“Una Luz en la noche”, misión evangelizadora en Murcia

La actividad de Nueva Evangelización “una Luz en la noche”, organizada por la Delegación Diocesana de Pastoral Juvenil, comenzaba poco después de las seis de la tarde del sábado 12 de mayo, en presencia del Señor con una oración, en el Convento de las Claras de Murcia.

Tras esta oración de inicio, Juan Carlos García Domene, Delegado Episcopal de Enseñanza, invitaba a profundizar en las claves pastorales de la actividad de primer anuncio que se iba a desarrollar. En sus palabras hizo hincapié en la primacía del Espíritu Santo y la necesidad de estar verdaderamente enamorados de Cristo para poder a salir a la calle, sin dudas, sin miedos ni complejos, no para anunciarnos a nosotros mismos, sino para llevar, a todos aquellos con los que nos encontráramos en el camino, a Jesús, con la sencillez y la alegría de aquellos, que como los discípulos, quieren anunciar el Evangelio con la asistencia del Espíritu Santo.

Mientras que en el convento de las Claras, los jóvenes estuvieron preparándose personal y espiritualmente para el desarrollo de la actividad misionera, en la plaza de Santo Domingo, otro grupo de jóvenes comenzaba a invitar a la vigilia a los viandantes, realizando un taller de decoración de velas, que durante toda la noche ayudó a que muchas de las personas que paseaban por la plaza cogieran una vela y se acercaran a rezar junto a Jesús Sacramentado que se encontraba unos metros más adelante.

A las diez de la noche comenzaba la actividad central de “una Luz en la noche” acompañados con los cantos del coro diocesano, el Delegado Diocesano de Pastoral Juvenil, Manuel Verdú, exponía al Señor en la custodia dando inicio a la Vigilia que se alargaría hasta la una de la madrugada. Salmos, meditaciones, cantos, testimonios, silencio… y cientos de personas sostenían la labor de los jóvenes evangelizadores que tras recibir el envío, entorno a las diez y media, salieron a las calles de Murcia a anunciar que el Señor les estaba esperando en las Claras, que les amaba y quería encontrase esa noche con ellos.

La invitación que realizaban los evangelizadores era personal, a jóvenes de su misma edad que se encontraban solos o en pareja, que caminaban por las calles o esperaban a sus amigos para disfrutar de la noche. En medio de la frenética actividad de una noche de sábado auténticamente primaveral en la ciudad de Murcia, el Señor se hizo presente en medio de los jóvenes que respondían con asombro y acogida al testimonio de los evangelizadores y muchos de ellos quisieron acercarse a saber que estaba pasando en aquel monasterio de Clarisas. La invitación serena, orante, alegre, testimonial,… hizo que durante toda la noche hubiera un goteo constante de personas que llenaban la capilla del convento y se encontraban con Jesús en la Eucaristía acompañado de jóvenes, adultos, religiosos y sacerdotes que sin ponerles rostro estaban rezando durante toda la noche por cada uno de ellos.La tarea de anuncio por las calles concluía a las doce de la noche cuando los evangelizadores volvieron al convento y comenzaba la última parte de la Vigilia, que se extendería hasta la una de la madrugada. Fue el momento de seguir rezando por aquellas personas que nos habíamos encontrado por las calles, por los que habían permanecido durante toda noche en oración por ellos y por todos los que de algún modo habían descubierto en la noche la belleza de la luz de Cristo.

(Información de Jesús Sánchez)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41087 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).