Plan Diocesano de Pastoral

Mons. Carlos Escribano     La Comisión Diocesana para la elaboración del Plan Diocesano de Pastoral, ha enviado el borrador del mismo a las parroquias, comunidades religiosas, movimientos apostólicos, cofradías, delegaciones, asociaciones, etc. para su estudio, y dar comienzo así a la segunda fase de trabajo que debe concluir con la publicación y la puesta en marcha de nuestro Plan Diocesano de Pastoral para los próximos tres años.                                                

El borrador ha sido elaborado partiendo de las reflexiones realizadas hasta el momento por los distintos grupos y las aportaciones introducidas por el Consejo Diocesano de Pastoral.

La actual propuesta de trabajo engloba cuatro grandes áreas de acción, que se trabajarán en los cursos venideros: para el primer año (2012-13) se plantea el tema del primer anuncio, según el espíritu del Año de la Fe. El segundo curso (2013-14) habrá una doble propuesta: la dinamización de la pastoral con los jóvenes y la especial atención a la pastoral de los pueblos pequeños. El último año del Plan (2014-15) culminaría con el desarrollo de la pastoral familiar.

En cada una de estas áreas se invita a profundizar desde la perspectiva de la comunión, la evangelización, la celebración y la caridad. Es necesario retomar las aportaciones realizadas hasta ahora y priorizar aquellas más importantes para poder trabajarlas de manera sistemática y eficaz en los próximos años. La participación en la primera fase ha sido más que notable, pero quiero desde estas líneas hacer un llamamiento para que esta participación se incremente, como signo de comunión y de corresponsabilidad pastoral por parte todos los que formamos la Iglesia que peregrina en la diócesis de Teruel y Albarracín.

Todos los trabajos que estamos realizando deben ayudarnos a situarnos en una sincera confianza en Cristo y una convicción profunda de que la tarea de evangelización que tenemos por delante es, ante todo, un desafío espiritual que sólo pueden afrontar cristianos que deseen seguir radicalmente a Cristo y quieran alcanzar la santidad. Es mucho el trabajo  que nos queda en estos meses de preparación y en la posterior puesta en práctica de este Plan Diocesano de Pastoral, pero tengo la seguridad de que los primeros beneficiados vamos a ser todos aquellos que tomemos conciencia de que nuestro compromiso evangelizador vigoriza nuestra fe, dotándola de un mayor entusiasmo y nuevas motivaciones.

Para terminar, me animo a traer aquí un trozo de la oración preparada por nuestra Delegación Diocesana de Liturgia, como ruego compartido para seguir implorando a Dios su ayuda ante este gran reto que estamos desarrollando: “Tú que riegas nuestra tierra en sequía, fecunda también nuestros corazones con la fuerza vivificante del Espíritu, para que, a lo largo de este periodo de escucha, trabajo y oración, Él inspire nuestras reflexiones diocesanas siendo testigos de esperanza y podamos, así, fortalecer y afianzar nuestra tarea de evangelización y misión en este aquí y ahora de la historia”.

 

+ Carlos Escribano Subías

Obispo de Teruel y Albarracín

Mons. Carlos Escribano Subías
Acerca de Mons. Carlos Escribano Subías 176 Articles
Monseñor Carlos Manuel Escribano Subías nació el 15 de agosto de 1964 en Carballo (La Coruña), donde residían sus padres por motivos de trabajo. Su infancia y juventud transcurrieron en Monzón (Huesca). Diplomado en Ciencias Empresariales, trabajó varios años en empresas de Monzón. Más tarde fue seminarista de la diócesis de Lérida -a la que perteneció Monzón hasta 1995-, y fue enviado por su obispo al Seminario Internacional Bidasoa (Pamplona). Posteriormente, obtuvo la Licenciatura en Teología Moral en la Universidad Gregoriana de Roma (1996). Ordenado sacerdote en Zaragoza el 14 de julio de 1996 por monseñor Elías Yanes, ha desempeñado su ministerio en las parroquias de Santa Engracia (como vicario parroquial, 1996-2000, y como párroco, 2008-2010) y del Sagrado Corazón de Jesús (2000-2008), en dicha ciudad. En la diócesis de Zaragoza ha ejercido de arcipreste del arciprestazgo de Santa Engracia (1998-2005) y Vicario Episcopal de la Vicaría I (2005-2010). Como tal ha sido miembro de los Consejos Pastoral y Presbiteral Diocesanos. Además, ha sido Consiliario del Movimiento Familiar Cristiano (2003-2010), de la Delegación Episcopal de Familia y Vida (2006-2010) y de la Asociación Católica de Propagandistas (2007-2010). Ha impartido clases de Teología Moral en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón desde el año 2005 y conferencias sobre Pastoral Familiar en diferentes lugares de España. Finalmente, ha formado parte del Patronato de la Universidad San Jorge (2006-2008) y de la Fundación San Valero (2008-2010). Benedicto XVI le nombró obispo de Teruel y de Albarracín el 20 de julio de 2010, sucediendo a monseñor José Manuel Lorca Planes, nombrado Obispo de Cartagena en julio de 2009. Ordenado como Obispo de Teruel y de Albarracín el 26 de septiembre de 2010 en la S. I. Catedral de Teruel.