La clase de religión

Mons. Ruiz Matorell   Queridos hermanos en el Señor:

Os deseo gracia y paz.

Se aproxima el plazo de preinscripción para el próximo curso. Se trata de un momento decisivo en el que los padres deben decidir la orientación que desean dar a la educación de sus hijos.  

En este proceso de discernimiento no se debe olvidar la importancia de la Religión y Moral Católica para una educación integral. 

La oferta de la enseñanza de la Religión y Moral Católica es obligatoria para los centros y de carácter voluntario para los alumnos.La educación religiosa y moral contribuye a formarpersonas de calidad, respetuosas, íntegras, comprometidas, con valores, con identidad propia, personas autónomas en sus decisiones,con capacidad de iniciativa en y para la vida. 

En lo más profundo de cada uno de nosotros hay un deseo de plenitud. Una gran esperanza nos ilumina y nos anima. Y la verdadera plenitud de la vida se encuentra solamente en Jesucristo. Por eso, es muy importante conocerle, escucharle. Porque en Jesucristo encontramos razones para vivir, para creer, para vivir en actitud esperanzada y para amar.

El Papa Benedicto XVI dijo el 24 de abril de 2005, en la homilía de inauguración de su Pontificado: “Quien deja entrar a Cristo en su vidano pierde nada, absolutamente nada, de lo que hace la vida libre, bella y grande. Sólo con esta amistad se abren las puertas de la vida. Sólo con esta amistad se abren realmente las grandes potencialidades de la condición humana. Sólo con esta amistad experimentamos lo que es bello y lo que nos libera. Él no quita nada y lo da todo… Nada más bello que conocerle y comunicar a los otros la amistad con él”. 

En su encíclica “Spe Salvi” Benedicto XVI afirma queel “elemento distintivo de los cristianos” es “el hecho de que ellos tienen un futuro, saben que su vida, en conjunto, no acaba en el vacío. El Evangelio no es solamente una comunicación de cosas que se pueden saber, sino una comunicación que comporta hechos y cambia la vida. La puerta oscura del tiempo, del futuro, ha sido abierta de par en par. Quien tiene esperanza vive de otra manera; se le ha dado una vida nueva” (nº 2). 

La clase de Religión contribuye a formar al estudiante armónicamente, en todas sus dimensiones -humana, social y trascendente-, para que llegue a ser una persona íntegra, libre, unificada,responsable y comprometida.
Benedicto XVI nos dice: “No tenemos que pensar que se trata de un paquete de reglas, que cargamos sobre los hombros como una mochila pesada en el camino de la vida. Al final la fe es sencilla y rica: ¿creemos que Dios existe, que Dios cuenta? ¿Pero de qué Dios hablamos? Un Dios con un rostro, un rostro humano, un Dios que reconcilia, que vence el odio y da esa fuerza de la paz que nadie más puede dar. Necesitamos dar a entender que en realidad el cristianismo es muy sencillo y por consiguiente muy rico”.
La clase de Religión y Moral Católica no resuelve todos los problemas, pero ayuda a afrontarlos con una nueva luz y una capacidad que procede del encuentro con Jesucristo, que nos sigue diciendo: “Yo soy el camino, y la verdad y la vida” (Jn 14,5).  

¡Apuntad a vuestros hijos a la clase de Religión!

Recibid mi cordial saludo y mi bendición.

+Julián Ruiz Martorell

Obispo de Jaca y de Huesca

 

Mons. Julián Ruiz Martorell
Acerca de Mons. Julián Ruiz Martorell 395 Articles
D. Julián RUIZ MARTORELL nació en Cuenca el 19 de enero de 1957. Desde pequeño vive en Zaragoza. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza, siendo alumno del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). Fue ordenado sacerdote en Zaragoza el 24 de octubre de 1981. Encargos pastorales desempeñados: 1981-1983: Ecónomo de Plasencia de Jalón y Encargado de Bardallur; 1983: Encargado de Bárboles, Pleitas y Oitura; 1983-1988: Durante sus estudios en Roma, Capellán de las Religiosas "Battistine"; 1988-1993: Adscrito a la Parroquia de Santa Rafaela María, en Zaragoza; 1991-2005: Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar"; 1994-2010: Capellán de la comunidad religiosa del Colegio Teresiano del Pilar; 1998-2005: Director del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón; 1999-2005: Director del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín"; 2007-2010: Delegado de Culto y Pastoral de El Pilar. Fue nombrado obispo de Huesca y de Jaca el 30 de diciembre de 2010. En ese momento desempeñaba los siguientes cargos y tareas: Profesor de Sagrada Escritura del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (1988), del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar" (1988) y del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín" (1988); Miembro del Consejo Diocesano de Pastoral (1993); Miembro del Consejo Presbiteral (1998); Canónigo de la Catedral Basílica "Nuestra Señora del Pilar" de Zaragoza (2004); Miembro del Colegio de Consultores (2005) y Secretario del Consejo Presbiteral; y Vicario General de la Archidiócesis (2009). Fue ordenado obispo en la S. I. Catedral de Huesca el 5 de marzo de 2011. Tomó posesión de la diócesis de Jaca al día siguiente en la S. I. Catedral de esta diócesis.