El proyecto “Jóvenes en paro”

Mons. Lluís Martínez Sistach    Durante la pasada Cuaresmase han celebrado en Barcelona y en otras once ciudades europeas diversos actos de la llamada Misión Metrópolis. Esta iniciativa se ha centrado en la evangelización, es decir, en la propuesta de vivir un encuentro con Jesús y con su Evangelio a las personas que no lo conocen o que, conociéndolo, se han alejado de la práctica religiosa y de la comunidad cristiana. Durante estas semanas de Pascua celebraremos el último acto dela Misión Metrópolis: dar a conocer todavía más el proyecto “Jóvenes en paro”, que iniciamos el año pasado con motivo de mis bodas de oro de ordenación sacerdotal. Para ello contamos con la colaboración desinteresada de los dos clubs de fútbol más importantes de la ciudad: el Fútbol Club Barcelona y el Real Club Deportivo Español.

Se trata, cronológicamente hablando, del último acto de la Misión Metrópolis. Peroes muy importante porque comporta la presencia de la acción social en el programa que hemos ido realizando. El esfuerzo actual de la Iglesia para evangelizar el mundo de hoy –la nueva evangelización– no sería auténticamente cristiano y eclesial si olvidara la caridad y el amor. Esta es una de las tres dimensiones de la misión dela Iglesia. En este aspecto, en la reunión de los arzobispos de las doce ciudades europeas que hemos celebrado la Misión, al hablar de la acción social que nos sugerían hacer, pareció mejor respetar lo que se creyera más conveniente en cada lugar.

Recuerdo que en aquella reunión expuse que en nuestro país el 50% de los jóvenes en edad laboral no encuentran trabajo, con todo lo que esto representa para ellos y sus familias, y que nosotros pensábamos trabajar en este programa social que hemos iniciado y que se va realizando gracias a Cáritas Diocesana. Los jóvenes sin trabajo no ven futuro a su vida. Muchos padres sufren porque sus hijos no encuentran su primer trabajo. Todo ello tiene consecuencias muy negativas para los mismos jóvenes y para el país entero.

Hemos querido empezar a hacer algo, como sociedad civil. A veces las acciones surgidas de la iniciativa social abren caminos a la acción política. Podríamos dar ejemplos muy concretos al respecto. Nuestro programa lo hemos titulado “Jóvenes en paro”. Nuestras posibilidades son limitadas. Somos muy conscientes de ello. Sabemos que el grave problema del paro –y en especial del paro juvenil- no lo puede resolverla Iglesia. Esuna cuestión eminentemente política; y es la política la primera que debe buscar caminos de solución. “La Iglesia no puede ni debe sustituir al Estado”, nos ha dicho Benedicto XVI en su primera encíclica. Pero –tal como añade el Papa- “tampoco puede ni debe quedarse al margen de la lucha por la justicia”.

Nuestro proyecto se inscribe en el programa de formación e inserción sociolaboral que Cáritas realiza desde hace años, que ahora se ha intensificado. Para conseguir este objetivo se realizan itinerarios de inserción laboral personalizados y adaptados a distintas necesidades: acogida y conocimiento de las lenguas que el joven necesita, orientación laboral y espacios de búsqueda de trabajo, formación ocupacional de corta y larga duración, mediación laboral con las empresas y bolsa de trabajo, etc. Cáritas Diocesana, durante 2011, en su programa de formación e inserción sociolaboral general, atendió a 2.471 personas, de las que 951 eran jóvenes (el 38,5%). Los jóvenes atendidos en los programas dirigidos a ellos fueron 1.135.

 

+ Lluís Martínez Sistach

Cardenal arzobispo de Barcelona

Mons. Lluís Martínez Sistach
Acerca de Mons. Lluís Martínez Sistach 187 Articles
El Cardenal Martínez Sistach nace en Barcelona el 29 del abril de 1937. Cursó los Estudios Eclesiásticos en el Seminario Mayor de Barcelona entre los años 1954 y 1961. Fue ordenado sacerdote el 17 de septiembre de 1961 en Cornellá de Llobregat. Entre 1962 y 1967 cursó estudios jurídicos en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, doctorándose en Derecho Canónico y Civil. Terminados sus estudios jurídicos en Roma, fue nombrado Notario del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, cargó que ocupo desde 1967 a 1972. Desde ese mismo año y hasta 1979, fue Vicario Judicial Adjunto del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, y de 1975 a 1987, Profesor de Derecho Canónico de la Facultad de Teología de Cataluña, en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona y en el Instituto de los PP. Salesianos de Barcelona. De 1979 y 1987 fue Vicario General de la archidiócesis de Barcelona. En 1983 fue elegido Presidente de la Asociación Española de Canonistas. CARGOS PASTORALES Fue nombrado Obispo auxiliar de Barcelona el 6 de noviembre de 1987. Recibió la ordenación episcopal el 27 de diciembre de ese mismo año. Fue nombrado Obispo de Tortosa el 17 de mayo de 1991. El 20 de febrero de 1997 fue promovido a Arzobispo Metropolitano de Tarragona y el 15 de junio de 2004 a Arzobispo Metropolitano de Barcelona. El 6 de noviembre de 2015 el papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la archidiócesis de Barcelona, siendo administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor, el 26 de diciembre del mismo año. Es Gran Canciller de la Facultad de Teología de Catalunya y de la Facultad de Filosofía de Catalunya, y Presidente de la Fundación “Escola Cristiana de Catalunya”. Creado Cardenal en el Consistorio de noviembre de 2007. En la Curia Romana es miembro, desde mayo de 2008, del Pontificio Consejo para los Laicos, del que ya era consultor desde 1996; del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos de la Iglesia, desde 2002, y desde julio de 2006, es también miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, cargo para el que fue ratificado en mayo de 2008. Desde junio de 2010 es miembro de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede. El 9 de abril de 2013 la Generalitat de Cataluña le otorgó la Medalla de Oro. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos, de la que ya fue miembro desde 1987 al 2005 y Presidente de 1990 al 2002. Formó parte del Comité Ejecutivo de 2005 al 2011, año que fue elegido Presidente de la Comisión de Liturgia para el trienio 2011-2014. Desde este último y hasta diciembre de 2015, era miembro de la Comisión Permanente.