“La Iglesia contribuye a crear una sociedad mejor”

Mons. Gregorio Martínez    Muy queridos hermanos en el Señor Jesucristo: 

Lo primero saludaros: ¡La Paz de Cristo Resucitado habite en todos vosotros! 

Los cristianos católicos tenemos el convencimiento de que la Iglesia contribuye a crear una sociedad mejor. Hago mías las palabras que podéis encontrar escritas en el periódico X Tantos, que la Diócesis pone a vuestra disposición: «La labor religiosa y espiritual de la Iglesia, ya de por sí de gran significado social, lleva además consigo otras funciones sociales: la enseñanza; la atención integral a los niños, los ancianos, los discapacitados; la acogida de los inmigrantes; la ayuda personal e inmediata a quienes la crisis económica está poniendo en dificultades; los misioneros en los lugares más pobres de la Tierra. Todo ello surge de las vidas entregadas y de la generosidad suscitada en quienes han encontrado su esperanza en la misión de la Iglesia». 

Un año más la Iglesia nos pide que continuemos colaborando económicamente para el sostenimiento de su misión. Ahora, por estas fechas podemos hacerlo poniendo la «cruz», a favor de la Iglesia católica, al confirmar el Borrador o realizar la Declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas. Todos sumamos y todos ayudamos. En la última declaración de la Renta, de 2011, correspondiente al IRPF de 2010, el número de declaraciones con asignación a favor de la Iglesia católica se ha incrementado en 194.685. El número total de declaraciones a favor de la Iglesia se ha elevado a 7.454.823. En los últimos cinco años, se ha producido un aumento de casi un millón de declaraciones. Si tenemos en cuenta que casi la cuarta parte de las declaraciones que se presentaron fueron conjuntas, podemos estimar que en la pasada primavera más de 9,2 millones de contribuyentes asignaron a favor de la Iglesia católica. 

La Diócesis de Zamora, a través de las parroquias, os hará llegar carteles y material informativo con el fin de alentaros a tomar conciencia de la responsabilidad de ayudar a la Iglesia en sus necesidades y pediros que también lo hagáis marcando la «cruz» en la casilla correspondiente. 

Pido a los sacerdotes, que favorezcan la distribución de los materiales informativos y se muestren disponibles, junto a los Consejos Parroquiales de economía, para informar a los feligreses en lo referente a esta forma y oportunidad de ayudar a la Iglesia. La administración diocesana colaborará en lo que sea necesario, también para esta campaña. 

Que el Señor Jesús os acompañe, fortalezca y guíe siempre en su seguimiento. 

Con mi gratitud por vuestra colaboración con la Iglesia, os doy mi bendición.

 

+ Gregorio Martínez Sacristán

Obispo de Zamora

Acerca de Mons. Gregorio Martínez Sacristán 15 Articles
D. Gregorio Martínez Sacristán nace en Villarejo de Salvanés, en la provincia de Madrid y Diócesis de Alcalá de Henares. Se formó en el Seminario Mayor de Madrid y fue ordenado sacerdote el 20 de mayo de 1971. Es licenciado en Teología, con especialización en Catequética, por el Instituto Católico de París, donde cursó estudios de 1974 a 1976. Cargos pastorales Su ministerio sacerdotal ha estado vinculado a la Diócesis de Madrid. La parroquia del pueblo madrileño de Colmenar de Oreja fue su primer destino. Estuvo como coadjutor entre 1971 y 1974. Tras un paréntesis de dos años para cursar estudios en París, regresó a España. Ese mismo año, 1976, fue nombrado coadjutor de la parroquia de Santa Eugenia, donde permaneció hasta 1978, y responsable del Departamento para los Adultos de la Delegación Diocesana de Catequesis, cargo que desempeñó hasta el año 1982. Mientras, durante el año 1978, fue capellán del Hospital Beata María Ana de Jesús. También ha sido, de 1988 a 1995, director del Instituto de Teología a distancia; colaborador en la parroquia de San Vicente Ferrer, de 1983 a 2002; y miembro y relator del III Sínodo diocesano de Madrid, durante el año 2005. Desde el año 1995, es delegado diocesano de Catequesis; profesor de Catequética en la Facultad de Teología San Dámaso; colaborador en la parroquia de San Ginés de Madrid, desde 2002; y miembro del Consejo Presbiteral, desde el año 2003. El 15 de diciembre de 2006 fue nombrado Obispo de Zamora y tomó posesión de la Diócesis el 4 de febrero de 2007. Otros datos de interés En la Conferencia Episcopal Española ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 2008 a 2011. Desde este último año es miembro de la Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural