.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37840 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).