Más de 200 religiosos de la Provincia Eclesiástica de Granada se reunieron en Guadix

El pasado sábado 14 de abril, los religiosos de la Provincia Eclesiástica de Granada, que comprende las diócesis de Málaga, Almería, Cartagena, Jaén, Granada y Guadix, se reunieron en el Centro Diocesano de Espiritualidad de la ciudad accitana. Y lo hicieron para pasar una jornada de convivencia, de formación y de promoción cultural.

Se dieron cita en Guadix más de 200 religiosos y religiosas, venidos de todas las diócesis citadas. En el programa estaba previsto que se escucharan dos ponencias impartidas por el jesuita Elías Royón, que es presidente nacional de Confer.

Una de esas conferencias llevaba por título «la vida cristiana como vocación. Promover vocaciones: Un desafío para la Vida Religiosa” y abordaba el tema de la necesidad de dinamizar las vocaciones en la Iglesia, también a la vida religiosa. Para ello, había que ser testigos convincentes para el mundo. La otra conferencia hizo referencia a la esencia de la vida religiosa y a cómo de cara al futuro se ha de contar con la fidelidad a los orígenes.

La jornada tuvo también una dimensión festiva y de encuentro fraterno. Sobre todo, fue al compartir el bocadillo y la sobremesa cuando esa fraternidad se hizo más explicita. Después, hubo tiempo, durante la tarde, para conocer la ciudad de Guadix, el barrio de Las Cuevas y la catedral y su museo, con una visita guiada y acompañada por las explicaciones del sacerdote accitano Manuel Amezcua.

El Obispo de Guadix, monseñor Ginés García, compartió la jornada con los religiosos: primero con la celebración de la Eucaristía y, después, con el bocadillo durante el almuerzo y la sobremesa. Sin duda, fue un día de formación, de celebración, de encuentro y de estímulo para la vida religiosa de la provincia Eclesiástica de Granada.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43941 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).