Los laicos y la misión de la Iglesia

Mons. Àngel Saiz Meneses     Celebramos este domingo la solemnidad de Pentecostés, que marca el inicio de la vida dela Iglesia.Lallamada popularmente “Pascua Granada” pone a nuestra consideración –y sobre todo a nuestra plegaria- el misterio dela Iglesia, sacramento de Cristo para la salvación del mundo. Todos, al llegar la fiesta de Pentecostés, hemos de renovar nuestra fe en que el Espíritu Santo es el alma dela Iglesiay quien la dirige y hace fecunda la tarea de quienes la sirven. El Espíritu Santo lleva a su plenitud la obra de Cristo para la salvación del mundo. 

Coincidiendo conla Pascuade Pentecostés se celebra también el Día dela AcciónCatólicay del Apostolado seglar. Es la jornada para tomar conciencia de la dignidad y la misión de los fieles laicos enla Iglesiay en el mundo. El Concilio Vaticano II –de cuyo inicio pronto celebraremos el quincuagésimo aniversario- tiene una doctrina muy abundante sobre los laicos, sobre su dignidad en el Pueblo de Dios y sobre su apostolado, de manera especial en los números 32 y 33 dela Constituciónsobrela Iglesia, que es el documento central y como el eje de todo el Vaticano II. 

A los pastores del Pueblo de Dios, el Vaticano II nos invita a reconocer los servicios y carismas de los laicos tanto en su tarea dentro dela Iglesiacomo en su misión en el mundo. Como sabéis, estoy realizandola VisitaPastoral.Ésta, una vez más, me ha reafirmado la gran misión que los laicos tienen enla Iglesiay cómo su presencia activa es un elemento decisivo para la vitalidad apostólica y misionera de las Parroquias y de las comunidades y obras eclesiales. 

La Iglesia–es bien sabido- vive actualmente una especial conciencia de su responsabilidad de evangelizar, es decir, de proponer a los hombres y mujeres de hoy un encuentro personal con Jesucristo y con su Evangelio. Benedicto XVI nos está dando un gran ejemplo de esta misión evangelizadora, al poner la cuestión de Dios y de la fe en el centro de  su ministerio como sucesor de San Pedro. El Año dela Fe, promulgado por el Pontífice para todala Iglesia, desde octubre de2012 anoviembre de 2013, se inscribe también en la prioridad evangelizadora de su pontificado. Y la próxima asamblea ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre el tema “la nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana” será un motivo de examen de conciencian sobre este punto crucial para todala Iglesia. 

Nuestra diócesis se esfuerza -y se esforzará- en sintonizar  con esta conciencia de todala Iglesiay con las orientaciones que puedan llegarnos desde el Sínodo de los Obispos. Deseo comunicar una decisión que va claramente en esta línea. Me refiero a nuestro esfuerzo colectivo por establecer contacto con la misión de los laicos en nuestras comunidades y dinamizarla. Existe, de hecho, una gran riqueza y variedad de realidades laicales. Necesitamos conocernos mejor y coordinarnos más. No para coartar la libertad y la creatividad de nadie, sino para ayudarnos unos a otros y, todos, a ser más fieles y eficaces en la realización del servicio dela Iglesiaa nuestro pueblo.

En esta línea tuvimos el día 4 de marzo una primera toma de contacto con el ámbito del apostolado seglar en la iglesia de Sant Pere de Terrassa. Fue el primer paso de una tarea en la que hemos de seguir avanzando. Hoy tendrá lugar el primer encuentro  del Apostolado Seglar de nuestra diócesis, con una conferencia que pronunciará D. Antonio Cartagena, Secretario dela ComisiónEpiscopalde Apostolado Seglar dela ConferenciaEpiscopalEspañola y conla MisaSolemnea las 20h enla Catedral. 

+ Josep Àngel Saiz Meneses 

Obispo de Terrassa

 

 

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 355 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.