Un español, nuevo Doctor de la Iglesia

Mons. Francisco Gil Hellín   A diferencia de lo que ocurre con los mediocres, los hombres verdaderamente grandes se agigantan con el paso del tiempo. Es lo que ha ocurrido con el santo patrono del Clero Español: san Juan de Ávila. Un sacerdote secular que recorrió Andalucía,La Manchay  Extremadura durante el siglo dieciséis, predicando el evangelio con gran fervor y competencia.La Iglesiano le canonizó hasta 1970, pero ahora le va a colocar en el pedestal que reserva a los que considera grandes entre los grandes, declarándole doctor.

Este título ha sido otorgado hasta ahora a treinta y tres personas. España puede enorgullecerse de que en esa corta lista estén san Isidoro de Sevilla, san Juan dela Cruzy santa Teresa de Jesús. El título de “doctor” se otorga al que ha estudiado y contemplado con especial clarividencia los misterios de la fe, tiene la capacidad de exponerlos de modo que sea para los fieles guía en su vida espiritual y en su formación, y ha vivido en plena coherencia con lo que enseñaba.

Los obispos de España hemos estado reunidos hace unos días en Madrid, celebrando una Sesión Plenaria dela ConferenciaEpiscopal.Al concluirla, hemos hecho público un “mensaje” en el que nos hacemos eco de la próxima Declaración de san Juan de Ávila como Doctor dela IglesiaUniversale invitamos a los fieles a participar en los actos que se celebrarán en Roma y en diversos lugares de España, los cuales se anunciarán oportunamente.

Se trata, sin duda, de un gran acontecimiento para nosotros y puede significar un importante impulso a la nueva evangelización, en la cual estamos comprometidos y hacia la que caminamos con paso cada vez más decidido en todala Iglesia. Comodecimos los obispos en el citado mensaje, el ejemplo y enseñanza de san Juan de Ávila son “actualísimos ahora, en este momento crucial en que nos apremia la urgencia de una nueva evangelización”.   

San Juan de Ávila, en efecto, nos ha legado un gran amor ala SagradaEscritura, alma de toda evangelización –que él conocía a fondo y sabía casi de memoria-, un encendido amor ala SagradaEucaristía-que celebraba con inmenso fervor y ante la cual pasaba muchas horas preparando sus predicaciones-, un deseo sincero y eficaz de reforma auténtica enla Iglesia-mediante la renovación del clero y del pueblo- y una gran estima y conocimiento del Sacerdocio. Además, vivió en un momento en quela Iglesiacelebró uno de sus grandes concilios ecuménicos: el Concilio de Trento, al cual envió dos importantes Memoriales que tuvieron notoria influencia en ese Concilio.

Sus obras más conocidas son Audi, filia, un gran tratado de vida espiritual, Tratado sobre el sacerdocio, Tratado del amor de Dios, Doctrina Cristiana (un Catecismo que podía ser recitado y cantado), Pláticas espirituales, Sermones y un espléndido Epistolario.

Como suele ocurrir con los santos, otros muchos entraron en contacto con él y se beneficiaron de sus consejos y doctrina. Entre ellos, san Ignacio de Loyola, san Juan dela Cruz, san Juan de Dios, san Pedro Alcántara y la misma santa Teresa de Jesús.

Nuestra diócesis tiene una especial vinculación con san Juan de Ávila, gracias ala Facultadde Teología. En ella existe, casi desde su fundación, un Instituto especializado de Teología del Sacerdocio que lleva por nombre “Instituto Juan de Ávila” y está bajo el patrocinio de este santo. Gracias a los simposios internacionales y a las publicaciones especializadas el nombre del santo y de Burgos han llegado a todas las Universidades de Teología. Estamos, pues, obligados a festejar el doctorado de nuestro santo con un relieve particular.            

+Francisco Gil Hellín

 Arzobispo de Burgos

 

Mons. Francisco Gil Hellín
Acerca de Mons. Francisco Gil Hellín 207 Articles
Mons. D. Francisco Gil Hellín nace en La Ñora, Murcia, el 2 de julio de 1940. Realizó sus Estudios de Filosofía y Teología en el Seminario Diocesano de Murcia entre 1957-1964. Obtuvo la Licenciatura en Teología Dogmática por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma entre 1966-1968. Además, estudió Teología Moral en la Pontificia Academia S. Alfonso de Roma entre los años 1969-1970. Es Doctor en Teológía por la Universidad de Navarra en 1975. CARGOS PASTORALES Ejerció de Canónigo Penitenciario en Albacete entre 1972-1975 y en Valencia de 1975-1988. Subsecretario del Pontificio Consejo para la Familia de la Santa Sede de 1985 a 1996. Fue Vicedirector del Instituto de Totana, Murcia entre 1964-1966 y profesor de Teología en la Facultad de Teología San Vicente Ferrer de Valencia (1975-1985). También en el Istituto Juan PAblo II para EStudios sobre el Matrimonio y Familia (Roma, 1985-1997) y en el Pontificio Ateneo de la Santa Cruz en Roma (1986-1997). Juan Pablo II le nombraría despues Secretario del Dicasterio de 1996 a 2002. Fue nombrado Arzobispo de la Archidiócesis de Burgos el 28 de marzo de 2002, dejando su cargo en la Santa Sede, y llamado a ser miembro del Comité de Presidencia del Pontificio Consejo para la Familia desde entonces. El papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la archidiócesis de Burgos el 30 de octubre de 2015, siendo administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor, el 28 de noviembre de 2015. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar y de la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida desde el año 2002. Ha sido miembro de la Comisión Permanente en representación de la Provincia Eclesiástica de Burgos desde 2011 hasta 2015. Además fue miembro de la Comisión Episcopal del Clero de 2002 a 2005.